Junta Departamental de Salto | VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL ACTA N.º 118 – 70ª SESIÓN ORDINARIA
Sitio de la Junta Departamental de Salto - Gestión 2017-2018 Edil Alberto Villas Boas
Junta Departamental Salto Alberto Villas Boas
19035
post-template-default,single,single-post,postid-19035,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-1.0,qode-theme-jds,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL ACTA N.º 118 – 70ª SESIÓN ORDINARIA

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL

ACTA N.º 118

70ª SESIÓN ORDINARIA

 

En Salto, a los veinte días del mes de setiembre de dos mil dieciocho, siendo la hora veinte y dos minutos, se reúne la JUNTA DEPARTAMENTAL DE SALTO en SESIÓN ORDINARIA, bajo la presidencia de su titular señor edil ALBERTO SUBÍ, con la asistencia de los siguientes señores ediles:

TITULARES SUPLENTES
MARTÍN PERTUSATTTI LEODAR DE PAULA
EDUARDO GODOY ÁNGELO BELMONTE
ENZO GARCÍA GONZALO MORAES
LILIANA FILONENKO NILSON RODRÍGUEZ
GRACIELA BEPPO MARÍA NOEL MACEDO
GERVACIO CARBAJAL SORAYA GODOY
SONNIA RODRÍGUEZ CARLOS BEASLEY
GUSTAVO BENTOS PEREIRA MARIANA CENTRÓN
JORGE PINTOS ROXANA COSTA
FERNANDO IRABUENA CRISTINA GIMÉNEZ
JOAQUÍN SOUZA SILVIO TRINDADE
GERMÁN MILICH MIGUEL GIRARD
GABRIEL DUARTE MAURICIO SILEA
JOSÉ LUIS PRESENTADO EUGENIA TORRES
MIGUEL TEXEIRA CARMEN ORTIZ
ANALÍA FROLA JULIO FLORES
CARLOS RATTÍN AGUSTINA VIERA
HÉBER GIMÉNEZ AMALIO SILVA
STELLA MAGNÍN WALTER ARAUJO
MARIANO CASOLA JUAN JOSÉ DE LOS SANTOS
JOSÉ ALBERTO VILLAS BOAS MENALVINA PEREIRA DAS NEVES
MARÍA DE LOS ÁNGELEZ MÁRQUEZ GUSTAVO CORONEL
GRANDENEL CARDOZO NICOLÁS BURUTARÁN
CARLOS SILVA  
MARTÍN BURUTARÁN  

 

Con licencia los señores ediles: Carlos COUTINHO MAGNONE, Gonzalo COUTINHO RODRÍGUEZ, Alejandro IRIGOYEN, Lourdes ACEVEDO, Marcelo RODRÍGUEZ, Ariel REYES.

Actúan en Secretaría el señor Secretario General, Dr. Manuel BARREIRO.

Como Jefa Departamento de Taquigrafía su titular, señora Ana G. MACCIÓ.

Asiste el Secretario Letrado de la corporación, Dr. Pablo PERNA.

SEÑOR PRESIDENTE.- Buenas noches, señores ediles.

Damos comienzo a la 70ª Sesión Ordinaria de esta junta departamental, Acta N.º 118.

Comenzamos con la

MEDIA HORA PREVIA

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Muchas gracias, señor presidente.

Dos preocupaciones de vecinos.

En primer lugar, doce familias que viven en la zona del Hipódromo. Doce familias que tienen problemas de agua potable, hace un mes que el camión aguatero de la intendencia no se acerca por allí. Hace un mes que no tienen agua potable. Estaban acostumbrados a que pasaba cada diez días el camión de la intendencia.

De todas maneras, hace mucho tiempo los funcionarios mismos de la intendencia, por macanudos, les decían: “nosotros le llenamos los tanques, pero, por favor, no vayan a tomar de esta agua. No tomen, no consuman esta agua. Úsenla para lavar la ropa, para lavar la cocina pero no la vayan a consumir”. Los tanques están realmente sucios, es un tanque que no tiene tapa, es un tanque que está abierto por arriba, y no está en condiciones de llevar agua potable realmente adentro, aunque por fuera diga “agua potable”.

