Junta Departamental de Salto | ACTA No. 103 – 46ª SESIÓN EXTRAORDINARIA
Sitio de la Junta Departamental de Salto - Gestión 2017-2018 Edil Alberto Villas Boas
Junta Departamental Salto Alberto Villas Boas
18158
post-template-default,single,single-post,postid-18158,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-1.0,qode-theme-jds,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

ACTA No. 103 – 46ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

ACTA No. 103

46ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

 

En la ciudad de Salto, a los diecinueve días del mes de marzo de dos mil dieciocho, siendo la hora veinte, se reúne la JUNTA DEPARTAMENTAL DE SALTO en SESIÓN EXTRAORDINARIA, bajo la Presidencia de su titular, señor Edil José Alberto VILLAS BOAS y de su Primera Vicepresidenta, señora Edila María de los Ángeles MÁRQUEZ, y con la asistencia de los siguientes señores ediles:

TITULARES SUPLENTES
EDUARDO GODOY LEODAR DE PAULA
ARIEL REYES ENZO GARCÍA
LILIANA FILONENKO ANA GRATTONE
GRACIELA BEPPO SORAYA GODOY
SONNIA RODRÍGUEZ CARLOS BEASLEY
CÉSAR BENTOS PEREIRA MARIANA CENTRÓN
JORGE PINTOS ROXANA COSTA
FERNANDO IRABUENA LETICIA GONZÁLEZ
JOAQUÍN SOUZA SILVIO TRINDADE
GERMÁN MILICH MIGUEL GIRARD
FÁTIMA FROLA CARMEN ORTÍZ
JOSÉ F. SILVA MARÍA A. VIERA
STELLA MAGNÍN ROXANA SORIA
GRANDENEL CARDOZO WALTER ARAÚJO
  GLODOMAR FRAGA
  HUGO PREVIALE
  MENALVINA PEREIRA DAS NEVES
  GUSTAVO CORONEL
  VICTORIA FERREIRA

 

Con licencia los señores ediles: Gonzalo COUTINHO RODRÍGUEZ, Alejandro IRIGOYEN, Lourdes ACEVEDO, Marcelo RODRÍGUEZ y Carlos COUTINHO MAGNONE.

Actúan en Secretaría el señor Secretario General, Dr. Manuel BARREIRO y la señora Directora General, Mtra. Adriana FERREIRA.

Como Jefa Departamento de Taquigrafía su titular, señora Ana G. MACCIÓ.

SEÑOR PRESIDENTE.- Buenas noches, señores ediles y señoras edilas. Siendo su mes, ¡felicidades a todas las mujeres!, más allá que ya haya pasado el 8 de marzo.

Iniciamos la 46ª Sesión Extraordinaria, Acta No. 103, del día 19 de marzo, para considerar el siguiente

ORDEN DEL DÍA

“DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER”, SOLICITADA POR LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, DESARROLLO SOCIAL Y GÉNERO DE LA CORPORACIÓN. (ASUNTO N°. 88/2018).

Asunto No. 88/2018

“Salto, 16 de marzo de 2018.-

“Señor Alberto Villas Boas

“Presidente de la Junta Departamental de Salto

“Presente

“De nuestra mayor consideración:

“La Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género solicita a usted se convoque a SESIÓN EXTRAORDINARIA, para el día 19 de marzo de 2018 a la hora 20:00 con el fin de conmemorar el “Día Internacional de la Mujer.

“Sin otro particular y esperando pronta respuesta. Saluda a usted atentamente,

“Señor Edil Joaquín SOUZA. Señora Edil Stella MAGNIN. Señor Edil Martín BURUTARÁN. Señor Edil Ariel REYES.”

Como es de orden, no voy a continuar; quiero invitar a la Primera Vicepresidenta de la Junta para que lleve adelante la sesión.

Muchas gracias.

(SIENDO LA HORA VEINTE Y UN MINUTO PASA A OCUPAR SU BANCA DE EDIL EL SEÑOR PRESIDENTE DE LA CORPORACIÓN, JOSÉ VILLAS BOAS, PASANDO A OCUPAR LA PRESIDENCIA LA PRIMERA VICEPRESIDENTA, SEÑORA EDILA MARÍA DE LOS ÁNGELES MÁRQUEZ).

SEÑORA PRESIDENTA.- Buenas noches a todos los presentes, buenas noches señores ediles.

Le doy la palabra al Secretario General de esta Junta, quien quiere hacer una invitación especial, así completamos la Mesa con mujeres.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Invito a la señora Directora General a ocupar la Secretaría General durante el desarrollo de esta sesión.

(SIENDO LA HORA VEINTE Y DOS MINUTOS SE RETIRA DE LA SECRETARÍA GENERAL EL SEÑOR SECRETARIO GENERAL DE LA CORPORACIÓN, Dr. MANUEL M. BARREIRO, PASANDO A OCUPAR DICHO CARGO LA SEÑORA DIRECTORA GENERAL, Mtra. ADRIANA FERREIRA FLEURQUIN)

SEÑORA GRATTONE.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTE.- Continuando con la sesión, tiene la palabra la señora Edila Ana Grattone.

SEÑORA GRATTONE.- Buenas noches señora Presidente, compañeros y compañeras ediles, autoridades presentes, público en general.

(Dialogados)

Señora Presidenta, propongo un cuarto intermedio de cinco minutos para hacer pasar a los invitados.

SEÑORA PRESIDENTE.- Se está votando, señores ediles.

(Apoyado)

Vota Presidencia.

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Señores ediles, estamos en cuarto intermedio de cinco minutos.

(SIENDO LA HORA VEINTE Y TRES MINUTOS SE PASA A CUARTO INTERMEDIO)

(SIENDO LA HORA VEINTE Y SEIS MINUTOS SE LEVANTA EL CUARTO INTERMEDIO, INGRESANDO A SALA LOS SEÑORES INVITADOS)

Buenas noches nuevamente, ahora con los invitados en sala, bienvenidos a todos.

Vamos a dar la bienvenida especial a la Alcaldesa de Mataojo, María Alejandra Fagúndez, quien completa la Mesa en el día de hoy; es un honor, María Alejandra. Al Obispo de la Diócesis de Salto, Monseñor Pablo Galimberti. A la Directora de la Unidad de Género y Generaciones de la Intendencia de Salto, Nelly Rodríguez. A la suplente de la Diputada Manuela Mutti, Alba Carballo. A Policía Nacional de Tránsito, Oficial Ayudante Edward Ramos. Al Comisario Mayor Adolfo Cuello. Al Comisario Mayor Encargado de la Oficina Comunitaria, Francisco Alvez. A la Sub Comisaria Encargada de la Oficina de Violencia Doméstica, Mabel Mattío.

La verdad es que son todos muy bienvenidos a esta casa legislativa, en este homenaje a la mujer que intentamos los ediles brindar con nuestro mayor ahínco, con nuestro mayor placer.

Y antes de empezar a dar la palabra a los ediles de la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género, que son los que propusieron esta sesión extraordinaria, tenemos preparado para ustedes –gracias al equipo técnico de la Junta Departamental- en ambas pantallas, si ustedes quieren observar, vamos a tener el nombre de todas las edilas que han pasado por aquí, por esta Junta Departamental, desde el año 1985, desde la vuelta a la democracia hasta este año 2018. Estas son todas las edilas que, en varias oportunidades, durante la sesión, vamos a ir observando. Estamos absolutamente todas las mujeres que por este legislativo pasaron; hoy se homenajean a tres, pero en ellas están representadas todas las mujeres que pasaron por este legislativo. Así que es un homenaje para todas.

Ahora sí tiene la palabra la señora Edila Ana Grattone.

SEÑORA GRATTONE.- Vuelvo a dar las buenas noches, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros ediles, autoridades presentes, público en general. ¡Bienvenidas Alba, Graciela y Margarita, a esta casa, su casa!

Tres mujeres que pasaron y pasan parte de su tiempo trabajando por la sociedad salteña y aportando, desde su lugar, un granito de arena. Y en la noche de hoy, y en el mes de la mujer, la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género de esta Junta Departamental, como cada año, trabaja para que desde aquí se hagan homenajes y reconocimientos a la labor y trayectoria de personas como ustedes.

En esta oportunidad les toca a tres mujeres que dejaron una huella muy importante por su trabajo político y social y que aún siguen en carrera, trabajando y aportando lo mejor. Soy partidaria de que a los reconocimientos hay que hacerlos en vida porque, sin lugar a dudas, son un mimo para el alma y ustedes, bellas mujeres, se lo merecen.

Y sin querer opacar dicho homenaje, y, sé que ustedes, mujeres de lucha, como nosotras, entenderán a lo que me refiero, quizás muchos se preguntarán por qué no las presento por sus apellidos. Por la sencilla razón que para mí son una más de nuestro género, con los mismos derechos y obligaciones que nos unen.

Lamentablemente desde enero –y lo voy a decir desde este año porque es lamentable desde muchos años atrás- a marzo: Edelma (65 años), Julia (29 años), Vanessa (32 años), Shirley (25 años) y lo que nos marcó como salteños el 8 de marzo: Olga (44 años). Todas mujeres como nosotras, pero víctimas de femicidio.

No soy quién para decir cómo cada uno tiene que hacer su trabajo, pero sí me encuentro en la obligación como ciudadana, como mujer, como madre, como abuela, como legisladora; por las que están, por las que vendrán y por las que las callaron antes de tiempo. Sigo pensando que de nada sirven marchas multitudinarias ni hermosos discursos si se trabaja solo para la tribuna, como si fuera un espectáculo más.

En estos días he escuchado en los medios que aquí, en nuestro departamento, no contamos con una casa para estas víctimas de violencia porque el señor Intendente lo cerró supuestamente. Mi deber como legisladora, como edila, ya que somos la caja de resonancia del pueblo, me informé al respecto, y me informé muy bien, señores.

Y todos sabemos que en la parte de arriba del Hogar del Adulto Mayor hay una casa. Y también funciona otra, que fue dada en comodato en el año 2016 hasta el 2020, con el fin de albergar en ella a estas mujeres en breve estadía, como así lo requiere el modelo en el Uruguay, y con un plazo de sesenta días para solucionar la situación. Esta casa cuenta con dos dormitorios, dos baños en suite, amueblada por completo, y sobre todo, con las condiciones de seguridad que se requieren para alojamiento de estas víctimas, las cuales, una vez terminado el plazo, tienen que salir con una solución habitacional (vivienda) o irse a la casa de algún familiar, si es que lo tienen, o a sus propios hogares, si el denunciante ya está fuera del alcance de la víctima, o sea, privado de la libertad. Pero por la inoperancia de responsables a cargo, esto no funciona como es debido.

También funciona una Comisión Departamental de la Lucha contra la Violencia Doméstica. Y aquí están implicados la Intendencia, el Ministerio del Interior, el Poder Judicial, Ministerio de Salud y Mides.

Según la información, depende del Consejo Nacional Consultivo de la Lucha Contra la Violencia Doméstica, que a nivel nacional lo preside INMUJERES y Mides.

Ahora mi pregunta ¿quién es el responsable? Ninguna muerte vale semejante inoperancia –lo vuelvo a repetir-. Que cada uno asuma su responsabilidad y la cuota parte que le pertenece. Y si las personas que conforman ese equipo no funcionan, pongan a personas que realmente quieren trabajar por la causa.

Trabajemos contra el femicidio, con responsabilidad, sin rivalidad política, y sin mezquindad y oportunismo humano, solo así lograremos grandes cambios.

Espero que estas tres mujeres aquí presentes, a las que vamos a homenajear, sepan entender que no siempre puedo ocupar esta banca, y hoy era mi oportunidad de expresarme, y de decir que esta Comisión trabaja, que esta Comisión baja las banderas, y que esta Comisión lucha por la misma causa.

