Junta Departamental de Salto | VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL ACTA N. ° 108 – 47ª SESIÓN EXTRAORDINARIA
Sitio de la Junta Departamental de Salto - Gestión 2017-2018 Edil Alberto Villas Boas
Junta Departamental Salto Alberto Villas Boas
18388
post-template-default,single,single-post,postid-18388,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-1.0,qode-theme-jds,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL ACTA N. ° 108 – 47ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL

ACTA N. ° 108

47ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

 

En la ciudad de Salto, a los veintinueve días del mes de mayo de dos mil dieciocho, siendo la hora veinte, se reúne la JUNTA DEPARTAMENTAL DE SALTO en SESIÓN EXTRAORDINARIA, bajo la presidencia de su titular, señor edil José Alberto VILLAS BOAS, y con la asistencia de los siguientes señores ediles:

TITULARES SUPLENTES
MARTÍN PERTUSATTI ENZO GARCÍA
EDUARDO GODOY CARLOS BEASLEY
DAYANA AÑASCO ROXANA COSTA
LILIANA FILONENKO MARÍA GIMÉNEZ
GRACIELA BEPPO LETICIA GONZÁLEZ
GERVACIO CARBAJAL SILVIO TRINDADE
SONNIA RODRÍGUEZ MAURICIO SILEA
CÉSAR BENTOS PEREIRA AMALIO SILVA
JORGE PINTOS BORIS TODOROFF
FERNANDO IRABUENA  
JOAQUÍN SOUZA  
LUCÍA MARTÍNEZ  
GERMÁN MILICH  
GABRIEL DUARTE  
SOLEDAD MARAZZANO  
JOSÉ PRESENTADO  
CARLOS RATTÍN  
HEBER GIMÉNEZ  
MARIANO CASOLA  
ALBERTO SUBÍ  
GRANDENEL CARDOZO  

 

Con licencia los señores ediles Gonzalo COUTINHO RODRÍGUEZ, Alejandro IRIGOYEN, Lourdes ACEVEDO, Marcelo RODRÍGUEZ y Carlos COUTINHO MAGNONE.

Actúan en secretaría el señor secretario general, Dr. Manuel BARREIRO.

Como jefa departamento de taquigrafía su titular, señora Ana G. MACCIÓ.

Asiste el secretario letrado de la corporación, Dr. Pablo PERNA.

SEÑOR PRESIDENTE.- Buenas noches, señores ediles.

Habiendo cuórum en el plenario pasamos a dar tratamiento a la 47ª Sesión Extraordinaria, Acta N. º 108, la cual fue convocada para tratar el siguiente

ORDEN DEL DÍA

DECLARAR CIUDADANO ILUSTRE DE SALTO AL SR. SERGIO LÓPEZ SUÁREZ. (ASUNTO N°. 288/2018).

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Gustavo Bentos Pereira.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Muchas gracias, señor presidente.

Quiero pedirle a la mesa un cuarto intermedio de cinco minutos para hacer pasar a sala a los invitados y trabajar en régimen de comisión general.

SEÑOR SILEA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Mauricio Silea.

SEÑOR SILEA.- Muchas gracias, señor presidente.

El Partido Colorado no va a apoyar el cuarto intermedio entendiendo que los votos no están para que esto salga hoy. Pretendemos que esto pase a votación, y si después están los votos necesarios que pase el invitado y se le hagan los honores.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR DUARTE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Duarte.

SEÑOR DUARTE.- Gracias.

Señor presidente, creo que lo que acaba de mencionar el edil Silea no solamente es un acto de descortesía parlamentaria sino que además es una cuestión absolutamente intolerante, que no tiene precedentes en la junta departamental, privarle a una persona que ha sido convocada para homenajearlo con independencia de que existan los votos o no, que es una eventualidad que parece que el edil Silea tiene una bola de cristal, no corresponde. Me parece que lo que corresponde es que el señor homenajeado tenga la posibilidad por lo menos de ingresar al recinto, creo que es una cuestión de estilo y creo que usted señor presidente lo entiende porque confío en la ecuanimidad que ha tenido para conducir el debate en este tipo de ocasiones.

Yo le voy a pedir una instancia de reflexión a la propuesta intolerable que acaba de mencionar el señor edil del Partido Colorado, que de ninguna manera enaltece a la institución en una sesión de estas características.

SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Terminó señor edil?

SEÑOR DUARTE.- Gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor Silea ¿sigue manteniendo lo que propuso?

SEÑOR SILEA.- Pase a votación. No lo vamos a apoyar.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está solicitado un pase a cuarto intermedio, los que estén por la afirmativa pueden hacerlo ahora.

(Apoyado)

NEGATIVA (10 en 27)

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Señor presidente…

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- El invitado puede ingresar igual a sala, así se lo solicitamos, puede ser resolución de usted…

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor edil, no corresponde de acuerdo a lo que está.

SEÑOR DUARTE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Duarte.

SEÑOR DUARTE.- Gracias, señor presidente.

La verdad que he visto en la junta de todo, pero uno siempre se sorprende ante un acto de esta naturaleza. Se sorprende porque no solamente no se lo merece la persona homenajeada, al punto que me parece una afrenta, sino que además no se lo merece la cultura de Salto y no se lo merece el acervo cultural que como sociedad hemos construido.

Ahora, sin perjuicio de referirme a la obra, a la extensa y reconocida obra del homenajeado, a la que probablemente mis compañeros con mejor autoridad que yo se puedan referir, lo que voy a hacer, si usted me permite, porque creo que las actuales circunstancias se imponen a generar una especie de reflexión que de alguna manera sobrepasa la cuestión concreta que nos ha convocado; sin embargo, me parece oportuna. Además de la llamativa ausencia de la bancada del Partido Nacional que a pesar de ser nada más que dos ediles representan a un partido, a una colectividad.