Los vecinos están realmente preocupados, estamos hablando de la zona de Avenida Concordia y Maroñas, estamos hablando de un centenar de personas que conforman estas doce familias. Y, es una barbaridad que teniendo red de OSE a seis cuadras, porque está la Escuela N°13 por allí, no tengan una extensión para vivir con agua potable de OSE. Están dispuestos a pagarla pero no la tienen.

Lo que ellos piden es tener una mayor comodidad, ¡miren lo que estamos pidiendo: tener agua potable! La mínima comodidad que quiere la gente.

Le dejo esta inquietud.

Pido que la versión taquigráfica de mis palabras la envíe al Directorio de OSE, al Intendente de Salto, a la Dirección de Salud de la Intendencia, a los medios de comunicación, y al área que, no sé si es Recolección, la que tiene el camión aguatero, que es el que reparte el agua potable a distintos lugares del departamento, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se hará como usted lo está solicitando.

SEÑOR PRESIDENTE.- Continúa en uso de la palabra la señora edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Lo otro: La inquietud que hoy planteábamos en un matutino del departamento: cementerio central.

El cementerio central siendo un patrimonio arquitectónico indiscutible del departamento, de un lugar que debería de ser.., no es un lugar lindo para ir, tiene que ser un lugar tranquilo, porque uno allí va a reflexionar, va a pensar en sus seres queridos, en sus amigos, en sus familiares; lejos de ser eso, hoy es un lugar lleno de inmundicias. Las inmundicias más grandes, los peores olores, los olores más nauseabundos que usted se imagine, en eso se ha convertido nuestro cementerio central.

Y, el peor problema es la falta de personal. Y hay que reconocerlo. Y lo quiero reivindicar, el poco personal que tiene son excelentes funcionarios, porque para los pocos que son es impresionante el trabajo que hacen.

Hay momentos en donde falta uno o dos, no hay para inhumar cadáveres, no hay gente para enterrar los muertos. Si no fuera por el personal de las empresas privadas que los ayudan, solamente por ser macanudos, por buena onda, no habría forma de poner el cajón en el nicho. Porque la ley dice que las empresas privadas tienen que entregar el cuerpo en la puerta del cementerio y se deben de retirar, pero ven que los funcionarios no dan abasto, o que a veces no hay directamente funcionarios, y los acompañan a los deudos, a los familiares hasta el nicho para que no pasen vergüenza y para darles una mano y colocarlos.

Estamos hablando de los momentos más sensibles que vive cualquier persona, porque si hay algo feo que nos pasa a todos es cuando perdemos a un ser querido. A nadie le gusta y son los momentos más feos que pasamos todos. Y estamos hablando que el cementerio está con poco personal, y que realmente estamos en una situación muy triste, de mucha mugre, mucho olor feo, animales jugueteando con huesos de seres humanos, que aunque sean personas que no fueron reclamadas por otros seres queridos, son gente, en algún momento fue gente.

Realmente es lamentable la situación del cementerio.

Quiero pedir que las aguas servidas, que las hojas podridas, que todo lo que hoy está pasando irregularmente en el cementerio sea atendido.

Y voy a pedir, señor presidente, que la versión taquigráfica de mi exposición sea enviada al Intendente de Salto, al Director de Salud, a los medios de comunicación, a Adeoms, porque el que está en peor situación es el panteón de Adeoms justamente, y a Patrimonio Departamental, porque estamos arriesgando el patrimonio arquitectónico que tiene nuestro departamento.

Le agradezco.

SEÑOR PRESIDENTE.- Será como usted lo solicita, señora edila.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Gustavo Bentos Pereira.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Muchas gracias, señor presidente.

Buenas noches señores ediles, buenas noches compañeros y camaradas que están en las barras.

Quiero aprovechar estos cinco minutos de la media hora previa para saludar al Partido Comunista que mañana está cumpliendo sus 98 jóvenes años.

La Revolución de Octubre en Rusia propició en todo el mundo la creación de partidos obreros y estimuló a cientos de uruguayos a principio del siglo pasado a crear también en Uruguay el partido de los trabajadores.

A partir de 1905, se abre un nuevo período revolucionario para el movimiento obrero, sobre todo en la organización del partido de los proletarios, en el cual Vladimir Ilich Lenin, recogiendo los principios de Marx y Engels, en la ideología proletaria, crea el Partido Comunista, expresión política del movimiento obrero organizado.