Me quiero despedir con un pensamiento dedicado a cada una de las mujeres aquí presentes: “Estoy feliz de ser la mujer, que hoy en día soy. Sin los tropiezos ni caídas hubiese aprendido nada de esta vida. Cada herida me ha servido. Y aquí estoy, orgullosa de cada cicatriz. Con toda certeza puedo decir que el dolor es el mejor maestro entrenador, porque gracias a él me he convertido en esta mujer que hoy soy: valiente, fuerte e independiente”.

Señora Presidenta, quiero que la versión taquigráfica de mis palabras llegue a cada institución de las representantes de la Comisión de la Lucha contra la Violencia Doméstica en Salto, a la Coordinadora de Género Departamental, a la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género de esta Junta y de todas las juntas del país, y a todos los medios de comunicación.

Muchas gracias.

SEÑORA PRESIDENTA.- Gracias señora Edila por sus palabras.

Veremos que así suceda, a pesar de que no es una media hora previa esto pero veremos que así se haga.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Alba, Graciela y Margarita, el Presidente de esta Corporación, haciendo uso de su banca, como edil, nos va a dedicar unas palabras a todas.

Tiene la palabra el señor Edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Muchas gracias, señora Presidenta.

Bienvenidos: Alcaldesa, Obispo de la Diócesis de Salto, Directora de la Unidad de Género y Generación de la Intendencia de Salto, señora suplente de la Diputada Manuela Mutti, Alba Carballo, la voy a nombrar porque Alba es parte de nuestra casa, nos acompañó durante mucho tiempo como edila aquí; Policía Nacional de Tránsito, a los respectivos comisarios y subcomisarios que han venido hoy, muchas gracias por su presencia porque engrandece a la Junta Departamental. Y también, muchísimas gracias a Margarita Luzuriaga, a la Mtra. Alba Cocco y a la Mtra. Graciela Delgado en haber aceptado este humilde reconocimiento que la Junta Departamental les va a hacer en el día de hoy.

“Agradezco sobremanera a la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género de esta Junta Departamental al solicitar realizar una sesión extraordinaria en conmemoración de una fecha tan importante y trascendente como es el Día Internacional de la Mujer, celebrada mundialmente el 8 de marzo de cada año.

Corresponde de primer orden hurgar en los antecedentes históricos de la instauración del Día Internacional de la Mujer. El primero fue una gran marcha de trabajadoras textiles en el año 1857, en Nueva York, en protesta por las miserables condiciones de las trabajadoras.

El segundo, ocurrió en 1908. Ese año, cuarenta costureras industriales de grandes factorías se declararon en huelga, y ciento veintinueve trabajadoras murieron quemadas en un incendio en una fábrica textil, las cuales todas reclamaban las condiciones de trabajo y mejoras salariales.

Mucho se avanzó durante muchos años después de estos antecedentes históricos, pero aun falta.

Y este 8 de marzo a los salteños nos marcó mucho y a fuego. Por eso, es conveniente e imperativo referirnos al rol que le corresponde desempeñar a la mujer en el Siglo XXI en las distintas actividades, ya sean de índole familiar, laboral y social; debiendo tener un papel protagónico y conforme a las exigencias que la actualidad requiere, como su constante preparación para contribuir al desarrollo y progreso (como ya lo viene haciendo), interviniendo en diferentes trabajos y desempeñando importantes cargos. Las mujeres están asumiendo su rol de la mejor manera.

Efectivamente, poco a poco, la mujer está avanzando y creciendo en espacios que antes estaban destinados solo a varones (por ejemplo, hoy son muy comunes los cargos de presidentas, ministras, congresistas, alcaldesas, edilas, etc.).

Así también, tenemos que destacar la importancia del papel de la mujer, demostrando su capacidad y competitividad en diversos trabajos, los mismos que le demandan esfuerzos, sacrificio y sobre todo compromiso de seguir contribuyendo al desarrollo de la sociedad.

Así, tenemos que para asumir el reto de muchas mujeres, jóvenes y adultas, hoy, estudian y/o trabajan en áreas que antes estaban reservadas exclusivamente para los varones, tales como: el ejército, la política, la economía, el derecho, la mecánica, la ingeniería, la ciencia, la tecnología, el manejo de maquinaria pesada, la astronáutica –que en esto también la mujer tuvo un rol muy importante-, y otras actividades más. Pero lo más importante, es que se desempeñan con igual responsabilidad y eficiencia que los varones, y cada vez son más las mujeres quienes destacan por su inteligencia, dedicación y honestidad logrando grandes éxitos profesionales y aportando desarrollo para sus países.

El origen de esta nueva generación de mujeres del Siglo XXI, irónicamente no está en el presente sino en el pasado. Es en la segunda mitad del Siglo XX donde se inicia la gesta. Esta mujer hoy se encuentra actuante y veloz escalante de posiciones sociales, profesionales, laborales, académicas, económicas y políticas de gran relevancia.

Sin duda, la mujer contemporánea le resta ir logrando vencer poco a poco el gran obstáculo del machismo, el mismo que, a duras penas, todavía se resiste a morir, hoy el hombre mayoritariamente ha reconocido el gran valor e importancia del rol que tiene la mujer en este nuevo escenario actual. Y no es para menos, porque el rol de la mujer en la sociedad ofrece un abanico de funciones, como son: amiga, compañera, madre, trabajadora, profesional, educadora, ama de casa, artista, deportista; y hoy más que nunca protagonista señera del presente y futuro prometedor de los pueblos de la tierra.

Claro que sí, a lo largo de estos años muchas cosas han cambiado. Si antes era un pensamiento errado imaginar a una mujer en un alto cargo de trabajo, o dirigiendo procesos, hoy eso es parte de lo cotidiano, de lo conocido y reconocido por propios y extraños.

La mujer de esta era es por demás emprendedora y demuestra nítidamente su avasalladora capacidad y potencial para destacar en cualquier área, más aún a nivel profesional, académico y laboral. Sin embargo, lo que a muchos nos preocupa es que al tiempo que esto ocurre en algunas latitudes, lamentablemente hay millones de zonas donde las niñas, jóvenes, madres y ancianas experimentan la violencia, el acoso sexual y la desigualdad de derechos ante la indolencia e inclemencia de sus gobiernos.

En realidad, sólo en la medida en que disminuyan, hasta desaparecer las discriminaciones de género y sexo, habrá un verdadero y total reconocimiento a la dignidad humana de la mujer y la humanidad en su conjunto podrá finalmente disfrutar de la plena libertad que le corresponde.

El Día Internacional de la Mujer que la doctrina refiere también como el día internacional de la mujer trabajadora, se refiere a las mujeres comunes y corrientes como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pos de la igualdad negada o restringida por el hombre; el mismo que lamentablemente olvidó y olvida aun que los derechos de la mujer no se los tienen que ganar, ni mucho menos se los tienen que otorgar, es más, ni siquiera la ley pudo otorgárselos, sólo le quedó a la ley reconocérselos, ya que los derechos de la mujer se encuentran ínsitamente presentes en cada mujer únicamente por el solo hecho de ser mujer.

Debo dejar constancia que hombres y mujeres, como personas que somos, estamos en la obligación de contribuir con hechos más que con palabras a propiciar y difundir, hoy más que nunca, la igualdad de la mujer. Pero dicho compromiso no deberá estar basado en fomentar la llamada “discriminación positiva” a favor de las mujeres y en perjuicio de los hombres o en contra de la “discriminación negativa”, sino más bien, deberá estar basado en sus propios merecimientos, así como en el desempeño de sus funciones y responsabilidades.

Hagamos verdaderos votos y compromisos para que el real sitial y total reconocimiento de los derechos de la mujer se den muy pronto en las mentes y corazones de las personas de todo el mundo.

Finalmente hoy, que celebrados el Día Internacional de la Mujer, expreso mi saludo, reconocimiento y felicitación a todas las mujeres anónimas o no, presentes o no, de todas las partes del mundo.

Pero muy especialmente a las que la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género de esta Junta Departamental decidió otorgar un reconocimiento por su participación en este ámbito político, como lo son: señora MARGARITA LUZURIAGA, Mtra. ALBA COCCO y Mtra. GRACIELA DELGADO, felicitaciones a las tres por el trabajo desarrollado durante el transcurso de este tiempo.

¡VIVA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER!”.

Muchas gracias, señora Presidenta.

SEÑORA CENTRÓN.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias a usted, señor Presidente.

Tiene la palabra la señora Edila Mariana Centrón.

SEÑORA CENTRÓN.- Buenas noches, señora Presidenta.

Me quiero referir a la compañera Alba Cocco, pero antes de relatar un poco aspectos de su vida quería celebrar que nuestra Comisión en el Mes de la Mujer, está homenajeando a mujeres dedicadas a la vida política, y eso no es menor, porque fue producto de un consenso que tuvimos dentro de la Comisión, que le teníamos que dar mucha importancia a aquellas que dejan, no solo en forma remunerada sino en forma no remunerada, mucho tiempo para dedicarle a darle voz a la sin voz.

Por supuesto que me siento muy orgullosa de poder referirme a la compañera Alba Cocco, que es un ejemplo dentro de la militancia frenteamplista.

“Esta compañera se vincula a las brigadas juveniles socialistas a fines del año 1967, con diecisiete años. En esa época ya se sufría la primera ilegalidad del Partido Socialista y varios jóvenes de todo el país se vinculaban al partido por el sentimiento de indignación que eso generaba.

En el año 1971 participó, junto con muchos compañeros y compañeras, en la fundación del Frente Amplio en Salto.

Se destaca por ser una activa militante socialista y frenteamplista desde su fundación, aún en la dictadura.

Expresa la misma que: dicha tarea no ha sido fácil, a veces tenía doble o triple jornada, con hijos chicos o adolescentes, pero siempre tuvo apoyo de familiares, amigos y compañeros”.

Justamente, sobre eso dice: “Casi toda la actividad política o sindical está organizada para que puedan hacerlo los varones, en realidad casi todas las actividades de la sociedad civil están organizadas de esa forma. Ahora, algo ha cambiado, por suerte, en la mayoría de los hogares, varones y mujeres comparten las responsabilidades de las tareas del hogar y de la familia, pero no hay o hay muy pocas instituciones que hoy en día aseguren que, para que las mujeres y varones participen tanto en lo sindical como en lo político, sus hijos estén bien atendidos”.

En el año 1984 con un grupo de compañeras y compañeras de diferentes sectores se vuelve a refundar el Frente Amplio en Salto y participaban en reuniones de la concertación con sectores de los partidos tradicionales.

Todas las responsabilidades políticas que ha tenido tanto en la organización interna del Frente Amplio como dentro del Partido Socialista han sido por el voto de compañeros y compañeras en forma interna o voto popular, en lo que respecta a los gobiernos departamental y nacional.

Además de militante política fue militante gremial, estudiantil en secundaria y en el Instituto de Formación Docente, en aquella época llamado Instituto Normal, fue cofundadora de Ademinos (Asociación de Estudiantes Magisteriales del Instituto Normal Salto). También tuvo militancia en el movimiento cooperativo.

Fue edila suplente en el período 1995-2000 y edila titular a partir del 2001 hasta el año 2005 y después fue diputada por el Frente Amplio a partir de mayo de 2005 a febrero de 2010.

Siendo edila trabajó en coordinación con la Secretaría de la Mujer de la Intendencia de Salto. Nuestro departamento era de los pocos que la tenía. Ocupaba su dirección la Mtra. Estrella Finozzi, una mujer muy activa y trabajadora.

En la lucha por los derechos de las mujeres, es importante destacar el papel que han jugado las organizaciones no gubernamentales que, junto con el trabajo de hormiga de tantas anónimas, cerraron filas para que en el primer gobierno frenteamplista se creara el Instituto de la Mujer, hoy llamado Inmujeres, y se lo dotara de fondos.

Participó, junto con las edilas de los otros partidos, en la fundación de la Red de Mujeres Políticas, y participó siendo diputada en la bancada bicameral femenina.

En la Junta estuvo en distintas comisiones. Siendo edila titular integró la Comisión de Legislación y Reglamento.

De las distintas intervenciones que realizó en la Junta se destaca una: sobre la situación del consumo problemático de sustancias, el alcohol y otras drogas, donde propuso la conformación de una comisión departamental para atender esos temas.