Para referirme al homenajeado lo primero que me viene a la memoria son aquellos ejemplares de aquella revista de la década del ochenta que se llamaba Colorín Colorado y que estaba junto a otros libros de Morosolli, de Serafín J. García, de Horacio Quiroga y que integraban aquella biblioteca familiar que mis padres construyeron y que en aquella estufa de nuestra casa, vivíamos en Mataojo, en aquel tiempo no había televisión y lo que se cultivaba era eso. Entonces, a pesar de que sea una cuestión de índole personal, la referencia que tengo que hacer es necesaria. Creo que cuando se trata de homenajear a una persona, a un intelectual, en este país es imposible ver, por lo menos muy extraño que existan intelectuales que no se hayan comprometido con alguna causa. Porque nuestro país que es una república tiene en su intelectualidad personas comprometidas con la sociedad a la que pertenecen. Es lamentable que a una persona muy destacada de la cultura y de la literatura y en el arte, es reprochable que a esa persona se le prive de un reconocimiento por tener ideas políticas distintas de alguno que se pretende homenajear.

En general todas o la gran mayoría de las personas que han resaltado en el mundo de la literatura, en el mundo de la intelectualidad en este país han estado vinculados de una manera u otra a una filosofía, a una forma de ver la sociedad, a una forma de ver al país y eso es natural y es bueno además. Porque si hay algo que ha caracterizado a nuestros intelectuales es que no han sido indiferentes a los problemas sociales que le han ocurrido y que es lógico que así sea. La verdad es que yo no hubiera querido que nuestros intelectuales hubieran sido personas indiferentes a las cuestiones más importantes y más trascendentes que viviera la sociedad a la que pertenecían.

El homenajeado de hoy es uno de ellos, como lo han sido otros, también de otros partidos, y los que niegan eso es porque o son muy ignorantes y desconocen la propia historia de este país, o son realmente intolerantes.

Hay una peripecia a destacar en la trayectoria del ciudadano ilustre que se ha nombrado. Hay un relato de Beatriz Santiesteban que salió en el año 2013 en Brecha y que, de alguna manera, cuenta cómo en determinado momento el maestro fue destituido de sus fueros académicos en razón de la ideología que profesaba. Y parece mentira que hoy, en el 2018, muchos años después, habiendo recuperado la democracia, nuevamente, señor presidente, algunos quieran destituirle de una mención y un reconocimiento por la manera de pensar. Y eso me parece absolutamente inaceptable; es como que hoy tenga otra destitución. Y los que practican este tipo de cuestiones, están indirectamente evocando al autoritarismo, porque no son capaces de tolerar que alguien piense diferente. Y quiero decirle, señor presidente, que esto, algún día, esto que es una instancia de luto para la cultura de Salto, algún día le va a pasar la factura a aquellos que hoy están privando de un merecido homenaje por las cuestiones y por las razones de pensar diferente.

Pero además, señor presidente, parece que hay un desconocimiento tan grande, porque esta casa, cuando le tributó homenaje al Esc. Cesio -justo homenaje y justo reconocimiento-, no le preguntó qué votaba ni de qué partido venía, y me parece que allí se actuó ecuánimemente. Y así ha pasado con muchos de nuestros intelectuales; todos ellos o la gran mayoría tenían una filiación partidaria.

¿Alguien puede pensar que Rodó deja de tener la estatura intelectual que tiene por el hecho de que era una persona que tenía una clara filiación y adhesión al batllismo? En sus centenares de escritos tenía una adhesión directa a las ideas batllistas, y creo que esa cuestión no solo no lo enlutaba sino que lo enaltecía.

¿Alguien puede pensar que Acevedo Díaz era un mal escritor por el hecho de haber sido nacionalista? ¿Alguien puede creer? Recibió centenares de distinciones. Quizás, algunos legisladores nacionalistas nunca hayan leído Con divisa blanca o alguna otra obra de esa naturaleza, pero lo que quiero decir es que ese escritor nunca tuvo un demérito por el hecho de tener una filiación nacionalista. Y lo mismo pasó con Osiris Rodríguez Castillo, desde el momento que también tenía una clara adhesión a las ideas del Partido Nacional. O Julián Murguía, que era ingeniero agrónomo, también escribía libros de literatura infantil como lo hace el maestro. Había sido exiliado, escribía en la contratapa del semanario La Democracia, que era el diario de Por La Patria, que dirigía Wilson Ferreira, y, sin embargo, el ingeniero Murguía recibió cientos de reconocimientos, y no importaba la filiación.

¿Acaso vamos a olvidar a Quijano, que también tenía un claro origen nacionalista, que fue un periodista de fuste que marcó a toda una generación? O Paco Espínola, que, si bien fue velado en la sede del Partido Comunista del Uruguay cuando falleció, nada más y nada menos que el 27 de junio del 73, el mismo día en que disolvían las cámaras, pero que había tenido una clara filiación nacionalista. Basta recordar en Rodríguez, cuando dice Espínola “ahí está el diablo, de poncho colorado”, porque había un relato directo, trataba de comunicar y asimilar al diablo con la filiación colorada y lo hacía en el arte de la literatura, y eso era parte de la libertad de expresión.

Lo mismo con Juana de Ibarbourou. Juana de Ibarbourou, además de ser ahijada de Aparicio Saravia, nacida en Melo, dijo en varias oportunidades que ella era nacionalista, y recibió los más reconocidos premios del género.