El comienzo del desarrollo capitalista un Uruguay, con la penetración de los capitales británicos, nos lleva a la condición inicial de país dependiente del imperialismo inglés, allá por los años 1870, iniciándose las primeras organizaciones sindicales y las primeras luchas del proletariado nacional. Aparecen las tendencias ideológicas en el movimiento obrero, como el anarquismo, que era la fuerza dominante en aquel entonces, y por otro lado, el socialismo, de la mano de obreros inmigrantes españoles e italianos, que trajeron las experiencias de lucha de la Primera Internacional dirigida por Carlos Marx.

A principios del siglo XX, la burguesía nacional, dirigida por Batlle y Ordóñez, llega al poder y procura sujetar ideológicamente al proletariado bajo banderas del nacional-reformismo. En esta coyuntura se forma el Partido Socialista, que aunque no tuviera en ese momento una definición ideológica terminante, constituye un acontecimiento de real importancia en la historia de nuestro país. Dentro de este Partido Socialista, a pesar de que muchos de sus integrantes son revolucionarios, no tenían una definición marxista clara y algunos de sus dirigentes traen a su seno las ideas del revisionismo bersteineano, traídas al Rio de la Plata por Juan B. Justo, como la disminución de objetivos finales del proletariado, la prédica de la colaboración de clases, la negación de la teoría económica de Marx, del materialismo dialéctico y de la teoría del Estado.

En setiembre de 1920, la mayoría del Partido Socialista resuelve adherirse a la III Internacional y cambiar su nombre por el de Partido Comunista. El partido elige así la senda del marxismo, la senda de Lenin, la senda de la revolución Rusa. Eligió el camino revolucionario de la clase obrera y no el camino del reformismo pequeño burgués.

Fue en un paso decisivo, la construcción de un partido revolucionario, tal como lo quería Lenin, pertrechado con la teoría del marxismo-leninismo, organizado según los principios del centralismo democrático y estrechamente vinculado a las masas proletarias y populares.

La lucha por la formación del partido leninista es todo un proceso, que acompañó durante todo el siglo XX y parte de este siglo XXI, la historia de este país en las luchas de los trabajadores encontró a los comunistas en la vanguardia, en los principios del internacionalismo proletario, en enfrentar a distintas dictaduras que se desarrollaron en Uruguay, el de organizar al pueblo bajo una sola bandera, como lo fue la creación de la CNT y del Frente Amplio, que junto a nuestros aliados, se pudo desarrollar la más amplia expresión de los trabajadores organizados en una central única de trabajadores y agrupar a las fuerzas de izquierda en esta herramienta formidable que se llama Frente Amplio.

Ahondar en la historia del Partido Comunista es desarrollar la historia del Uruguay desde principio del siglo XX, porque sin falsa modestia, los procesos históricos que se dieron en Uruguay no serían los mismos sin un Partido Comunista uruguayo, un partido revolucionario que forjó hombres y mujeres para la lucha contra el fascismo, contra las injusticias y en defensa de los intereses populares.

La cardinalidad del papel del partido de ser la vanguardia política de la clase obrera es tan importante como la cardinalidad del papel hegemónico de esta en el movimiento popular. Ambos roles están unidos y entrelazados en el proceso revolucionario y se expresan con claridad en su rumbo, tanto cuando su peso ideológico y político es determinante como cuando es insuficiente.

Para finalizar, permítame leer esta hermosa poesía escrita por el comunista chileno, el escritor Pablo Neruda:

“A mi partido

Me has dado la fraternidad hacia el que no conozco.
Me has agregado la fuerza de todos los que viven.
Me has vuelto a dar la patria como en un nacimiento.
Me has dado la libertad que no tiene el solitario.
Me enseñaste a encender la bondad, como el fuego.
Me diste la rectitud que necesita el árbol.
Me enseñaste a ver la unidad y la diferencia de los hombres.
Me mostraste cómo el dolor de un ser ha muerto en la victoria de todos.
Me enseñaste a dormir en las camas duras de mis hermanos.
Me hiciste construir sobre la realidad como sobre una roca.
Me hiciste adversario del malvado y muro del frenético.
Me has hecho ver la claridad del mundo y la posibilidad de la alegría.
Me has hecho indestructible porque contigo no termino en mí mismo.”