En su momento solicitó que sus palabras, su exposición y proyecto fueran a la Dirección del Hospital, a las direcciones de centros educativos y otros organismos del Estado, lo que fue acompañado por la unanimidad del plenario de la Junta Departamental, pero, lamentablemente, la iniciativa no tuvo éxito. El único que se comunicó con ella fue el Director del Hospital, Dr. Silveira. Aún no existían las juntas departamentales de drogas, sí estaba conformada desde 1988 la Junta Nacional de Drogas, creada en el gobierno del Dr. Sanguinetti.

Siendo edila y luego diputada estuvo siempre preocupada por la situación de las mujeres trabajadoras en general pero en especial por las más desprotegidas, por las mujeres rurales, las mujeres que trabajaban en la cosecha de la naranja y por las trabajadoras domésticas. Sobre éstas, recuerda, que conformaron su sindicato y tenían una guardería que funcionaba en el local de AUTE, donde atendían a los hijos e hijas de las trabajadoras y se brindaba desayuno, almuerzo y merienda.

Recibieron apoyo del INDA, de otras instituciones estatales, organizaciones no gubernamentales, sindicatos y comercios del medio. Junto con otros ediles, apoyó con entusiasmo este importante servicio.

Siendo edila, visitó nuestro departamento la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes, lo que le permitió estrechar vínculos con las trabajadoras de la naranja y conocer más sobre las duras condiciones de trabajo de las mismas.

Desde el año 1990 integra el Comité Central del Partido Socialista del Uruguay, reelecta en cada Congreso.

Desde el año 2012, integra el Comité Ejecutivo Nacional, órgano de dirección cotidiana del partido.

Desde 2016, es la Secretaria Nacional de Equidad y Género del Partido Socialista.

Asimismo, integra el Comité Departamental del Partido desde antes de la dictadura, reelecta en forma sucesiva desde entonces hasta la actualidad.

Actualmente milita en el Comité Centro “Lilí Lerena de Seregni” del Frente Amplio en Salto.

Por último, quería acercarle a Albita, las palabras de algunos compañeros que la quieren saludar. Y se refieren a ella como “una compañera que se integra a la vida política reconociendo que es un derecho de todas las mujeres y hombres, pero lo hace desde la responsabilidad, la ética y la visión de futuro”.

“Sobre Alba podemos decir que su trabajo lo hace desde lo colectivo, desde lo orgánico, es decir, discute las problemáticas importantes para su pueblo desde adentro de las organizaciones, defendiendo siempre sus ideales”.

“Se la reconoce como estudiosa, reflexiva y sensible a todas las causas justas. Cree en las transformaciones sociales, pero también sabe que estas demandan tiempo, lucha y organización”.

“Se la ve siempre presente en las luchas por la destitución de los derechos de los destituidos y de los presos políticos durante la dictadura. Y ya en democracia la vimos activamente militando en todo lo referente a la defensa de los entes públicos. La vimos manifestándose contra el cierre de El Espinillar, por la cantidad de puestos de trabajo que se perdieron y el costo social que significó. La vimos manifestándose contra el cierre de AFE, militando en el plebiscito del 92, en la ley de defensa de las empresas públicas”.

“Y más cercano en el tiempo la reconocemos como defensora de la ley de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo”.

“Porque es que cada vez que se reivindiquen los derechos políticos, sociales y civiles allí la encontraremos a Albita”.

Gracias, señora Presidenta.

SEÑORA ORTIZ.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias a usted por sus palabras, señora Edila.

Tiene la palabra la señora Edila Carmen Ortiz.

SEÑORA ORTIZ.- Gracias, señora Presidenta. Muy buenas noches a todos los invitados. Es un honor tener aquí a todas estas fuerzas vivas y felicitaciones a las tres homenajeadas esta noche.

Me voy a dirigir a la Maestra Graciela Delgado.

Su profesión es maestra. Ingresada a Magisterio en 1960, egresada en 1964. Ingresó en el primer grupo de maestros que egresó del Instituto Normal Oficial de Salto. Trabajó en primera instancia en la Escuela No. 2. Posteriormente en la Escuela No. 19 de Colonia Lavalleja. Cumpliendo con sus dos años para poder llevar a cabo el traslado a la Escuela No. 13, donde su madre Natalia Requelme fue la Directora por más de veintitrés años, al jubilarse su madre continúa su actividad docente por más de seis años en dicho centro.

Realiza una especialización en el área educativo-física, donde ocupa un cargo de coordinación en el departamento de Salto, cumpliendo con el rol hasta 1980. Luego se retira de la actividad como docente y se integra a la actividad privada.

Desde muy joven estuvo vinculada a la actividad gremial a través de la Asociación Magisterial de Salto, donde su madre doña Natalia Requelme fue una de las fundadoras del Magisterio como la Asociación de Amigos de la Escuela Pública.

Su familia de tradición colorada y batllista, hija de una maestra y de padre vendedor en comercios. Siempre estuvo vinculada a la actividad política militante.

En el año 1982 fue convocada por el Esc. Eduardo Malaquina para comenzar a trabajar en lo que hoy sería el Batllismo Unido.

En el primer gobierno del Esc. Malaquina fue designada Directora de Acción Social y luego estuvo a cargo de la Dirección de Planificación de la Intendencia.

Integró un grupo de mujeres y hombres, lo que fue el primer equipo de gobierno departamental del Partido Colorado.

Luego de esta etapa se integró a la familia del Dr. Jorge Batlle, hasta que éste en el año 2009 deja de ser candidato al senado por el Partido Colorado.

Durante el gobierno del Dr. Batlle, integró la Comisión Nacional de MEVIR (Movimiento de Erradicación de Vivienda Insalubre Rural) donde trabajó con varios proyectos para el norte del país y principalmente para Salto. A destacar la concreción de los núcleos habitacionales de Colonia Osimani, Barrio Albisu, Pueblo Quintana, Colonia Rubio e intervenciones en Colonia 18 de Julio y Garibaldi.

Siempre militó a favor del batllismo y en esta última etapa acompañó a su hijo Horacio en la agrupación Compromiso por Salto. Siendo electa edil suplente hasta la fecha.

En su vida siempre ha estado vinculada a compromisos de carácter social, como haber integrado la Comisión Fomento de la Escuela No. 97 y de la Escuela No. 3, que conjuntamente con la Comisión de Edificación tuvo como resultado el actual edificio de dicho centro educativo.

Hace unos días, más precisamente el 14 de marzo, cumplió 73 años y sigue, dentro de sus posibilidades, participando en todos los compromisos que la actividad lo requiere.

Por toda esta hermosa trayectoria y en su actividad política, y en ser una generosa compañera, hoy, en este día de fiesta para todas la mujeres, la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género de esta Junta homenajea a la Maestra Graciela Delgado de Brum.

SEÑORA PEREIRA DAS NEVES.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias señora Edila por sus palabras.

Tiene la palabra la señora Edila Menalvina Pereira Das Neves.

SEÑORA PEREIRA DAS NEVES.- Buenas noches, muchas gracias señora Presidenta, señores ediles, autoridades, señoras homenajeadas y público en general, bienvenidos todos.

En nombre de Margarita Luzuriaga y de las tres damas que estamos reconociendo hoy, rendimos tributo a todas las mujeres, especialmente a todas las que han estado y a las que estamos en esta Junta Departamental.

Una mujer cumple en la sociedad múltiples roles que la requieren a cada instante como hija, como madre, como trabajadora, como esposa, por nombrar algunos. Por todo lo expuesto, militar en política es por demás esforzado en el diario vivir de una mujer. Creo que lo fue aún más en el caso de Margarita.

Ella fue edila en el período de 1985 a 1990 y vaya la importancia de este período. Esta mujer siendo muy joven ya que era su primera elección trabajó arduamente para llegar a restablecer la tan esperada democracia en nuestro país. Empezó a trabajar en la Coordinadora Nacionalista de Salto organizando y promoviendo el plebiscito de 1980 para lograr elecciones. Después en las elecciones internas de los partidos políticos integró los grupos juveniles. Así en las elecciones de 1984, con la cual volvimos a la democracia, fue electa edila por la juventud del Partido Nacional.

Su gran amor por su departamento, su país y la gente y su corazón nacionalista la llevaron a militar persistentemente, sin importar que tenía que vivir a pleno su juventud. No fue un tiempo fácil para nadie. Aquellos que conocimos la dictadura, que la soportamos en la adolescencia, en el liceo, en la facultad, que soñamos con la posibilidad de opinar libremente, de vestirnos a nuestro gusto, caminar tranquilos por la calle, entre otras cosas, sabemos que no era fácil militar en política. Se ponía en realidad en riesgo la vida de una persona.

Por eso me parece sumamente valioso su aporte en estos tiempos.

Su alejamiento transitorio de la política, ya que esperamos que vuelva, fue para cumplir mejor el rol de madre y desarrollar además de su trabajo, su pasión por la danza. Hoy en Transitando Huellas con el éxito que todos sabemos que está teniendo.

Gracias Edila Margarita Luzuriaga por tan gran aporte a la política y también a la cultura.

SEÑOR GARCIA.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias, señora Edila por sus palabras.

Tiene la palabra el señor Edil Enzo García.

SEÑOR GARCÍA.- Buenas noches, señora Presidenta. Buenas noches señores ediles, invitados, homenajeadas, autoridades presentes y público en general.

Aprovecho para felicitar a las homenajeadas y a las mujeres en general.

Es bueno realizar este tipo de observaciones a quienes se han destacado en su trayectoria política visualizando más allá de las banderas y pasiones ideológicas a las que cada una pertenece.

En este sentido, a juicio personal, también considero de justicia, señora Presidenta, reconocer la trayectoria de la compañera, señora Edila Stella Magnín. La compañera es una destacable mujer en su partido y es parte de nuestra política. Siendo destacable su labor por el departamento, habiendo sido integrante en innumerables comisiones con un vasto curriculum, ocupando direcciones en el ejecutivo, legisladora en varias oportunidades, habiendo presidido esta corporación, siendo reconocida varias veces y hoy nuevamente nos acompaña en el trabajo legislativo.

Excelente compañera que no mira los colores políticos, siendo consciente de lo que es mejor para el departamento; y eso, señora Presidenta, quiero manifestarlo en este recinto, porque merece también ser destacada como ejemplo de mujer en política.

Pasando al tema de la mujer en política, es un tema que nos induce a pensar y repensar como sociedad sobre aquellos pilares que son el sustento de una vida en democracia: la libertad, igualdad, equidad, oportunidades reales, etc.

Desde esta banca al menos brevemente se pretende a muy grandes rasgos expresar algunos elementos que son parte de lo que refiere a la presencia de las mismas en la actividad política.

Hoy, las mujeres del mundo, principalmente en Occidente y por supuesto en nuestro país, son líderes dinámicas, firmes defensoras del cambio. Sin embargo, el espacio y la apertura para su liderazgo y participación política aún son limitados. El papel familiar, social y político de la mujer ha cambiado drásticamente durante las últimas décadas: pasó de ser un individuo abocado a la vida familiar y a la procreación a incorporarse activamente al mundo de la productividad, la competencia, e insertarse en la vida política del país. Su presente ya no es su pasado, pero su futuro dista mucho de su condición actual.

El sufragio femenino va más allá del derecho a emitir el voto durante cada proceso electoral; significa el reconocimiento a la igualdad en la participación política, el empoderamiento de las mujeres como dignas representantes de una democracia, y, sobre todo, debemos ser conscientes y entender que sin la participación activa de estas en todos los niveles de gobierno, no se pueden conseguir los objetivos de igualdad, desarrollo y paz. El progreso para una democracia depende en gran medida de la existencia de una auténtica asociación entre hombres y mujeres que actúen con igualdad y complementariedad, es decir, nuestra democracia debe crecer y enriquecerse a partir de nuestras diferencias.