A mí me llama la atención que en esta oportunidad se utilicen las filiaciones, las ideas, la filosofía como un elemento para privar a alguien de ser reconocido. Creo que esta actitud intolerable, la de ni siquiera dejar entrar al homenajeado, es una actitud fascista, fascista que no debe perdurar y que debe ser rechazada. Porque además, señor presidente, en estos momentos difíciles que vivimos como sociedad, constituye también un acto de violencia inaceptable. También es una forma de violencia y de excluir a las personas por pensar distinto, y eso es parte de una estrategia que quiere dividir a la sociedad, que quiere marcar a la sociedad, que quiere desplazar a aquellos que piensan distinto. Pero creo que esto, a la larga, no va a perdurar.

Recuerdo que un día estaba en clase con el doctor Pérez Pérez, que falleció el año pasado, era constitucionalista, y también era parte de esa generación intelectual comprometida, el doctor Gamarra, el doctor Valdez Costa, el escribano Caffaro, habían sido un grupo de docentes universitarios que habían ido a militar a favor del voto verde y el intento por derogar la ley de caducidad. Entonces, se los criticaba por eso, y él decía que, justamente, eran intelectuales comprometidos. Y yo festejo que haya intelectuales comprometidos. Festejo que haya personas que defiendan sus ideas, a pesar de que la defensa de las ideas tenga estos momentos amargos y disgustantes como los que esta mayoría eventual quiso imponer en el día de hoy. Pero creo que esta sociedad merece un cambio y que estas cuestiones van a modificarse pronto, señor presidente, porque, como decía el Martín Fierro, “no hay tiempo que no se acabe ni tiento que no se corte”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

SEÑORA FILONENKO.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil Duarte.

(Dialogados)

Tiene la palabra la señora edila Liliana Filonenko.

SEÑORA FILONENKO.- Buenas noches señor presidente, muchas gracias.

En esta ocasión voy a trasladar la postura de la bancada del Partido de la Gente.

Sin intención de afectar a la persona en particular esta noche, no vamos a apoyar la declaración de ciudadano ilustre. El Partido de la Gente quiere dejar bien en claro que no tenemos nada en contra del señor en cuestión; es más: desconocemos más de él de lo que hemos podido enterarnos.

(Manifestaciones en las barras)

Pido respeto, por favor, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Por favor, las barras deben guardar silencio cuando están en uso de la palabra los señores ediles.

Muchas gracias a todos y espero la comprensión.

SEÑORA FILONENKO.- Gracias.

Entendemos que una vez más no se ha respetado y se ha ninguneado al legislativo por parte del ejecutivo. Los pasos adecuados para tal ocasión no fueron dados por los impulsores. Oficialmente no se ha informado ni mucho menos coordinado como se debiera, a nuestro humilde entender.

Pido las disculpas del caso al señor involucrado pero el Partido de la Gente, guste o no, forma parte de este legislativo.

Muchas gracias.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila.

Tiene la palabra el señor edil César Bentos Pereira.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Muchas gracias, señor presidente.

Me voy a dirigir a la mesa pero mirando a los ojos al profesor, al maestro, escritor y artista Sergio López Suárez

Como usted sabe, integro la comisión de cultura de esta junta departamental, donde trabajamos en el estudio sobre la solicitud del Instituto de Formación Docente y del Consejo de Educación Inicial y Primaria, de declararlo ciudadano ilustre.

Dicha propuesta fue enviada a nuestro legislativo a iniciativa del señor intendente Andrés Lima y aprobada en Comisión con los votos de los ediles de nuestra bancada.

En función de eso me informé sobre su vida, sus libros, su obra. Me comuniqué con personas que conoció en el tiempo en que yo aún no había nacido, pero también hablé con personas de mi generación que saben de su trabajo. Permítame decirle que yo al menos no lo voté en comisión por sus éxitos, que por cierto celebro porque son un gran aporte a la literatura infantil uruguaya y de esta misma comunidad salteña de la cual es usted un hijo pródigo.

El éxito es en general pasajero y por su propia naturaleza puede conquistarse sin mucho esfuerzo. Ver solo el éxito sería una contradicción para mí, que trato de ver y valorar los procesos de los fenómenos de la vida de la gente. Debo decirlo con claridad: no me encandilan las luces del éxito. Tal vez, por el contrario, me llevan a reflexionar más, esperar un poco. Ahora, su caso es diferente.

Trabajé –y trabajamos- con los compañeros ediles de nuestra bancada incansablemente para que hoy usted estuviera aquí presente porque vi su trayectoria, vi los años que dedicó a la docencia y supe del reconocimiento, de su capacidad y entrega por parte de los entendidos en la materia.

El maestro Sergio López Suárez terminó el preparatorio y los primeros años del instituto magisterial trabajando al mismo tiempo de mandadero en una farmacia, y se recibió de maestro con las mejores notas; por eso se le entregó la medalla de oro. Trabajó en la Escuela N.° 5 allá, en el Cerro, y participó de la movida cultural de esa época concurriendo al taller Horacio Quiroga, en el que entonces Cziffery, el famoso pintor de las lavanderas del río, junto a otros destacados intelectuales salteños mantenían encendida aquella llama de la cultura. Toda esa actividad que el maestro desarrolló lo hizo apoyado por quien era entonces su novia y sería más tarde su esposa y compañera para toda la vida, la señora Perla Mari. Con ella tuvieron tres hijos: Ernesto, Fernando y Pablo, y hoy la familia ya despliega sus ramas en nietos y nietas, alguno de los cuales -según pude enterarme- ya maneja el lápiz de la mejor manera.