Salud Partido Comunista del Uruguay en tu 98 aniversario y larga vida al partido de los trabajadores.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada a la Departamental de Partido Comunista de Salto, al Secretariado Nacional del Partido Comunista del Uruguay, a la Mesa Política del Frente Amplio en Salto y al Comité de Base de barrio Artigas.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil, se hará como usted lo solicita.

Señores ediles, tenemos aún diecisiete minutos de esta media hora previa, si alguien quiere hacer uso de la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Muchas gracias, señor presidente.

En el día de ayer celebrábamos 182 años de nuestro glorioso Partido Colorado, creo que no es nada menor.

El Partido Colorado junto a nuestro adversario histórico, el Partido Nacional, son los partidos más viejos del mundo. Solo un partido norteamericano se acredita tener la misma cantidad de años, pero tuvo varias interrupciones así que nosotros no les aceptamos la misma edad, solo el Partido Nacional y el Partido Colorado tienen esta longeva edad, y es un orgullo para nosotros haber celebrado ciento ochenta y dos años del partido más grande de la historia del mundo.

¿Por qué lo digo tan orgullosa? No solo porque somos colorados sino por los logros que hemos tenido y por las personas que han pasado por él, por las personas que han pasado por este departamento, por los grandes intendentes que ha tenido nuestro departamento, por Barbieri, por toda esa gente que nos ha dejado este legado.

Ayer disfrutábamos de un homenaje a los 182 años con el flaco Malaquina, tres veces intendente, lo veíamos más entero que nunca. Hoy de mañana nuevamente compartíamos con usted y con él otro acto, siempre dándonos lecciones de trabajo, con esos discursos fabulosos de gente que ya no hay.

Ese partido de los Batlle, de los De Brum, el partido que realmente nos ha dejado un legado de los CERP, de los CAIF, de los grandes bancos, de los liceos, de las escuelas de tiempo completo, podría nombrar cientos de obras que han sido inigualables, y que hoy han marcado un camino y están en una situación diferente a lo que mucha gente se pensaba que era una etapa de extinción.

Entonces, lo quiero destacar porque ese partido que muchos pensaban estaba en extinción tuvo una renovación con una de las personas más viejas del partido que es el expresidente Julio María Sanguinetti. Pensar que una de las personas más viejas del partido con ochenta y dos años utiliza uno de los métodos más modernos para comunicarse, por facebook directamente con la gente y contestar las preguntas. Es realmente alentador tener a una persona con ese conocimiento y con esa cabeza tratando de unir al partido y de ser parte de un gobierno para mejorar este país que se nos cae a pedazos.

Así que celebramos con mucha alegría los 182 años, con una sola pena: nosotros entendíamos que el festejo de un partido debía de partir de una orgánica, de un comité ejecutivo, que sí lo hay, del cual somos parte titular del comité y que, sin embargo, no está funcionando y no hemos sido citados desde hace años. Así que es la única pena que nos deja. La alegría que por lo menos un sector nuevo, que fue el sector Ciudadanos nos invitó a celebrarlo y nosotros como batllistas con mucho gusto fuimos a compartir la celebración y allí había gente de varios sectores aunque faltaban algunos y celebramos con mucho gusto los 182 años de nuestro partido.

No quería dejar pasar tanto tiempo de un partido histórico que ha sido gobierno diecinueve veces, que ha hecho historia en el país y que el mismo Wilson decía: (que no se me enojen los blancos) “el Partido Colorado es gobierno, el Partido Nacional es oposición”, era un tema de cantidad de veces que había gobernado el país.

Quiero un recuerdo para nuestro glorioso Partido Colorado que ha sido gobierno la mayoría de las presidencias de este país. Y si este país es lo grandioso que es, es gracias al Partido Colorado.

Quiero que la versión taquigráfica de mis palabras se la envíe al Comité Ejecutivo del Partido Colorado, a los sectores batllistas Ciudadanos y Vamos Salto del departamento de Salto, al diputado Tabaré Viera, al senador Germán Coutinho, a la senadora Cecilia Eguiluz y a los medios de comunicación.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- A usted, señora edila. Se hará como usted lo ha solicitado.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Carlos Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

Las luchas de las minorías en este país no son ajenas a nadie, aunque muchos suelen mirar hacia un costado o pretendan ignorarlas.