Las mujeres se exponen con frecuencia a diferentes modelos de socialización, tienen experiencias vitales distintas a las de los hombres, suelen aportar a sus decisiones políticas sus conocimientos y experiencias. Aunque en las últimas décadas han tenido lugar grandes cambios, en la mayoría de países las mujeres todavía llevan la carga familiar, incluido el cuidado de niños y de las personas mayores.

En nuestro país, desde 1989, a medida que se han sucedido los períodos gubernamentales, la participación política de estas a nivel legislativo ha aumentado levemente. Según una investigación realizada en nuestro departamento en el año 2010 por INMUJERES, se constata que en la mayoría de los departamentos hubo avances hasta el momento, pero Salto particularmente es el que presentaba la situación con menor avance. El porcentaje de representación femenina en la Junta Departamental tuvo un incremento de participación de un seis coma cinco en el año 2010, lo cual, comparado con otros departamentos, es poco. Trece por ciento en Paysandú, casi veinte por ciento en Artigas, y veintidós en Rivera. Actualmente, creo que los números a nivel departamental han mejorado; tenemos tres legisladoras, hay un número importante de ediles mujeres, también mujeres que ocupan cargos en el ejecutivo, esperemos que se mantenga esa tendencia de presencia femenina, destacando obviamente la capacidad y los méritos.

Según otra investigación más reciente, del 2016, en cuanto a la distribución de las carteras ministeriales, a modo de reflexión y de análisis, en el gobierno de 1985-1989 con Julio María Sanguinetti, la distribución de los ministerios fue uno para las mujeres, diez para los hombres. De 1990 a 1994, Luis Alberto Lacalle, cero para las mujeres, doce para los hombres. 1995-1999, con Julio María Sanguinetti nuevamente, uno para las mujeres, once para los hombres. 2000-2004 con Jorge Batlle, cero para las mujeres, trece para los hombres. El gobierno de Tabaré Vázquez, tres para las mujeres, diez para los hombres. En el del compañero José Mujica hubo un descenso: dos para las mujeres, once para los hombres. Y en el último, actual gobierno de Tabaré Vázquez, cinco para las mujeres, ocho para los hombres.

Podemos apreciar que es en este último donde hay una tenencia más equitativa, pero aun así dista de alcanzar la paridad.

Existen ciertos ministerios que han sido presididos en nuestro país exclusivamente por hombres. Tal es el caso del Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio de Relaciones Exteriores, de Ganadería, Agricultura y Pesca, de Transporte y Obras Públicas. Esto refleja que aún persisten determinadas áreas de política donde las mujeres todavía no han sido incorporadas. Sin embargo, es importante mencionar que desde 2005, algunas carteras consideradas como masculinas fueron ocupadas por mujeres: Ministerio de Defensa, Ministerio del Interior y Ministerio de Industria.

En el ámbito legislativo, las elecciones que marcaron el fin de la dictadura y el retorno a la democracia, ninguna mujer fue electa como titular al Parlamento uruguayo. Desde entonces, la presencia de mujeres legisladoras aumentó sistemáticamente aunque de forma leve y a tasas menores que los demás países de la región. El mayor incremento se produjo en las elecciones nacionales de 2014, año en que casualmente rigió por primera y única vez –por supuesto- la ley de cuotas. En el contexto regional, Uruguay se sitúa en el puesto número 13 del ranking de participación de estas. Esto muestra que, si bien Uruguay ha sido pionero en extensión de derechos de las mujeres, el proceso que ha transitado es más lento que el de la mayoría de los países de la región.

Para ir concluyendo, señora Presidenta, desde el punto de vista político regional, hay un hecho inédito que muestra que estamos ante una situación de transformación política, en la que las mujeres equivalen a aires nuevos y renovados. En los últimos cuarenta años ha habido once mujeres presidentes en América Latina: Bolivia, Guyana, Nicaragua, Ecuador, Panamá, Argentina, Costa Rica, Chile, Brasil, y en nuestro país de manera provisional, claro, pero no ha sido la excepción con la compañera Lucía Topolansky. La participación de las mujeres en los espacios de decisión representa uno de los indicadores relevantes para determinar la calidad de la democracia de una nación. Las democracias representativas deben garantizar la integración de estas en los ámbitos legislativos en un número tendiente a reflejar la propia sociedad. Es evidente que para el caso de Uruguay, todavía queda un camino por recorrer. Sus instituciones deben procesar estratégicamente los caminos para garantizar la participación de estas en ámbitos de decisión pública así como también privada y académica.

Desde mi perspectiva diaria en la política, he presenciado a mujeres que tienen un rol muy activo en su función partidaria. Mi compañera de comisión, por ejemplo, también mujeres integrantes de la orgánica de la fuerza política Frente Amplio, que son madres, abuelas, mujeres de familia, así como muchas más, que no descuidan sus obligaciones y se hacen el tiempo para militar firmemente en las causas sociales, de una manera sólida y responsable en sus tareas, sumando así al crecimiento equitativo, buscando lo mejor para el departamento y nuestra Nación.

Muchas gracias.

SEÑORA MAGNÍN.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias, señor edil, y muchas gracias en particular por las palabras dedicadas a nuestra correligionaria Stella Magnín, que es quien ahora tiene la palabra.

SEÑORA MAGNIN.- Gracias, señora Presidenta. Buenas noches a todos los invitados, a las autoridades, invitados especiales, mujeres homenajeadas, mujeres todas, señoras y señores ediles.

En el comienzo de lo que voy a contar, porque voy a hacer un poco de historia sobre las mujeres de esta Junta Departamental, quiero que me permitan agradecer al edil y compañero Enzo García por sus palabras hacia mi persona. Y mi agradecimiento porque él también colabora muchísimo con nosotros y desearle a él también lo mejor y una muy buena carrera política.

Hoy es una noche muy especial de reconocimientos y también de reflexión.

El 8 de marzo de este año fue, para Salto, un día muy triste. Nadie esperaba un nuevo femicidio, que ocurría en un barrio de nuestra ciudad, falleciendo también un joven policía en cumplimiento de su deber, quien era custodia de esa mujer.

Esta noche, la Junta Departamental de Salto, como lo hace cada año, le rinde un reconocimiento a mujeres políticas que participaron como edilas de este legislativo representando a la mujer salteña sin distinción.

Corresponde esta noche contarles a ustedes algunos de los tantos y valiosos trabajos realizados por nosotras, las edilas; trabajo poco reconocido.

Escuchamos muchas veces, en la calle, decirnos que no hacemos nada, que es un legislativo sin importancia y que muchas veces venimos aquí a pasar el tiempo.

Señora Presidenta, si usted me permite, voy también a darle la bienvenida a la primera Alcaldesa del Municipio de Mataojo que se encuentra aquí entre nosotros, la señora María Alejandra Fagúndez, quien cumple su segundo mandato. Decirle que es una luchadora incansable que trabaja con ahínco por Mataojo y sus adyacencias, siendo una zona rural alejada de nuestra ciudad. Y reconocemos también en ella a las concejalas de los diferentes municipios, de todos los partidos, porque también lo hacen con mucho sacrificio. ¡Éxitos, señora alcaldesa!

También queremos reconocer a las funcionarias de nuestra Junta Departamental, quienes cumplen una labor diaria siempre impecable, dispuestas a brindar lo mejor de ellas. Reconocemos a las funcionarias administrativas, a las taquígrafas, a las funcionarias de servicio y a las secretarias de bancadas. Trabajamos con ellas todos los días, no sólo en las sesiones sino que también en las diferentes comisiones que aquí funcionan. Porque todas trabajamos todos los días del año para que la Junta logre sus objetivos.

Uno de los períodos en que se trabajó mucho realizando una labor destacable fue la generación de las edilas del período 2000-2005; éramos muchas las edilas de todos los partidos. Se presentaron proyectos muy valiosos. Se conformó el Grupo de las Mujeres de la Junta impulsando desde aquí y dando difusión a la Ley de Violencia Doméstica, Ley 17.514, promulgada el 2 de abril del 2002, que declara de Interés General la prevención, atención y erradicación de la violencia doméstica.

Quiero destacar también esta noche a la compañera y amiga Alba Cocco. Alba Cocco trabajó con nosotros, codo a codo, y ella sabe muy bien cómo trabajamos en ese período. Lo destaco porque muchas veces nos fijamos a qué partido pertenecen para luego recién poder hacer las cosas bien.

En muchas oportunidades viajamos a Montevideo, donde nos reuníamos con las legisladoras nacionales en el Palacio Legislativo, visitándonos también legisladoras de España y de otros países de América Latina para darnos información de cómo legislaban las mujeres en sus países. Y aquí es como les digo: debemos reconocer la gran labor cumplida por Albita, quien era la primera en darnos estos comunicados de lo último que se trataba en Montevideo sobre las mujeres.

Siempre la Junta nos otorgó lo necesario para que todas las edilas, de todos los partidos, pudiéramos participar de dichas reuniones.

Logramos conformar el Grupo de Mujeres de la Junta con la participación de todas. Y no le quisimos poner el nombre de Bancada Femenina porque considerábamos que así conformábamos un grupo homogéneo de todas las mujeres que estábamos aquí, dentro de la Junta, cumpliendo cada una sus funciones. En cada sesión de esta Junta, por cada mujer que fallecía, nosotras y los varones nos colocábamos un lacito negro para tomar conciencia de lo que se vivía en violencia doméstica.

En la puerta de la Junta se colocaba un crespón negro; sí, realmente llamativo, para que la gente que pasaba preguntase qué había ocurrido. Y así serían interminables los temas que tratamos en esta Junta.

Nosotros habíamos solicitado al Congreso de Intendentes una minuta, que la tengo en mano y que la voy a leer, que fue dictada en el año 2001.

Visto: el informe presentado por la Subcomisión de Asistencia Social del Congreso Nacional de Ediles, cuya resolución fue aprobada por unanimidad por el plenario de dicho Congreso, que sesionó en la ciudad de Colonia el día 9 de junio del corriente año. (Se refiere, por supuesto al 2001).

Considerando: I) Que la violencia doméstica es una problemática que se presenta en todo el país.

II) Que en los últimos días han acaecido muertes de víctimas (de mujeres y niñas) por violencia doméstica de tipo A), es decir, violencia física.

Atento: a lo expuesto.

La Junta Departamental de Salto, Resuelve: 1º) Apoyar la campaña de sensibilización contra la violencia doméstica realizada por la Comisión Nacional de Seguimiento de los Compromisos de Beijing considerando a la violencia doméstica como un atentado a los derechos humanos.

2º) Realizar un minuto de silencio cada vez que se produzca, en cualquier punto del país, el fallecimiento de alguna víctima por violencia doméstica.

3º) Colocar en el frente de la Junta Departamental de Salto, por el término de ocho horas, un crespón negro con la leyenda “Estamos de duelo, falleció otra víctima de la violencia doméstica”.

4º) Comunicar la presente resolución a la Comisión Nacional de Mujeres Uruguayas de Seguimiento de los Compromisos de Beijing, a la Comisión de Género y Equidad de la Cámara de Representantes, las juntas departamentales del país, al Congreso Nacional de Ediles, al Ministerio del Interior y a la Oficina de Acción Social y Cultural de la Intendencia Municipal de Salto.

En ese entonces, el Presidente era José Parentini Díaz López y el Secretario, señor Amílcar Pereira Castro.

Además de todas estas actividades, se realizaron importantes charlas informativas de médicos, jueces y fiscales, personal de Jefatura de Policía, instituciones que se involucraban en los temas que preocupan a toda nuestra sociedad, que es la violencia hacia la mujer.

Como verán, cumplimos una ardua tarea, y ya se comenzaba a hablar del tema del aborto. Sería muy extenso contar todos los proyectos propuestos, pero por lo menos así demostrar el trabajo que realizamos en esta Junta para los ciudadanos de este departamento. Esta institución es una caja de resonancia.

Terminaré esta exposición con las palabras de Mahatma Gandhi, que decía: “La mujer es la compañera del hombre dotada con la misma capacidad mental… Si por fuerza se entiende poder moral, entonces la mujer es infinitamente superior al hombre… Si la no violencia es la ley de nuestro ser, el futuro está con las mujeres”.