Sé que la vida de ustedes –me refiero a toda su familia- no ha sido fácil. Debieron trasladarse a Montevideo por un problema de salud del primer niño, quien afortunadamente dejó atrás la zona de riesgo. Tuvieron que enfrentar una ciudad que les era totalmente desconocida en los tiempos de una dictadura atroz que castigaba a los pobres, que no daba posibilidades y castigaba a quienes buscaban la libertad. En ese marco agobiante, usted es destituido del cargo de maestro. Creo saber, creo entender el dolor que le causó ese acto irracional, esa insania –que hoy se repite acá, en esta junta- y le adelanto que volveré sobre esto porque ahora me gustaría seguir brevemente con la cronología de su vida y señalar que todos los testimonios rescatan que aquel apartamento del Palacio Salvo, donde ustedes fueron a vivir gracias a la generosidad de un amigo, era un andén al que llegaban los salteños que no tenían dónde dormir ni comer. Era un mirador, por donde veían más allá de las tinieblas. Era un refugio tibio, una mesa cálida, una mesa de amigos, una casa de hermanos.

Mientras tanto, la vida transcurría y usted dibujaba, usted escribía, usted trillaba la ciudad en busca de sustento para su familia; y siempre, recibiendo en aquella casa, a estudiantes de magisterio que habían escuchado su nombre, su vocación docente, su generosidad, de boca de otros estudiantes o de algunos que ya eran maestros.

Más tarde fueron a vivir al Cerrito de la Victoria, su actual domicilio. Y ahí también llegaban los estudiantes, los maestros, los escritores de la incipiente literatura infantil. Fue en esa casa donde, junto con su compañera Perla, llevaron adelante la iniciativa, la increíble aventura de “Personita”, una librería en aquel garaje contiguo. Era casi irreal sostener una librería para niños en un barrio pobre de Montevideo, y ustedes lo lograron.

Y allí comenzaron a llegar maestras con alumnos para escuchar los cuentos motivantes de Sergio López Suárez. Pero además de eso, de ese trabajo, seguía dibujando, seguía escribiendo. Publicaba uno a uno los libros que hoy son exactamente treinta y ocho. Por ellos ha recibido decenas de reconocimientos, rediciones, traducciones, alguna de las cuales hoy nos resultan extrañas ya que nada más ni nada menos fueron traducidas al chino.

Pero seguramente lo que todos conocen de esa faceta es el viaje impensado, esa trayectoria mágica de esa niña que nació en papeles arrugados en la calle Juan Rosas del Cerrito de la Victoria en Montevideo, y de aquellos papeles arrugados pasó a otros papeles, a otros colores y de ahí al celuloide –aunque sabemos que ya no existe-. Pero del celuloide pasó y caminó por la alfombra roja de Hollywood y luego por los cines de Japón, de París, de Berlín, de Barcelona y de tantas otras ciudades del mundo. Y de nuevo volvió y anduvo por los cines de barrio de nuestro país.

Pero quizás lo más curioso, lo más entrañable de todo esto que he contado, es que el maestro Sergio López Suárez es el mismo. Quiero decir con sus convicciones, sus principios, su compromiso, su andar en la vida; es igual a la de aquel joven que con su compañera Perla y su niño enfermo, un día se subieron en un camión que transportaba naranja para llegar a Montevideo porque no tenían dinero para el pasaje. Tengo la plena convicción de que en el mundo en que vivimos y de que en esta ciudad en que habitamos, muchos deben estar pensando que lo que hoy he señalado no son méritos para ser declarado ciudadano ilustre; es que hay gente que todavía piensa que vale por lo que se tiene, desde el punto de vista material.

Gracias a la escuela pública, gracias a maestros como Sergio López Suárez pienso distinto.

Creo que lo que señalé aquí es la biografía de una lucha silenciosa, tenaz, del poder de superación, de la admirable capacidad de no perder -valga la redundancia- la capacidad de afecto hacia el ser humano a pesar de ser golpeado sin piedad –y hoy está recibiendo otro puñetazo- por un sistema injusto. Esos son los valores que yo rescato de este hombre y de su familia, de esta increíble trayectoria del ser humano, valores que lo llevan a tener siempre presente a su Salto querido, a sus amigos, a sus calles, a su instituto magisterial, en definitiva, a sus raíces.

Hay mucho más para decir pero como sabemos el tiempo es tirano y no contempla la aspiración de los oradores. Por eso voy a volver a lo que dejé inconcluso a mitad de mi intervención, quiero volver a ese día infausto, ese día en que usted leyó ante un grupo de amigos las incalificables, las enfermas razones por las que la dictadura le arrancaba su título de maestro, tal vez usted sufrió otros dolores peores en la vida, pero, permítame detenerme en ese, ese choque entre la barbarie y la cultura –que hoy se repite-, entre los dientes de los lacayos y el lápiz que dibuja, permítanme decirle que creo que llegar a entender ese dolor, al fondo de ese dolor, creo entender lo que usted y su familia sintieron, sé que ese dolor no se logra borrar, tengan presente señores que este dolor no se olvida, ese dolor provocado por el odio yo no lo olvido, pero no lo guardo en el rencor, porque -como dije antes- este país, esta ciudad, ha dado a la vida maestros, seres humanos excepcionales como el homenajeado –o que pretendíamos homenajear-, que con su prédica y su vivir nos han mostrado, nos están usitando en una charla permanente que viene desde el fondo de la historia, que ese dolor que nos provocó la insania de una dictadura no debe ser respondido provocando más dolor, al dolor que usted sintió aquella tarde cuando lo destituyeron del cargo de maestro que había conquistado con enorme sacrificio, nosotros respondemos con más libros, con más “anina”, con más “uh“, respondemos con esa semilla que a usted, maestro Sergio López Suárez, le fueron cayendo de los bolsillos, de entre los dedos cuando andaba pateando la empinada vida, porque yo, después de haberme acercado a su historia, tengo la más firma certeza de que nunca usted buscó convencer, sino hacer pensar, ayudar a ver más allá de lo muestran las apariencias, porque hoy más que nunca creo que sí es cierto aquello de que “la justicia tarda pero llega”.

Salú, ciudadano ilustre de Salto, maestro Sergio López Suárez.

(Aplausos)

SEÑOR IRABUENA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Fernando Irabuena.