La marginación, la discriminación, el encasillar a personas en un grupo u otro intentando meterlas adentro de un cuadradito. El denigrarlas y denostarlas por ese cuadradito al que pertenecen, señor presidente, por su clase social, por su color de piel o raza, por su sentir religioso, por fútbol, por sus ideas filosóficas o políticas, o por su sexo. Todo nos sirve para discriminar, para segregar, para separar. Y el peor de los casos que esta sociedad ha producido a través de la historia es para discriminarlos, menosprécialos y mancillarlos.

Hoy podríamos pensar que con la tecnología que tenemos al alcance y que pone, valga la redundancia, al alcance de todos formación e información en una forma privilegiada. Hoy todos en este país tenemos acceso a toda la información que queramos y ni así, con estas redes que nos acercan aún más podemos salvar estas diferencias sino que se profundizan más, porque la catarata de insultos y de calificaciones que surgen de un lado hacia otro hace que esta era de hipercomunicación profundice la discriminación y la marginación. No todos tenemos en claro que los hombres, por nuestra naturaleza -y cuando digo hombres no quiero discriminar sino que quiero decir a todos los congéneres, hombres, mujeres y las diversas acepciones sexuales- nacemos dignos y permanecemos dignos a través del transcurrir de nuestra vida, más allá de las categorías que otros nos quieran dar, más allá de la casilla en la que nos quieran poner.

En sociedades hipercomunicadas como las nuestras, es muy difícil lograr entender que todos somos iguales, que todos somos objeto de derecho y que todos somos dignos; todos tenemos el derecho o los derechos a vivir dignamente y a transcurrir en nuestra vida con dignidad, con libertad y poder expresar lo que sentimos, lo que queremos, lo que somos y nuestros gustos con absoluta libertad.

Mi intervención en esta noche en esta media hora previa es como un asunto de interés general: hacer llegar a la mayor parte de los salteños la preocupación que existe en un número lamentablemente muy reducido de salteños, respecto a ningunear, ignorar y mirar para el costado cuando se producen las luchas de estas minorías. No en vano no llegan a un mil sino acaso a unos pocos cientos cada vez que se manifiesta una de estas minorías reclamando los derechos que les deberían ser respetados por naturaleza. No en vano somos unos pocos quienes nos sumamos a todas esas luchas. Lo sensato sería que, cada vez que alguien convoque, de los cien mil habitantes que vivimos en nuestra ciudad, haya cien mil salteños en la calle pregonando la igualdad de derechos de todos nuestros coterráneos.

Señor presidente, quisiera que esta inquietud usted la haga llegar a todos los medios de prensa de nuestra ciudad, escrita, oral, televisiva y portales electrónicos, la inquietud que le estoy presentando: ser sensatos, informarnos, formarnos y hacer que entre en nuestro sentir que todos quienes viven junto a nosotros somos dignos y merecedores de que se respeten nuestros derechos.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- A usted, señor edil; se hará como usted lo solicita.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Eduardo Godoy.

SEÑOR GODOY.- Muchas gracias, señor presidente. Buenas noches a todos los presentes.

Vamos a hacer mención a un problema en nuestra ciudad; más que problema es un caos: hablamos del tránsito en los horarios pico en la entrada y salida de los colegios y escuela de nuestra ciudad, principalmente en el centro, aunque también se da en muchos barrios.

La problemática es en la circulación de los vehículos. Muchos vehículos aparcan en el lugar donde no corresponde, se detienen a dejar a los niños o a levantar a los niños en lugares donde no está permitido, donde no pueden estacionar, interrumpiendo el tránsito. Hablamos de colegio Sagrada Familia, en la esquina de Misiones, Herrera y Uruguay, colegio Crandon, colegio Salesiano, Inmaculada, la Escuela 3, la Escuela 2, colegio Santa Cruz; ahí es una diagonal ancha, pero a veces, hay vehículos que estacionan hasta en tres filas cortando prácticamente el tránsito de los que circulan por ahí haciendo bastante caótico y a veces niños que los bajan en la mitad de la calle. O sea que es una insensatez de los propios padres para con los niños.