Muchas gracias.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias a usted, señora Edila.

¿Usted me puede recordar cuántos años hace que es edila de esta Junta Departamental?

SEÑORA MAGNÍN.- Sí, desde el año 1995 hasta estos días. Veintitrés años.

SEÑORA PRESIDENTA.- ¡Algunos!

Usted hoy no es una de las homenajeadas, sin embargo, ha llegado algo para usted –que le voy a pedir a algún funcionario si se lo puede acercar-, ha llegado una tarjeta que la vamos a dar lectura por Secretaría.

SEÑORA DIRECTORA GENERAL.- “Isidra Solari.

La Casa del Río –Salto.

De mi mayor consideración:

Felicito a la Junta Departamental de Salto por el justo homenaje a las ediles que han ocupado su banca en estos largos períodos resaltando siempre los valores de la democracia.

Mis felicitaciones entonces, a todas las homenajeadas y un abrazo con afecto a la Edil Stella Magnín quien en la década de los ochenta puso todo de sí para que, entre muchos, el regreso de la democracia fuera posible.

Reiterándoles mis felicitaciones, los saluda con la mayor estima.

Isidra Solari.

Salto, 19 de marzo de 2018”.

(Aplausos)

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias Stella.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil César Bentos Pereira.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Buenas noches. Muchas gracias señora Presidenta.

Bienvenidas todas las autoridades. Es muy gratificante para mí observar tantas bancas ocupadas por mujeres en este legislativo.

Buenas noches a las homenajeadas: Graciela Delgado, Margarita Luzuriaga y a la compañera Alba Cocco.

En un día tan significativo, como lo es hoy, donde estamos homenajeando a mujeres políticas, no podíamos dejar de pronunciarnos desde esta banca y expresar nuestro más enérgico repudio y condena al asesinato de nuestra compañera Marielle Franco en Brasil; legisladora del Partido Socialismo y Libertad. Feminista de treinta y ocho años. Presidenta de la Comisión de la Mujer de la Cámara Municipal. Investigaba en los últimos tiempos el accionar de la policía militar en las favelas y de la violencia institucional en el marco de la intervención federal en Río de Janeiro. Asesinada de cuatro disparos y su acompañante de cinco. Luchadora de las causas populares. Esa mezcla de fascismo, de bandas paramilitares, narcotráficos y la derecha de Brasil decidió matarla para callar su voz, pero las balas no matan ideas, todo lo contrario, la fortalecen. Marielle Franco presente.

Ahora me quiero referir a la compañera Alba Cocco Soto, exedila en dos períodos de la Junta Departamental de Salto. Diputada por el departamento de Salto del 2005 al 2010, en el primer gobierno nacional y departamental de nuestro querido Frente Amplio. Actualmente integra el Comité Central y Ejecutivo Nacional del Partido Socialista. Es titular de la Secretaría de Género del Partido Socialista a nivel departamental y miembro del Comité Departamental del Partido Socialista y del Comité Ejecutivo.

Madre de tres hijos: Joaquín, Juan Manuel y Luciana.

Maestra titulada en el Instituto Normal de Salto.

Cuando inició el ejercicio de su profesión fue destituida en plena dictadura, por pensar diferente y defender la democracia plena.

Desde la vida estudiantil integró la Asociación de Estudiantes Magisteriales del Instituto Normal de Salto, época de lucha. Ante las medidas de pronta seguridad y un proyecto de ley de educación nefasto, creando el Conae, responsable de las destituciones de los docentes, como consecuencia, vino la destitución de la maestra Albita.

Conformó la Comisión de maestros destituidos en Salto y a nivel nacional. Con su lucha y militancia lograron la restitución de sus derechos como maestra en la enseñanza pública. Referente de la Asociación Magisterial de Salto y de la Federación Uruguaya de Magisterio, afiliadas al PIT-CNT.

En todas las instituciones que integró e integra defiende los principios y valores democráticos, la voz y el empoderamiento de las mujeres. Sus acciones son coherentes con sus ideales.

Albita, como la llamamos los frenteamplistas, admiramos tus convicciones, militancia por una sociedad más justa y equitativa.

Muchas gracias.

SEÑOR FRAGA.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Gracias a usted, señor Edil.

Tiene la palabra el señor Edil Glodomar Fraga.

SEÑOR FRAGA.- Buenas noches. Buenas noches a los invitados y a las señoras y señores ediles.

Antes que nada, felicitar a las homenajeadas. En ellas están homenajeadas todas las mujeres de la sociedad, las amas de casas, la mujer policía, la mujer bombero, la mujer enfermera, y, por supuesto también, la mujer maestra, la mujer educadora, la que forma y formó por muchos años y va a seguir formando hijos a esta patria y grandes personajes, héroes. En la sociedad la maestra cumple un rol muy importante porque hace las veces de educadora y las veces de madre de los hijos de las madres que tienen que mandar a esas escuelas para que los eduquen.

Hace veintitrés años que soy Edil ininterrumpidamente y todos los años hemos homenajeado a mujeres diferentes en esta Junta, hemos homenajeado a toda clase de mujeres, y lamentablemente todos los años tenemos que lamentar hechos graves, de atropellos, de violencia doméstica y siempre reclamando lo mismo, de que no mejora la situación. Lamentablemente tenemos que comentar hechos que no son nada agradables.

Quiero destacar también a la figura de la Maestra María Márquez, como la primera Presidenta de esta Junta Departamental, mujer que ocupó y se desempeñó como Presidenta, y a su vez, con una criatura chica que, muchas veces tuvo que venir a las sesiones con la nena amamantándola, y eso es para destacar. Como otras señoras edilas que integran esta Junta Departamental, como la compañera Filonenko, que la hemos visto con su criatura acá, cumpliendo el rol de madre y el rol de mujer política, representando a muchas mujeres, a cientos de mujeres del departamento de Salto.

Lo que le pido a toda la sociedad, porque la sociedad hoy por hoy va a estar informada de todo este acto que se está haciendo hoy en homenaje a la mujer, que no tengamos en la sesión del año que viene lamentar ningún hecho de violencia y que se ponga en marcha de una vez por todas, y se haga público el hogar de violencia doméstica que tan bien funcionó, y que el hogar de violencia doméstica podía haber evitado ese hecho que lamentablemente tuvimos que vivir todos los salteños, y que fuimos noticia lamentablemente a nivel mundial por un hecho desgraciado y que nadie quiere volver a lamentar.

Pido a esta Junta Departamental, a todos los invitados, y a la Presidenta, que hagamos un minuto de silencio en honor a todas esas mujeres, y a los hombres también que fueron hechos de violencia, defendiendo y cuidando a una mujer. Mi propuesta es que se haga un minuto de silencio en esta Junta Departamental.

SEÑORA PRESIDENTA.- Señores ediles, tenemos una moción de un minuto de silencio por las víctimas de violencia doméstica que se van realizando este año.

(Apoyado)

Estamos votando.

La Presidencia vota.

Afirmativa. UNANIMIDAD (24 en 24)

(SIENDO LA HORA VEINTIUNA Y DOCE MINUTOS SE PASA A UN MINUTO DE SILENCIO EN HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DOMÉSTICA)

Muchas gracias señores ediles, muchas gracias a todos los presentes, amigos y familiares de las homenajeadas en el día de hoy.

Gracias particularmente por sus palabras, señor Edil.

SEÑOR BEASLEY.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Carlos Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Muchas gracias, señora Presidenta.

Hoy es un día de reconocimiento a mujeres notables, a mujeres destacadas en el ámbito político y que están entre nosotros. Es día de reconocimiento a Graciela, a Margarita, a Albita por su trayecto en la política, y sobre todo por su pasaje por esta Junta Departamental compartiendo el trabajo con los demás ediles. Es un homenaje que no es sólo a ellas tres, ni un reconocimiento solo a ellas tres, sino que en ellas a las demás mujeres que han pasado por esta Junta Departamental.

Y cuando surgen homenajes a personas destacadas siempre me viene a la mente como dos categorías más: las notables que ya no están, como aquella primera mujer revolucionaria de izquierda en acceder a una banca del Senado, cuando ser de izquierda era complicado, y me refiero a Julia Arévalo, mujer con apenas cuarto año de primaria, que, siendo una niña de diez años, tuvo que incursionar en el mundo del trabajo, y que de ahí destacó, destrabó y desató una lucha personal y colectiva en defensa de los derechos de las mujeres y en defensa también de los derechos de los habitantes rurales de nuestro país. Pero más que las notables, siempre me vienen a la mente -y quienes han compartido sesiones de homenaje conmigo- las invisibles, los sin voz, las nadies, esas que cada uno conoce sus nombres, porque son, acaso, las que han compartido nuestro hogar: abuelas, madres, nuestras mujeres, nuestras compañeras, nuestras hijas, que tienen nombres significativos para nosotros pero que en un homenaje como este si las nombramos son ilustres desconocidas, son invisibles, nadie las reconoce, pero que en el lugar donde les toca estar son pilares fundamentales, son sustento. Y este homenaje vale, pero ellas están, ellas siguen estando.

Hoy contamos diez, cien, mil, miles, y desde hace cuatro horas contamos una más, una víctima más de la cultura del egoísmo. Una víctima más de la locura, una víctima más de la violencia. Hace cuatro o cinco horas muere a manos de su pareja otra mujer en nuestro país.

Cuando homenajeamos a las destacadas, cuando homenajeamos a las notables, y sobre todo cuando homenajeamos a mujeres que tenemos entre nosotros, a mí se me vuelve a ocurrir siempre lo mismo, se me vuelve sumar a este homenaje el grito de las que sucumben, ahogadas, acalladas hasta con la muerte. Y en ese grito de homenaje a las que ya no están decir también, por qué no, que las campañas de desinformación, y cuando difundimos datos inexactos acerca del trabajo y de las herramientas que hay en la lucha contra la violencia de género, contra la violencia intrafamiliar, cuando desinformamos y cuando no damos datos exactos, estamos haciendo una campaña que en lugar de ayudar va en detrimento de esta lucha porque hace que, quienes son víctimas, duden en recurrir porque dudan de que haya lugares establecidos para defenderlas.

Tenemos entre nosotros a los representantes del Ministerio del Interior, que tienen la encargatura del área de Violencia Doméstica. Tenemos en Salto, no uno, dos hogares destinados a víctimas de violencia doméstica, uno que se ha utilizado como bandera y propaganda, y otro que está como debe estar en el reparo y en el resguardo para que quienes son víctimas de una amenaza de violencia de hasta su vida tengan un lugar donde llegar y donde no estén expuestos en una vidriera.

Me sumo, señora Presidenta, al homenaje, a las tres: a Graciela, a Margarita y a Albita. Pero me sumo al homenaje a las nadies.

Gracias, señora Presidenta.

SEÑOR IRABUENA.- Pido la palabra.

SEÑORA PRESIDENTA.- Gracias a usted, señor Edil.

Tiene la palabra el señor Edil Fernando Irabuena.

SEÑOR IRABUENA.- Buenas noches a los ediles y a todos los invitados.

En este día que la Junta decide, a través de la Comisión, que tengo que felicitar, hacer un pequeño y gran homenaje a tres mujeres que han sobresalido en la vida normal, en la vida política.

Para mí el rol de la mujer no es nada más ni nada menos que ser mujer. La esencia de su ser es lo que nos hace ser más humanos. Lamentablemente, cuando hablamos de derechos de la mujer, estamos admitiendo que en nuestra sociedad se sigue considerando a la mujer como un ser inferior. ¿Por qué digo esto? Porque nosotros somos todos seres humanos y tenemos que hablar de derechos humanos, no de derechos de la mujer y del hombre. Y cuando hablamos de derechos de la mujer que no los tiene y que los tiene que reivindicar, estamos reconociendo que nosotros como seres humanos las tenemos en nuestros pensamientos como un ser inferior, y esto está arraigado en lo más profundo de nuestra sociedad, de nuestro ser. Debemos decir que la lucha por reivindicar sus derechos no es y no debe ser solamente de las mujeres, sino que de toda la sociedad en sí, de toda la comunidad. Generar conciencia es educar, educar para la vida y por sobre todo educar para el respeto y el amor hacia un ser semejante.