SEÑOR IRABUENA.- Buenas noches, señor presidente. Buenas noches a todos los ediles. Buenas noches, maestro.

A pesar de la tristeza que nos embarga, levanto la vista y me envuelve una alegría, maestro, usted ya tiene su reconocimiento, mire quiénes lo rodean.

En lo que me es personal, me voy a dirigir a algunas enseñanzas que sus libros contienen para nuestros alborotadores del amor y la alegría, esos niños que están ahí, y algunos de nosotros también, ya que seguimos sintiéndonos niños.

Cada uno de nosotros, con nuestros defectos, es único en este mundo, que se puede ser uno mismo aceptándonos como somos físicamente, a pesar de que sea tan difícil. (Diógenes, el ratón que no quiere ser ratón).

Conocer los pormenores de la flora nativa simbólica y a través de la narrativa en parte a la cultura de la raza charrúa la cual fue aniquilada injusta y traicioneramente por algunos personajes de la época que hoy son idolatrados por algunos actores políticos. (Leyendas de ñacurutú, ave rapaz nocturna parecida al búho, de unos setenta centímetros de altura y plumaje amarillento y gris).

A que cada uno de nosotros nos expresemos tratando de transmitir según lo que nuestro mundo interior nos dicte. (Los Remigio cuentan).

Se puede aprender jugando sobre el arte culinario conjugando la lectura, la observación y el razonamiento para lograr el objetivo. (Leer, mirar y adivinar).

Utilizar los más diversos personajes para estimular la imaginación y creatividad de los lectores. (Escondites).

También en sus libros podemos leer las contrariedades de la vida familiar y escolar que debe afrontar un niño en su etapa de desarrollo. (Historia de Anina).

Esto de que texto e imagen se complementan, no es usual, es un privilegio que muy pocos disfrutan.

Aquí, por tratarse de personajes universales, estamos representados todos, no particulariza, engloba a la humanidad en una mirada de padre. Acá estamos todos, como somos y como querríamos ser. (Martha Cano, sobre el libro STOZ el país de los UH).

Con este humilde y muy sencillo análisis quise demostrar la importancia del contenido de sus libros para la educación general y cultural de nuestros encantadores locos bajitos, nuestros niños.

Este, el suyo, es un aporte de suma importancia aportando herramientas para la inculcación de valores en forma recreativa e incentivando la lectura como herramienta de combate a los valores que nos impone este sistema capitalista a través de los medios tecnológicos, en el momento actual en el que vivimos donde una parte de nuestra sociedad solicita el gatillo fácil para con aquellos adolescentes que recientemente dejaron la niñez, si es que la tuvieron alguna vez, si es que en algún momento el contexto que los rodeaba los dejó ser niños, usted, con su pequeño pero gran aporte desde la escritura y el dibujo, nos demuestra que se puede construir una sociedad diferente a la que tenemos hoy. Desde la lectura de sus escritos podemos denostar parte de su mundo interior, el de aquella persona que por vocación es maestro y lo sigue siendo en todos los aspectos de la vida.

Ahora, voy a tomar algunas frases suyas, porque en “soy un ilustrautor”, me mató. Debo reconocer que tuve que leer, y tuve que leer qué era un neologismo para entenderlo bien. Neologismo: palabra o expresión de nueva creación en una lengua. Pero me remití a una frase de una colega suya, esta palabra, ilustrautor, que aún no existe como tal en la Real Academia Española, llena un vacío de nombre para esta profesión que, en sí misma, completa dos facetas de este arte. Por ello me encanta utilizarla y soy una ferviente promotora en favor de que exista. La acuñó mi amigo Sergio López Suárez, quien además le hace un gran honor.

Cuando le pregunto a los autores para quienes ilustro, si las imágenes les satisfacen, sí así se lo imaginaron, ellos asienten entusiastas, pero, sin embargo, nunca podré saberlo a ciencia cierta. Nunca podré estar en “su película mental” e interpretarla como ellos la vieron.

Solamente cuando funciono en este modo, el de ilustrautor, puedo saber si lo que quiero transmitir está presente o no (más allá de que todos sentimos que existe un “super ilustrador adorado” con quien nuestro texto sería exaltado hasta la gloria). (María Noel Toledo).

Reparé en una frase, en la cual usted comentaba: “Me doy cuenta de cuál es la magia de lo escrito: congela la acción sin detenerla”. Qué frase. Eso encierra mucho de la persona que está haciendo esta obra, de la persona que ha llevado todas estas obras y esa persona, quien en realidad, supo conjugar que la escritura puede transmitir lo que uno piensa y lo que su interior le transmite.

Pero me quedo con esta última: “Sueño con que los libros que invento irradien algo de esas idas y vueltas que la vida de los gurises me sigue mostrando disimuladas entre juegos y verdades”.

Tenía que cerrar con esto porque esto habla de la integridad de la persona.

(Aplausos)

SEÑOR SILEA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Mauricio Silea.

SEÑOR SILEA.- Muchas gracias, señor presidente.

Estamos reunidos hoy en una sesión extraordinaria para tratar una designación de ciudadano ilustre de nuestro querido departamento.

Esta sesión la pidió solamente el Frente Amplio. Por ese motivo deseo dejar en claro algunos conceptos:

Primero: se considera ciudadano ilustre a quien por sus méritos a favor de un país o región ha sobresalido o distinguido por acciones dignas, generosas e indiscutibles, a favor de los demás. Debe haber aportado mucho en beneficio de su comunidad. Y estas deben ser representativas de la misma y sobre todo ser reconocidas a nivel popular.

La persona debe haber tenido una conducta intachable a todo nivel y en todo sentido.

Debe, a mi entender, estar a un nivel superior a cualquier diferencia y debe ante todo ser reconocido, repito: reconocido, apreciado y respetado por una gran mayoría de sus conciudadanos.