Me quedé pensando en lo que dije, el amor y el respeto hacia un ser semejante. Lo que acaba de decir el compañero edil, hoy estamos comprobando que ese amor y ese respeto no existe. Porque no puede haber amor que le haga daño al ser que uno más quiere, que uno más ama. Hoy eso no existe.

Ser mujer y ser militante política, vaya, hay que tener ovarios bien puestos para que en esta sociedad las mujeres se atrevan a ser militantes políticas.

Simplemente con estas pequeñas palabras quiero reconocerles a todas la labor, que no solo como madres, porque todos tenemos nuestras madres, sino como seres humanos que cada día nos enseñan a ser más humanos y a pensar y reflexionar de otra forma. Porque una mujer en un lugar de trabajo, en la política, como decía el edil, en la policía, en los bomberos, a los hombres nos hace ver de otra manera esta sociedad y no hacer reflexionar de otra manera.

Muchas gracias y felicitaciones a todos.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias a usted, señor Edil.

Antes de darles la palabra a las autoridades, ya que no tengo más ediles en la lista de oradores, vamos a dar lectura a algunas salutaciones que han llegado.

Le damos lectura por Secretaría.

SEÑORA DIRECTORA GENERAL.- “Salto, 19 de marzo de 2018.

Señores ediles de la Junta Departamental de Salto:

Ni puedo ni quiero estar ausente en este día tan especial de homenaje a las mujeres edilas, de las primeras que pasaron por esta casa.

Quiero saludar especialmente a Margarita, a Albita, colega y compañera de partido y de luchas gremiales desde siempre.

Un abrazo especial a Graciela Delgado, colega y amiga de años que supo formarnos en Termas de Arapey junto a Chila para que supiéramos trabajar en educación física con nuestros alumnos. No eran horas de libertad, pero sí horas de compromiso.

Un gran abrazo a las tres.

Merecido tienen este homenaje. Por algo vuestros respectivos partidos las eligieron para representarlos.

¡¡Felicidades!!

Maestra Catalina Correa Almeida. Representante Nacional por Salto. Frente Amplio. Lista 888.”

“Salto, 19 de marzo de 2018.

Señor Alberto Villas Boas.

Presidente de la Junta Departamental de Salto

Presente.

A través de la presente, agradezco a usted la invitación cursada con motivo de realizarse en el día de la fecha la Sesión Extraordinaria en conmemoración del “Día Internacional de la Mujer”.

Por compromisos asumidos con anterioridad, lamento no poder asistir a tan merecido reconocimiento.

Hago llegar mis saludos a usted, al cuerpo que usted preside y especialmente a todas las mujeres que lo componen, así como también a las funcionarias de la Junta Departamental de Salto.

Sin otro particular, le saluda atentamente.

Cecilia Eguiluz. Representante Nacional de Salto por el Partido Colorado.”

“19 de marzo de 2018

Por este medio saludamos y felicitamos a la compañera Alba Cocco por el merecido homenaje que le estarán realizando en el día de la fecha en la Junta Departamental de Salto propuesto por la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género.

Nos llena de orgullo y satisfacción tan noble reconocimiento para una entrañable militante y compañera socialista, una militante de todas las horas de nuestro partido y del Frente Amplio. El Partido Socialista cuenta con más de un siglo de lucha por las causas populares. Una historia forjada en la consagración de todos los derechos para todas las personas.

Mónica Xavier. Secretaria General Partido Socialista –Frente Amplio-.

“Salto, 19 de marzo de 2018.

La compañera Alba Cocco Soto recibe hoy un justo y merecido reconocimiento de los y las representantes departamentales.

Vemos en ella la lucha continua de una mujer que nada de lo humano le es ajeno.

No queremos destacar solamente su condición de género, sino su trayectoria, desde muy joven como luchadora social y política.

Frenteamplista y socialista de siempre, solidaria, tenaz, combativa, sin perder nunca la ternura y amor por la poesía.

Casa Grande Salto saluda a la compañera luchadora de todas las luchas.

“El camino a solas es posible, pero el buen andariego sabe que el gran viaje es el de la vida y requiere compañeros”.

Casa Grande Salto.”

“Montevideo, lunes 19 de marzo de 2018.

Queremos agradecer y estar presentes en este homenaje que se le hace, entre otras mujeres, a nuestra querida madre.

Es sabido que cada lucha que emprendió o a la que se sumó, no fue fácil. Siempre entregada a las causas justas, sin ningún interés de cosechar elogios o réditos personales.

Es menester recalcar lo importante de este tipo de reconocimientos, no solo porque ella, como tantas otras mujeres, ha dedicado su vida a la lucha por más derechos para todos y todas, sino también para que esto sirva de ejemplo para que muchas personas, no solo mujeres, comiencen a ocupar espacios en pos de siempre tener una mejor convivencia.

Es también necesario recalcar y poner énfasis en el importante ejemplo de poder congeniar la actividad política y social con la familia, cuestión que hizo por momentos a la casa un poco vacía de madre pero, con el pasar del tiempo, ya de grandes, entender que todas esas luchas también tendrían que ver con valores y enseñanzas hacia nosotros.

¡Te queremos mucho má!

Joaquín, Juan Manuel y Luciana.”

Salto, 19 de marzo de 2018.

Estimados y estimadas representantes departamentales.

Estimados y estimadas concurrentes a los homenajes en este día en el marco del mes de la mujer.

Me dirijo a ese cuerpo de representantes y en su nombre a la sociedad salteña en su conjunto con el objetivo de felicitar y saludar a Alba Cocco Soto.

Ella ha sido una ferviente y audaz militante de la vida. Con convicciones e ideología ha perseguido utopías y transformado realidades. Quienes vivimos la militancia de la vida con actitud de búsqueda, de cambios permanentes para construir una ciudad, un país, una sociedad mejor, entendemos la entrega de su vida a pleno por ello, y ese es el primer reconocimiento: el político.

El segundo reconocimiento es en un mundo hostilmente machista, que supo ganarse su lugar sin que nadie le regalara ni un espacio, ni una pizca de lugar. Fue con su impulso, ideas y sus horas de labor por el resto que lo consiguió. Rompió el techo de cristal y lo hizo. Ahí el segundo y enorme reconocimiento político.

El tercer reconocimiento es más de índole personal, pero que también es político. Vaya si será político para quienes entendemos a la política como una faceta natural de la vida. Digo esto porque, para ser un buen político, hay que ser una buena persona. Y ahí vaya el reconocimiento a la tía mimosa, a la tía compañera, a la que te parte la boca con las tortas y los postres y a la que siempre está en familia.

Finalizo: No hay hombres ni mujeres imprescindibles en la sociedad, pero hay mujeres y hombres líderes y humanamente transformadores de utopías en realidades. Titi, tú sos una. Saludos afectuosos. Federico Preve Cocco”.

“Siempre admiré tu entrega, tu lucha y tu fuerza. Has sido una referente constante en mi vida, una mujer valiente, siempre embanderada con tus ideas, comprometida y audaz en lo político pero también una tía sumamente cariñosa, presente y compañera. Lamento no poder acompañarte esta noche de reconocimiento, pero estoy ahí contigo, Titi. Te quiero muchísimo. Un beso enorme. Lucía”.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias, señora Secretaria.

Le voy a pedir al sonidista, a Ricardo, que, si alguna de las autoridades quiere dedicar unas palabras a las tres homenajeadas, les acerque el micrófono. Si alguien quiere dedicar algunas palabras, María Inés les acerca el micrófono. Si no es así, escuchamos a las homenajeadas, si es que así lo desean hacer.

Tiene la palabra la señora Nelly Rodríguez.

SEÑORA RODRÍGUEZ.- Buenas noches señora Presidente, buenas noches a todos mis excolegas, porque esta también supo ser mi casa.

La verdad es que, de la Comisión de Derechos Humanos, de la cual supimos ser parte, celebramos este tipo de homenajes y sobre todo recogiendo lo que se ha dicho aquí en sala. A nuestra compañera en su momento de la comisión, también con María, a Stella, que en aquel momento 2011 supimos crear la Mesa de Mujeres Políticas, que nos costó muchísimo, una comisión mayoritariamente de mujeres cuyo presidente era un hombre, pero un hombre, un compañero que nos supo acompasar, respetar nuestros tiempos. Y también estábamos con la idea de hacer una bicameral, pero en ese período, el Partido Nacional no tenía mujeres ediles, entonces quisimos hacer algo mucho más amplio que nos incluya a todas. Es así que en 2011 sale desde esta comisión, desde esta Junta Departamental, la Mesa de Mujeres Políticas. Y la verdad es que también en ese espacio, que fue un espacio de lucha, se bajaron las banderas y supimos trabajar como mujeres que somos, aplicando la sororidad, una palabra tan nueva pero tan poco aplicada entre mujeres.

¿Qué decir de las tres homenajeadas? Felicitarlas. El trayecto que esta es una casa política, este es un ámbito político y muy acertado el homenaje a tres mujeres políticas.

Puedo hablar de Albita, que desde que yo me inicié en la militancia siendo muy pequeña, Albita ya era una referente para nosotros. Como mujer, que nada nos regalan, mujeres que hicimos política, que estamos en este espacio, es más difícil aún porque la política es un espacio de los hombres, es un espacio machista donde tuvimos que ir, solicitar y pelear por una ley de cuotas para que nos dejen los espacios.

Las mujeres siempre tenemos que estar dando examen de que podemos y estamos capacitadas para tal y cual cosa cuando a los hombres no se les exige lo mismo. Entonces, es mucho más el esfuerzo de todas para llegar al lugar que queremos llegar, sea en la política o en cualquier ámbito, laboral sobre todas las cosas.

Seguimos peleando por acortar las brechas de inequidades. Estamos convencidas de que más mujeres, mejor política, y eso parece un eslogan tan vacío, pero es un eslogan al cual nosotros apostamos. Y sí que queremos la paridad, claro que sí. Esta Junta tendría que estar hoy con todas las bancas ocupadas por mujeres. Todavía no lo pudimos conseguir y es un debe, es un debe y los hombres se tienen que poner, cada partido, abrir los espacios en donde las mujeres tengan esa participación.

Acá se han nombrado muchas cosas, muchas situaciones, y claro que sí: todos los días nos siguen matando, pero son los hombres los que nos matan. Así que pido a los hombres de esta sala que recapaciten; a las mujeres de esta sala que estamos educando, qué tipo de hijos varones estamos educando. A través de la historia, las mujeres hemos repetido y reproducido culturalmente una sociedad machista. Y con los movimientos feministas no solo del Uruguay sino a través del mundo, las mujeres se están empoderando y animando y eso es lo que celebramos. Basta de ninguneo hacia la mujer, basta de ser personas de segunda y basta de matarnos.

Agradezco las palabras de algunos compañeros acá porque a veces se habla de la desinformación. Hoy nos reunimos con Mabel, hay situaciones en las cuales no se puede medir de la misma manera. El reciente asesinato –porque fue un femicidio- de una coterránea no dio tiempo ni a la policía. Nosotros nos enteramos por la prensa, porque esa señora ni siquiera acudió a ningún lugar a pedir ayuda. Hizo la denuncia en la tarde y a la noche la asesinaron. Entonces, a veces es muy fácil salir al grito a decir “si hubiera”, “si estaba”, pero a veces, los hombres, cada vez más, por ese patriarcado de creerse dueños de la mujer y tomar decisiones por sobre la vida de otra persona, en este caso las mujeres, lo resolvieron así, de un momento para el otro.

Creo que no es el momento de venir a hablar de la casa de breve estadía, pero quiero hacer, porque hoy es el homenaje y no queremos opacar este homenaje, venimos en el momento que quieran, pero sí les puedo decir que acá, en este recinto y fuera de este recinto, hay mucha gente que de manera irresponsable dio a conocer el lugar donde quedaba la casa, se sacaron fotos, entonces, ustedes imaginarán que allí no podemos llevar a ninguna persona víctima de violencia y menos amenazada de muerte, porque todo Salto sabe.