No es una comisión con mayoría circunstancial, ni el ejecutivo de la Intendencia de Salto quien puede imponer a su pueblo tal nombramiento. A quien sí le corresponde es a la Junta Departamental como órgano representativo del pueblo de Salto.

Dicho esto, no salgo de mi asombro al ver cómo el Frente Amplio trata de lograr tal distinción a un ciudadano que a nuestro entender aún no cumple con los requisitos antedichos.

(Murmullos en la barra)

SEÑOR PRESIDENTE.- Por favor a las barras, hemos escuchado a otros ediles, por favor, les pido respeto. Muchas gracias.

SEÑOR SILEA.- Esto es vergonzoso, al punto que juegan con las personas, en este caso con el maestro Sergio López, ya que lo proponen a sabiendas de que no tienen los votos necesarios para lograrlo.

Por eso digo, señores, no se juega con las personas. No se deben crear reconocimientos que debieran venir cuando la persona adquiera todas las características necesarias.

¿O quizás quieren crear reconocimientos solo porque la persona es militante del Frente Amplio?

Por eso repito: no se juega con las personas sea del signo que sea. Y este tipo de distinción siempre ha salido de comisión con el voto unánime de sus componentes, y este no fue el caso. Lo tratamos en comisión, estuve en la comisión, y lo quisieron sacar igual aunque les dijimos que no estaban los votos.

Como se ve, asistimos a una cruel demagogia frentista que trata de manejar a las personas creándole infundadas expectativas y a la Junta pensando que votaremos lo que se les ocurra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor edil, no se dirija a ningún partido político. Haga su exposición pero sin partido político.

SEÑOR SILEA.- Muy bien, señor presidente.

Señor presidente, este triste asunto no da para más, solicito, sin más, que se ponga a consideración el Artículo 50 del Reglamento Interno, y que se pase a votar.

Muchas gracias, señor presidente.

(Interrupciones) (Dialogados)

SEÑOR PRESIDENTE.- Por favor, los señores ediles saben bien que es sin discusión. El artículo 50 cierra la lista de oradores, y se pone a consideración el voto.

(Interrupciones)

No voy a dar la palabra.

Ponemos a consideración…

(Interrupciones) (Dialogados)

No, no le puedo dar la palabra.

Es moción de orden y tengo que ponerla a consideración, lamento, señor edil.

Está a consideración cerrar el debate y….

(Interrupciones)

Usted lo sabe bien señor edil, el artículo 50 dice uno a favor y uno en contra, acá se hicieron expresiones de cuatro ediles y uno solamente en contra, entonces, se pide el artículo 50 y lo ponemos a consideración.

Está a consideración el artículo 50, los que estén por la afirmativa.

(Interrupciones) (Dialogados)

Afirmativa. MAYORÍA (17 en 27)

Es afirmativo. Se votó el artículo 50, el cierre de la discusión…

(Interrupciones) (Dialogados)

Ahora, hay que poner a votación el proyecto.

BENTOS PEREIRA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Quiero pedir que la votación sea nominal, señor presidente. Y agregar algo, es cortito, ¿puedo agregarlo?

SEÑOR PRESIDENTE.- No.

(Interrupción)

Señor edil, no puede.

(Interrupción)

No confunda señor edil. Porque siendo aceptado por la junta.., pero tiene que ser votado en el plenario. Aparte se lo discuto. El creador de ese proyecto fui yo, tiene esa intención.

Se toma la votación en forma nominal por parte del señor secretario general, Manuel Barreiro.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Voto por la afirmativa. Y quisiera fundamentar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

Mi voto es afirmativo porque hoy no hay banderas políticas en las barras como cuando se declararon algún otro, hoy en las barras hay cultura, se respira cultura porque están los docentes, los docentes jubilados, están los niños sentados disfrutando de lo que es la cultura de nuestro Salto que se exporta a todo el mundo.

La democracia no se hace de esta manera. Mientras promueven y acompañan quemas de cubiertas en pos de seguridad y contra la violencia, en esta sala aplicamos la máxima de la violencia que era la que aplicaban los nazis cuando decían que los ilustrados eran prescindibles. Hoy estamos haciendo eso. Estamos prescindiendo de los ilustrados y estamos prescindiendo de la cultura.

A mí no me cuente para eso señor presidente, mi voto es afirmativo.

“Sean los orientales tan ilustrados como valientes”, decía alguien que ya ni recuerdo, porque conozco menos de lo que recuerdo, pero la cultura, los docentes, los niños y el pueblo todo ya lo declararon ciudadano ilustre. Los miles de lectores a la vuelta del mundo ya lo declararon ciudadano ilustre, no necesita de la pobreza intelectual de unos pocos que ni siquiera googlearon el nombre para enterarse quién era o para leer acaso, algún libro o mirar una ilustración.

No necesito de la pobreza política de esos tantos que hoy no levantan la mano. El cúmulo de obtusos y oscuros personajes que hoy afrentan contra la democracia por una mayoría circunstancial, como lo dijo alguien que votó el artículo 50, el artículo mordaza de esta junta departamental, no va a hacer que el maestro Sergio López sea menos ciudadano ilustre. Él ya fue declarado ciudadano ilustre.

Maestro, la gente ya lo ha declarado ciudadano ilustre y yo reconozco la voluntad del pueblo.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

Prosiga con la votación, señor secretario general.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Duarte.

SEÑOR DUARTE.- Voto por la afirmativa, y quisiera fundarlo, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR DUARTE.- Creo que en estas circunstancias no solamente es una moción que pretende hacer un reconocimiento, sino que además es una moción como talentosamente lo afirmaba el edil Beasley, es una prueba de democracia.

Los autoritarismos siempre cuando quieren imponerse lo primero que hacen es intentar amedrentar la cultura y la educación. No es casualidad que cuando hubo en este país una interrupción del estado de derecho intervinieron la universidad, los entes de enseñanza, destituyeron a muchos de sus funcionarios, entre ellos al maestro, exiliaron a los artistas, clausuraron al teatro El Galpón, eso no es una casualidad. Los autoritarismos cuando quieren imponerse lo primero que hacen es intentar amordazar la cultura. Esto, señor presidente, lo que se vive hoy lamentablemente, más allá de los magros argumentos que algunos quisieron esbozar, es un acto de autoritarismo, y es un acto de autoritarismo llevado adelante por autoritarios.

Espero, y creo que nosotros tenemos el compromiso de hacerlo, que estos eventos no vuelvan a suceder y podamos nuevamente en esta junta homenajear a todos aquellos que se merezcan una distinción sin importar las ideas que hayan profesado, siempre y cuando ellas se adhieran a la democracia y a nuestro sistema republicano.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Puede continuar con la votación señor Secretario General.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Souza.

SEÑOR SOUZA.- Voto por la afirmativa, y quisiera fundamentar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR SOUZA.- Creo que los compañeros de bancada ya se han expresado de forma muy correcta sobre la figura del maestro.

Simplemente quiero agradecerle al maestro por tantas historias que nos permitió leer en nuestra infancia, la mía un poco más reciente, pero tuve la oportunidad de leer muchos de sus cuentos.

En cierta manera también pedirle disculpas por el mal momento que ciertas personas lo están haciendo pasar. Demostrando unos niveles de intolerancia muy grande, un fascismo muy grande, y otros que directamente ni siquiera entran a sala argumentando no votar por simples comentarios en facebook.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor edil.

Puede continuar con la votación el señor Secretario General.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Irabuena.

SEÑOR IRABUENA.- Voto por la afirmativa, y quisiera fundamentar mi voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR IRABUENA.- Lamentablemente estamos asistiendo en un momento de una bajeza y desconocimiento de lo que es la cultura y la riqueza de nuestro departamento y de nuestro país. No se aflija maestro, usted está por encima de lo que esta junta decida, usted intelectualmente y culturalmente es muy superior a lo que hoy estamos viendo en esta junta departamental.

Es lamentable que se diga que es por filiación política cuando en esta junta departamental hemos hecho homenajes a actores políticos que tuvieron influencia en nuestro país. Hoy estamos desconociendo la influencia que tiene un artista, un poeta, un escritor sobre la vida de nuestros gurises, porque no es fácil que alguien escriba para los gurises y que lo haga de la forma pedagógica que lo hizo y que lo sigue haciendo.

Entonces, maestro, ¡chapó! usted está por encima de todo esto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor edil.

Puede proseguir con la votación el señor Secretario General.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila González.

SEÑORA GONZÁLEZ.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila Giménez.

SEÑORA GIMÉNEZ.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Silva.

SEÑOR SILVA.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Todoroff.

SEÑOR TODOROFF.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Subí.

SEÑOR SUBÍ.- Voto por la negativa, y si usted me permite, señor presidente, me gustaría brevemente fundamentar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR SUBÍ.- Gracias, señor presidente.

Señor presidente, voy a quebrar una lanza por el señor, pidiéndole en forma particular las disculpas del caso porque no tengo el placer de conocer al caballero. En la medida que me enteré de su nominación lo que hice fue googlearlo y buscar información. Encontré a una persona aparentemente bien preparada, con todas las condiciones que los compañeros curules han hablado, y donde advertía un enfoque político muy claro denotando una visión política y atacando a otra. Así lo vi.

Pero recuerdo que en este mismo plenario hemos reconocido a personalidades que no son de nuestro partido. Se reconoció al doctor Campos, se reconoció a Quique Cesio, como se dijo, se reconoció a nada más y nada menos que a la querida profesora Ofelia Piegas y no hubo distinción ni negatividad política al respecto.

Por lo tanto, en mi caso particular, me disculpo y no sé si peco de ignorante, capaz que sí, pero no tuve la oportunidad de conocer su trayectoria.

Ahora sí le digo algo presidente, quien debería pedir disculpas también acá es la bancada del sector de coalición del Frente Amplio, porque esto que está pasando acá estaba sabido. Todos, absolutamente todos, sabían que esto no iba a proceder. Que esto nació de forma unilateral en una comisión en donde no hubo ningún tipo de acuerdo ni de consideración de otra visión, al grado que si sumamos la cantidad de votos que no acompañamos esta moción es muy mayoría. Quien lo propuso es una coalición ya quebrada que ni siquiera es capaz de mantener la mayoría en este período legislativo.

Creo que quien le debe pedir disculpas a usted es la bancada del Frente Amplio en una denotación…

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor edil, la fundamentación hágala a la mesa, no mire hacia los ediles.

SEÑOR SUBÍ.- Yo le quiero hablar al caballero que está detrás suyo.

En una demostración donde se escucha y donde se siente un exceso de hormona masculina, donde sentimos gritos y epítetos hacia nosotros en forma errónea. Creo que en este caso están jugando, diría algún relator de fútbol, para la hinchada, porque lo que están queriendo hacer es quedar bien…

SEÑOR PRESIDENTE.- Le quedan veinte segundos señor edil.

SEÑOR SUBI.- …a razón de hacerlo pasar mal al señor.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias señor edil.

Puede continuar el señor secretario general con la votación.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Rattín.

SEÑOR RATTÍN.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Cardozo.

SEÑOR CARDOZO.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Casola.

SEÑOR CASOLA.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Giménez.

SEÑOR GIMÉNEZ.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Silea.

SEÑOR SILEA.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Trindade.

SEÑOR TRINDADE.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila Rodríguez.