Como anécdota y para que vean la dimensión del hecho, la semana pasada me llaman de una radio a nivel nacional en donde me piden explicaciones, le cuento todo el proceso de la casa, y el periodista de una radio capitalina, que fue por teléfono y se identificó, me dice: “¿La casa es la que queda en tal y cual lugar?”. Entonces yo le digo: “Fíjese que si usted, a quinientos quilómetros, sabe dónde está la casa, esa casa no puede cumplir más la función para la cual fue creada porque allí no está resguardada, no cumple las garantías para ninguna mujer que esté amenazada de muerte”.

Entonces tenemos que repensarnos como sociedad, como acá lo dijo un compañero, qué hacemos cuando queremos informar y desinformamos, o qué hacemos cuando tenemos… Como este es un ámbito político, a veces son cuestiones políticas, y se está perjudicando a las mujeres en este caso.

Por otro lado, decirles que no trabajamos para la tribuna pero todos los días, a diario, estamos trabajando porque la violencia se trabaja de manera silenciosa. No se volantea, no salimos a decir por las redes ni en los medios a cuántas mujeres atendemos. Trabajamos en red, trabajamos en coordinación con ministerios, con policías, estamos casi que a diario con casos porque estamos en una sociedad violenta en todos los ámbitos, no solo en violencia de género. Y se repercute más aún en la violencia hacia las mujeres.

Así que trabajamos todos los días, especialmente los fines de semana se agudizan las situaciones de violencia, les damos respuesta a todas. Ninguna se ha quedado sin solución porque las respuestas vienen de la mano de la solución. Y sí tenemos una casa, y sí está ocupada.

Volviendo al tema que hoy nos convocó, felicitar a las tres mujeres homenajeadas en el día de hoy, a no bajar los brazos como mujeres, a pedirles a las mujeres que nos unamos como mujeres porque solo así vamos a poder seguir conquistando. Y sí, tenemos que conquistar a los derechos y cada uno pelearlos porque nada nos es regalado, y la sociedad entera es pensada y hecha por los hombres.

Así que también quiero dejar un saludo –capaz era lo primero que tendría que haber dicho- de nuestro Intendente, Andrés Lima. Estoy acá en representación de la Intendencia y de la Unidad de Género y Generaciones. Así que bueno, agradecida, volver a este que es un espacio un poquito mío también.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias por sus palabras.

Si alguien más quiere dedicar algunas palabras; de otra manera, escuchamos a las homenajeadas.

Tiene la palabra la Sub Comisaria Mabel Mattío.

SEÑORA MATTÍO.- Buenas noches a todos.

Primero, felicitar a las tres homenajeadas, a las que conozco: Margarita, Alba y Graciela.

Desde nuestra institución, que ¡vaya si es machista! y que hemos ganado espacio las mujeres, otra vez mis superiores me encomiendan el trabajo de la Unidad de Violencia Doméstica de Salto. Ya estuve seis años a cargo y ahora vuelvo a estar desde la semana pasada.

No es fácil trabajar, a veces se mira desde afuera y se dice “se pueden evitar estas tristes muertes”; una, que es mujer y madre, sabe lo que significa eso, lo que queda atrás de todo eso. Pero con la responsabilidad y la promesa de que es verdad que se trabaja en redes, como dice nuestra compañera, y agradecidos de que nos hayan invitado.

Las felicitaciones a las mujeres que están en esta lucha, no solo en la violencia sino en todos los espacios que nos encomienda la vida por el hecho de ser mujer.

Gracias.

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias por las palabras.

Tiene la palabra el Oficial Ayudante Edward Ramos.

SEÑOR RAMOS.- Como institución invitada, de Tránsito, puedo reconocer que es real esa diferencia, que existe, porque a veces nosotros, trabajando en ruta, hay doscientos camioneros y dos camioneras.

Le doy gracias a la Junta Departamental por haberme invitado y haberme hecho reflexionar que en mi vida siempre fui acompañado por mujeres: dieciocho años por mi madre y luego veintiséis años, ahora, mi esposa; así que fíjense si habrá un porcentaje elevado de que he aprendido mucho de la mujer y estoy agradecido.

A todas las mujeres, a las homenajeadas y a las que están acá presentes, que no dejen de luchar por esa libertad porque en ustedes, todas mujeres, veo reflejadas a mi madre, mi esposa y también mi hija, que en definitiva también están luchando por los seres que yo amo. Así que felicitaciones a todas.

Muchas gracias a todas.

SEÑORA PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted.

Ahora sí escuchamos a las homenajeadas, si es que alguna de ellas quiere dedicarnos algunas palabras.

Graciela, Alba, Margarita. En qué orden… Margarita, Alba, Graciela. Todos queremos escuchar algunas palabras de ustedes.

Tiene la palabra la señora Edila Graciela Delgado.

SEÑORA DELGADO.- Por decisión de las compañeras de mesa, me tocó. Y porque se habrán dado cuenta que soy la más vieja.

En primer lugar, buenas noches, señor Presidente y señora Presidenta. Y saludo a las autoridades nacionales, departamentales y eclesiásticas, al Obispo Galimberti, a María Alejandra Fagúndez. Y quiero agradecer a todos los ediles las palabras vertidas acá. Agradezco a mi familia y mis amigos, que hoy están presentes.

Yo, en realidad, en la Junta, es el primer año que estoy. Experiencia como otros, que han tenido veinte años y eso, no tengo.

Voy a hacer una breve descripción de mi actividad política porque como edila recién estoy aprendiendo y más que nada escuchando a los compañeros.

Desde mi niñez, junto a la familia, sobre todo acompañaba a mi padre a los clubes, como había antes, en que se jugaba a la taba; y yo, desde niña, anduve con él. Y cuando andábamos con él por calle Uruguay, los de mi edad se deben acordar de la vieja y querida Confitería Oriental, siempre estaba sentado don Armando Barbieri, y mi padre me hacía entrar a darle un beso porque era el líder, el caudillo que teníamos.

En el año 1958, ¡ah, qué duelo que fue cuando ganó el Partido Nacional! Saben que en mi casa cerraron el zaguán, cerraron las ventanas. Yo era una chiquilina y escuchaba las bocinas y quería ver la caravana, y para mi padre fue un duelo, un duelo total; hoy no es así porque hay mayor tolerancia.

En mi casa siempre escuchaba a mi madre sobre el tema –mi madre fue docente, bueno, somos una familia docente: yo docente, mi hermana docente- de la solidaridad, de ayudar a los más necesitados. Por eso, cuando las inundaciones grandes, se formó en radio Cultural, dirigida por don Ramón J. Vinci, nosotros ya estábamos en el liceo, las brigadas estudiantiles, que, junto con el Ejército y otras instituciones, ayudábamos a la gente que estaba inundada, llevándoles comida o ropa. Allí estuve presente. El Ejército también ayudaba con las distintas instituciones.

Siempre participé en gremios estudiantiles. Como todo, en la vida, hice un paréntesis. Me recibí de maestra. Primero trabajé un año acá, en la Escuela No. 2 y después me fui al medio rural, donde trabajé en la Escuela No. 19 de Colonia Lavalleja.

Me casé, tuve dos hijos: Horacio de Brum y Diego de Brum. Y hoy tengo dos nietos, que uno de ellos debe estar allá y el otro, en una clase de UTU.

Estábamos en plena dictadura pero en el año 1982 el Escribano Eduardo Malaquina me invitó a trabajar por él y por el Partido Colorado. Me comprometí con él y por supuesto con el partido. Empecé a escuchar sobre política a los más experientes. Eran los “tigres” de la política: el Escribano Malaquina, don Raúl Ferro, el Dr. Solari, el Dr. Orihuela, el señor Hermes Silva, Quiquí Palacios, el Dr. Bertolini, el señor secretario que está ahí sentado, el Dr. Barreiro, que todos somos hijos de la Lista 1. Y ahora que la estoy mirando a Andrea, también trabajé con el padre, con Hugo Corti. Nuestros adversarios no eran ni el Partido Nacional ni nada… Nuestros adversarios eran el otro grupo colorado, liderado por don Ramón Vinci.

Después de las elecciones, el grupo de la Lista 1 designó al Dr. Solari, a Washington Muñoz y a mí para ir a la Junta Electoral, para asistir al estudio de los votos observados. Todos los días -el Dr. Solari como abogado, hacíamos las apelaciones, el estudio- a partir de las dieciocho horas, nos íbamos a la Junta y estábamos hasta altas horas de la noche porque estábamos en plena etapa de calor. Sólo paramos de trabajar el 24 y el 25, el 30 y el 31 de diciembre.

Estuvimos hasta el 14 de enero. Esa noche nos fuimos a la casa del Escribano Malaquina eufóricos porque habíamos ganado. Y no olvido que nos esperó en la puerta, nos abrazó –y yo esperaba más alegría, pero la alegría iba por dentro- y nos dijo: “Muchas gracias”.

Yo dije: bueno, ahora voy a descansar y me voy, después de estar tanto tiempo en la Junta Electoral. Pero faltaba un mes para la asunción de la Intendencia, que era el 15 de febrero. Entonces él me dio la orden, de que al otro día me fuera al Hotel Salto, que nos habían dado el primer piso y que armara las oficinas, que íbamos a trabajar ahí. O sea que el descanso no existió.

Pero igual, con felicidad trabajamos. Era el período en que estaba el Dr. Julio María Sanguinetti de Presidente, era la etapa en que se decía “un cambio en paz”.

La Intendencia siempre trabajó en forma coordinada. Ahí, en esas reuniones en el Hotel Salto, comenzaron las designaciones para el equipo de gobierno. A mí me designó para la Dirección de Desarrollo Social y Cultura. Estábamos –como ya lo dije- con la presidencia del Dr. Sanguinetti.

En la Intendencia siempre trabajamos en forma coordinada con los distintos ministerios. Con el Ministro de Trabajo, que era el señor Hugo Fernández Faingold, fundamos el primer centro CAIF del Uruguay, en el barrio don Atilio, que lo comenzamos en la capilla del barrio con el apoyo de una excelente comisión de vecinos. Y las cosas no son casualidad, hay una causalidad: hoy de tarde, cuando venía para acá, me encontré con una integrante de la comisión, con Rita, que fue una luchadora por el barrio.

Todas las actividades se hacían en forma conjunta con Primaria y con el Centro de Salud.

Después pasé a la Oficina de Planificación, que junto a la Universidad, dirigida por el Escribano Caffaro, después de recorrer todo el departamento con el apoyo de Jorge Fernández Balarini, se hizo el estudio de Salto Rural, que fue un ejemplo, que nos pedían siempre ese estudio. Necesitábamos un sociólogo, allá lo llamaba a Caffaro: “¿Qué más precisás?”. “Otro técnico”. Y siempre la Universidad nos proporcionó.

También surgió la coordinación con Mevir, cuyo Presidente era, a nivel local, el Profesor Homero Guglielmone. Con él y con Jorge Fernández nos fuimos hasta Caraguatá para conocer el funcionamiento del liceo rural. Porque la idea que tenía la Intendencia y por el estudio de Salto Rural se consideraba que Rincón de Valentín era el lugar apropiado para un liceo rural por la zona que abarcaba. Y así se hizo el liceo rural.

Como consecuencia del liceo rural, por un proyecto de Leonardo Pepe Vinci, surgió el primer hogar estudiantil, en el barrio Dos Naciones.

Como en todos los partidos, hubo divisiones pero todos bajo el mismo ideal batllista.

Participé con el señor Hermes Silva y nos alineamos con el Dr. Jorge Batlle. ¡Y cómo aprendía en cada encuentro que tenía con el doctor! Escucharlo siempre para mí fue un placer y una enseñanza.

Un día nos citó a todos los dirigentes salteños a Anchorena. Allí fuimos, siendo yo la única mujer, pero nunca me sentí discriminada. De esa reunión y otras más surgió la candidatura de Germán a la Intendencia.

Yo, después me fui para el campo. Me mandó llamar el Dr. Batlle diciéndome que tenía que trabajar, qué estaba haciendo en el campo. “¿Estás cambiando la yerba del mate y poniendo yerba en el mate?”. Bien cosa de él.

Y entonces me dio el cargo en la Comisión Nacional de Mevir, como integrante, que fue un cargo honorario. Conocí todo el Uruguay y la alegría de la gente por tener su hogar propio. Siempre trabajando coordinadamente con las intendencias de Salto y Artigas porque a mí, como integrante de la Comisión Nacional, me correspondía el norte. Por supuesto que traté de sacar las viviendas en Colonia Osimani, en Barrio Albisu, Pueblo Quintana; también unidades productivas, como la Colonia 18 de Julio y el salón –que se lo arreglamos- y también intervenciones en Colonia Garibaldi.

En Artigas, lo voy a confesar, no podía dejar de lado el pueblo donde vivo; y ahí surgió el primer plan de viviendas en Pueblo Sequeira.

Hoy recibo este reconocimiento junto a Alba Cocco, cuya madre (Polola) y mi madre ¡si habrán luchado por la educación pública! Nosotras somos hijas de la escuela pública. Y qué casualidad, que justo el reconocimiento nos lo hacen hoy, en el día de José Pedro Varela.

A nosotros nos enseñaron que debemos tener tolerancia, respeto y sin ofensas, que es la base de la democracia.

Agradezco a mi familia y a mis amigos que hoy me acompañan, a la Comisión de Derechos Humanos, que nos designó para este reconocimiento. Y un saludo especial a todos los funcionarios administrativos y de servicio de esta Junta, que siempre están dispuestos para todos nosotros.

Permítanme que le dé un fraterno abrazo a Albita porque aunque estamos en tiendas diferentes, nos conocemos desde niñas. Porque en política, aparte de tener adversarios, se cosecha algo que es un tesoro para los seres humanos, que es la amistad.

Muchas gracias por su presencia.

(Se estrechan en un abrazo, Graciela y Alba)

(Aplausos)

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias Graciela por compartir tus experiencias. La verdad que te escuchamos atentamente.

Escuchamos a Margarita con la misma atención.

SEÑORA LUZURIAGA.- Señora Presidenta, señores ediles y público en general.

Es un honor haber sido convocada para participar del homenaje por el Día Internacional de la Mujer.

La Junta Departamental de Salto dedica hoy a las primeras mujeres que fuimos edilas en el retorno del sistema democrático poniendo fin a más de diez años de dictadura. Veníamos con una gran responsabilidad desde la Coordinadora Nacionalista de Salto. Que aceptamos con entusiasmo y compromiso.

La lucha por recuperar los derechos fundamentales en nuestra condición de seres libres no fue fácil en aquel tiempo en busca de la libertad, tiempo que tuvo una enérgica señal el 30 de noviembre de 1980. Cuando el pueblo dijo “NO” al proyecto constitucional que intentaba legitimar la dictadura. Ese histórico hecho dio lugar a duras negociaciones: A las primeras elecciones internas de los partidos políticos y al regreso de las elecciones nacionales y departamentales en noviembre de 1984. Allí también el Partido Nacional, a cuyos principios he adherido con convicción y entrega, nos convoca junto a otros compañeros, a integrar lista para la Junta Departamental y a seguir trabajando para la gente.

1985-1990 todo un período que tuvo como desafío reconstruir el quehacer de las instituciones y la labor de esta casa: la casa del pueblo.

Conservo afectuosos recuerdos, el trabajo de la Junta Departamental en ese momento. Del conocimiento que nos trasmitieron otros ediles de las tres bancadas, del apoyo profesional y fraterno de los funcionarios de ese momento, la experiencia adquirida. Relatar tareas, hecho o acontecimiento ocuparía tiempo que ustedes, legisladores, necesitan para responder a las necesidades actuales de la población.

Expreso mi profunda gratitud por esta iniciativa.

Y finalizo compartiendo este pensamiento: “Todo lo que aumenta la libertad, aumenta la responsabilidad”.

Feliz gestión para todos.

Gracias.

(Aplausos)

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias Margarita por tus palabras.

Escuchamos a la Mtra., Alba Cocco.

SEÑORA COCCO.- Buenas noches a todos.

La verdad que cuando pensaba cómo iniciar hoy estas palabras, cuando me enteré de esta nueva muerte, de este nuevo femicidio en Montevideo, en el barrio de La Comercial, me vi muy conmovida y me sacudió porque otra vez una mujer víctima de la violencia patriarcal y machista. Si estaremos todavía lejos de lograr una convivencia en paz, donde hombres y mujeres, mujeres y hombres, a la par, construyamos una nueva sociedad donde se respeten los derechos de todos.

En primer lugar, agradecer a la Junta Departamental –perdonen, estoy conmovida por los hechos de hoy de tarde, y además por las notas que han llegado de mis sobrinos, de mis hijos y compañeros del partido, compañeros de militancia, y también, por lo que hemos escuchado en la noche acá por parte de las compañeras edilas y ediles- de Salto, a la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género, a las compañeras del Frente Amplio que pensaron que tenía que ser yo la que recibiera este reconocimiento. La verdad que me sorprendí, y primero dudé si aceptaba o no, pero pensé que sí, que tenía que asumir esto, pero no solo por mí, sino por lo que hablaba Carlitos, de las miles y decenas de miles, y ciento de miles de mujeres de nuestro país que no tienen voz, que no pueden acceder a una tribuna pública, a un medio de comunicación, que no pueden participar en las organizaciones sociales, sindicales y políticas, consideré que tenía que aceptar. No me ha sido fácil, porque nosotros militamos por un mundo mejor, por un mundo más justo, solidario y libre, y no en busca de reconocimientos u otras apetencias personales.

Como decía Graciela, hoy es un día cargado de significados para nosotras las maestras, hoy hace 173 años del nacimiento de José Pedro Varela, pero además para los frenteamplistas también es un día de mucho significado, porque hace treinta y cuatro años nuestro líder, compañero Gral. Líber Seregni, fue liberado de la cárcel de la dictadura.

Quería en la noche de hoy referirme a una fortaleza que tenemos las mujeres que, más allá de que a veces podemos enfrentarnos cuando estamos en la misma organización política o en diferentes organizaciones políticas, cada día más tenemos que trabajar en un concepto que fue descubierto por una antropóloga mexicana, Marcela Legarde, que nos habla de la sororidad. Sororidad vienen del latín “soror” “hermana”, entonces, las mujeres nos sentimos hermanas y nos tenemos que sentir cada vez más hermanas en la defensa de nuestros derechos sociales. Eso nos da fortaleza, y ha permitido que organizaciones no gubernamentales, que la Red de Mujeres Políticas, la bancada bicameral femenina, la mesa que se formó a nivel de la Junta, que hacía referencia Stella, eso ha sido posible porque las mujeres tenemos, pero nos falta todavía, porque a veces atacamos a una compañera, algunas veces con razón otras no, que recordar que estamos en la misma lucha.

Para mi actividad política, mi militancia he tenido ejemplos de mujeres y de hombres mayores y menores que yo, de mi familia, de mi organización política y de la colectividad política más grande que es el Frente Amplio. Ellos con su conducta y con sus palabras me han marcado el camino. En eso estamos desde hace muchísimos años, ya lo decía Mariana, cuando me vinculé al Partido Socialista fue a fines del 67 que yo contaba con recién cumplidos los diecisiete años.

Yo estoy convencida de que la humanidad tiene dos alas: un ala es el hombre, y la otra es la mujer. Mientras las dos alas no vuelen al unísono la humanidad no podrá volar en condiciones. Nosotras, las mujeres, somos mayoría en la población de nuestro país y en la población mundial, sin embargo, en muchos aspectos somos tratadas como minorías, y no se respetan nuestros derechos. Por eso nosotros buscamos la justicia social, pero también, junto con la justicia social, el reconocimiento pleno de nuestros derechos.

Quiero terminar mis palabras con una frase que atesoro de un entrañable compañero, que ya no está entre nosotros, pero que siempre lo recordamos y nos hace falta porque fue un ejemplo de ser humano, de hombre político, de legislador y de dirigente de nuestro Partido Socialista, que fue Reinaldo Gargano.

Gargano decía así: “Hoy aquí importa tener claro que nada nos será regalado. Saber primero que no hay caminos fáciles ni demasiadas gratificaciones en el corto plazo, pero que la dignidad, la pelea por la libertad, la justicia y el socialismo son cosas logrables, realizables y que por ellas se debe combatir con alegría, que en esta lucha es posible encontrar la fraternidad y el amor que necesitamos y es la única manera de realizarse plenamente como ser humano”.

Este concepto de Reinaldo, del Polo Gargano, sintetiza lo que sentimos para trabajar, para militar, para luchar por los derechos de todos, pero sobre todo de las mujeres, que tenemos derechos, y que los derechos se los reclaman y hay que ejercerlos. Nada nos fue regalado ni será regalado, pero juntos y a la par, hombres y mujeres, mujeres y hombres, cambiando esta sociedad. Porque como alguien decía, lamentablemente las mujeres están siendo víctimas de violencia, las matan porque se creen dueños de su vida, nos tratan muchos hombres como si fuéramos seres inferiores.

Pero además no solo el tema de la violencia, sino que hay muchísimos derechos que las mujeres no tenemos y que tenemos que.., por suerte hay hombres que militan junto con nosotras por los derechos de las mujeres, porque somos las últimas en entrar en el mercado de trabajo y las primeras en salir, y hay una diferencia salarial en el Uruguay de casi un treinta y cinco por ciento menos que ganan las mujeres trabajadoras para igual tarea. En el Estado también, no es solo en lo privado.

Así podríamos enumerar toda una serie de derechos y de reclamos para hacer de este nuestro país una sociedad más justa, solidaria y libre.

Agradezco a las compañeras y agradecemos a la Junta Departamental, a la Comisión y a todos los familiares, amigos, compañeros de militancias y a las señoras y señores ediles y edilas por esta noche.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias Alba Cocco.

Muchas gracias a las tres edilas que hoy estamos homenajeando.

Esta Junta Departamental les va a hacer un obsequio muy humilde, pero que no por ser humilde deja de ser muy significativo para nosotros.

Voy a tener el placer como Presidenta de entregarles a ustedes una placa donde está su nombre, donde está el escudo y el logo de la Junta Departamental, para que siempre tengan presente al legislativo y el período en que fueron edilas.

Le voy a pedir ayuda a los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género que son todos los compañeros que hemos propuesto este gran homenaje.

(Se hace entrega de placa)

(Aplausos)

Muy bien, luego del momento de la foto, el momento emotivo, ojalá que sea de su agrado el obsequio humilde pero muy sentido y respetuoso que les estamos dando como Junta Departamental, como institución, les pedimos a las homenajeadas que no se retiren al final que allí en Presidencia vamos a sacar alguna foto todos con la Comisión de Derechos Humanos y Género, en lo posible.

A los señores ediles, a las familias, a los amigos que acompañaron por horas, que escucharon atentamente y que disfrutamos tanto estas palabras, un agradecimiento a todos. Ojalá todos los años tengamos homenajes tan sentidos y cada vez con menos cosas tristes para recordar, que sean todas buenas.

Buenas noches para todos y muchas gracias por acompañarnos.

(Aplausos)

(SIENDO LA HORA VEINTIDÓS Y DIECIOCHO MINUTOS SE RETIRAN DE SALA LOS SEÑORES INVITADOS Y LOS SEÑORES EDILES).

 

ALBERTO VILLAS BOAS

Presidente            

MARÍA DE LOS ÁNGELES MÁRQUEZ

           Primera Vicepresidente

 

Dr. MANUEL BARREIRO

Secretario General     

Mtra. ADRIANA FERREIRA FLEURQUIN

                 Directora General

ANA G. MACCIÓ GÓMEZ        

Jefa de Departamento de Taquigrafía



X