SEÑORA RODRÍGUEZ.- Voto por la afirmativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Milich.

SEÑOR MILICH.- Voto por la afirmativa y, si es posible, quiero fundamentar el porqué.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR MILICH.- Gracias.

Honestamente debo decirlo, no conocía la importancia enorme de la obra del maestro salteño, pero una vez que tuve acceso a toda esa información, enseguida consideré que esto es totalmente justo y adecuado. En consecuencia, esto me produce un enorme placer y un honor además. Un honor y un placer de tal magnitud, como inmensamente grande es mi pena por las bajezas que escuché en esta junta.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila Martínez.

SEÑORA MARTÍNEZ.- Voto por la afirmativa, y quisiera fundamentar mi voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señora edila.

SEÑORA MARTÍNEZ.- Quiero referirme al maestro y decirle que es un orgullo para Salto tenerlo y que ya es un ciudadano ilustre.

Gracias, maestro.

SEÑOR PRESIDENTE.- Prosiga con la votación, señor secretario general.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil García.

SEÑOR GARCÍA.- Voto por la afirmativa, y quisiera fundamentar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR GARCÍA.- Gracias, señor presidente.

Me quedé sin decir algunas palabras por el tema de la censura que pudo percibir, pero quisiera decirle simplemente unas palabras: que antes de esta instancia, usted, maestro, era un ícono de la cultura departamental y de esta gran nación. Lo es ahora y lo seguirá siendo. Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Puede proseguir con la votación, señor secretario general.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Bentos Pereira.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Voto por la afirmativa, y quiero fundamentar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Muchas gracias, señor presidente.

Señor maestro, ciudadano ilustre, Sergio López Suárez: quizás las expresiones que hubo en sala de que usted se sentía incómodo, hubiese estado bueno haberlo dejado pasar cuando lo solicitamos y usted expresaba si realmente estaba incómodo y si realmente le tomamos el pelo. Empezando por ahí.

“Ciudadano ilustre: es la distinción reservada para premiar méritos de extraordinaria singularidad a personas de nacionalidad uruguaya de destaca trayectoria local, nacional o internacional, o personas extranjeras con fuertes vínculos con nuestro país o en nuestro departamento, especialmente por sus servicios en beneficio de la comunidad en los campos de la ciencia, la docencia, las letras, la creación artística, el deporte, así como en el terreno humanitario o de cualquier otra naturaleza que lo haga acreedor del reconocimiento público”.

Maestro, por favor, déjeme un poco, porque a usted le sobra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor edil.

Señor secretario, puede continuar con la votación.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Godoy.

SEÑOR GODOY.- Voto por la afirmativa, y quisiera fundamentar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR GODOY.- Muchas gracias, señor presidente.

Voto en forma afirmativa por cortesía al señor maestro, más allá de que pueda haber diferencias o no.

Pero quiero dejar en claro que aquí, en este legislativo, en su momento propuse un reconocimiento a un deportista salteño con una trayectoria muy buena también, y no fue votada en una comisión con una mayoría circunstancial.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Puede proseguir con la votación, señor secretario general.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Pertusatti.

SEÑOR PERTUSATTI.- Voto por la negativa, y quisiera fundamentar mi voto, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Puede hacerlo ahora, señor edil.

SEÑOR PERTUSATTI.- Muchas gracias.

Simplemente volver a exponer las palabras de la señora edila Filonenko. No tenemos nada en contra del homenajeado. Felicitamos al señor edil Bentos Pereira, que sabemos que está en la Comisión de Cultura, y por lo que expuso acá, sabe y mucho de quien hoy es el homenajeado. Lamentamos lo expuesto por la señora edila Filonenko, que todo eso que se sabía, no nos hayan por lo menos consultado, no nos hayan invitado a participar de la comisión, porque a nosotros, como bancada del Partido de la Gente, el Frente Amplio no nos permite participar en comisión, y no por eso tenemos que saber todo ni debemos saber todo. Lamentamos que esto haya sucedido porque creemos que es un proyecto que debe salir en todo momento por unanimidad, como han salido en las ocasiones anteriores.

Las disculpas del caso al homenajeado.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Puede proseguir con la votación, señor secretario general.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila Filonenko.

SEÑORA FILONENKO.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Pintos.

SEÑOR PINTOS.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila Beppo.

SEÑORA BEPPO.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señora edila Añasco.

SEÑORA AÑASCO.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor edil Carbajal.

SEÑOR CARBAJAL.- Voto por la negativa.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Mi voto es afirmativo, y quiero fundamentar el voto.

(Aplausos)

Por favor, pido, no quiero aplausos.

En primer lugar, con gran pesar me desprendo de la voluntad partidaria de mis pares ediles, pero sabemos que con el maestro Sergio López Suárez tenemos muy marcadas diferencias ideológicas, que él no me va a convencer con sus ideas y yo tampoco lo voy a convencer con las mías.

Eso es en primer lugar.

En segundo lugar, como le dije hoy al señor edil César Bentos Pereira, quien redactó el proyecto de decreto que después esta junta departamental aprobó, fui yo. Entonces, no hice un decreto para votar negativamente, hice un decreto para votar afirmativamente. Por eso es mi voto afirmativo.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Votaron 28 señores ediles. 11 lo hicieron por la afirmativa y 17 por la negativa.

NEGATIVA (11 en 28)

SEÑOR PRESIDENTE.- Eso fue en general.

Pasamos a la votación en particular.

Artículo 1º.

(Apoyado)

NEGATIVA (11 en 28)

El artículo 2º es de orden.

No aprobado.

Levantamos la sesión.

(SIENDO LA HORA VEINTIUNA Y SIETE MINUTOS SE RETIRAN DE SALA LOS SEÑORES EDILES)

 

Versión sujeta a correcciones



X