Por eso, nuestra inquietud para que el cuerpo inspectivo se dé una vuelta por esas escuelas, por esos colegios, para agilizar el tránsito. No hacer como se está haciendo por ejemplo en Av. Batlle, en la Escuela 8 o en la Escuela 119, donde hacen de varita. Queremos que estén para ver la circulación y, aquel conductor que cometa alguna infracción sea detenido, sea observado o se le sancione, se le aplique la multa que corresponda. Porque con esa situación que se está llevando en Av. Batlle, que hace tiempo que está, que hacen de varita, después, los vehículos, al no estar el inspector, prácticamente no respetan la esquina ni la cebra que allí existe, como no se respeta ninguna esquina, ningún pasaje peatonal en ninguna parte de nuestra ciudad.

Quisiera que la versión taquigráfica de estas palabras fuera derivada al director de Tránsito de la Intendencia de Salto y a los medios de prensa.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- A usted, señor edil; se hará como usted lo solicita.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Grandenel Cardozo.

SEÑOR CARDOZO.- Buenas noches, señor presidente. Gracias.

Buenas noches, señores ediles.

Mi tema es por la plaza Benito de Paula. En esa plaza, en horarios en que los niños del Jardín 130 y la Escuela 95 van a hacer gimnasia, andan chiquilines en moto parando la rueda en la plaza…

(Inaudible)

SEÑOR GIMÉNEZ.- Pedimos poner a consideración un cuarto intermedio de cinco minutos para que el técnico pueda solucionar el problema

SEÑOR PRESIDENTE.- Se pone a consideración.

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

(SIENDO LA HORA VEINTE Y VEINTIOCHO MINUTOS SE PASA A CUARTO INTERMEDIO).

(SIENDO LA HORA VEINTE Y TREINTA Y UN MINUTOS SE LEVANTA EL CUARTO INTERMEDIO).

SEÑOR PRESIDENTE.- Se levanta el cuarto intermedio.

Señores ediles, continuamos.

Le quedan al señor edil Grandenel Cardozo cuatro minutos y medio de su media hora previa.

SEÑOR CARDOZO.- Gracias, señor presidente.

Buenas noches, señores ediles.

El tema es sobre la plaza Benito de Paula, en barrio Salto Nuevo.

En horarios en que los niños de la Escuela 95 y Jardín 130 van a hacer gimnasia a la plaza, andan chiquilines en moto parando la rueda, en bicicleta parando la rueda. En cualquier momento puede ocurrir un accidente en ese lugar. Ya hay padres que se han quejado y han tenido problemas con los muchachos que andan levantando la rueda. Los otros días, a uno lo sacaron alto del suelo.

Quisiera que la versión taquigráfica de mis palabras pasara al jefe de Tránsito, a la intendencia de Salto y al jefe de Policía.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil, y se hará como usted lo solicita.

Antes de pasar al siguiente tema del orden del día, voy a saludar y agradecer la presencia de los estudiantes de la Facultad de Derecho, que se han dignado y motivado para ver cómo es esta jaula. Ojalá que les guste y salga algún legislador departamental. Bienvenidos y saludos a nuestra querida Udelar.

SEÑOR GIMÉNEZ.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Héber Giménez.

SEÑOR GIMÉNEZ.- Gracias, señor presidente.

Es para poner a consideración de este cuerpo: obviar la lectura de los asuntos entrados, atento a que hay repartido.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está a consideración la moción del señor edil Giménez.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

SEÑOR BEASLEY.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

Es para que ponga a consideración del cuerpo la inclusión, en el orden del día, de una breve exposición acerca del Programa de Actuación Integrada, el PAI Cuatro Bocas, y la elaboración de una minuta de comunicación al respecto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está a consideración la moción del señor edil.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

SEÑOR DE LOS SANTOS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR DE LOS SANTOS.- Gracias, presidente.

Quisiera que la junta haga suyo un pedido de informe que se realizó el 27 de julio de 2018, resolución número 420, referido a la multa de vehículos oficiales de la intendencia. Todavía no me ha sido contestado.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se pone a consideración.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

SEÑORA MÁRQUEZ.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Gracias, señor presidente.

Quiero ingresar en el orden del día unos artículos para adjuntar a la Comisión de Legislación y Reglamento. Lo que le quiero aclarar es que no tengo ánimo de debatir, me gustaría aclararlo de entrada para que no me peleen. La idea es ingresar algunos artículos de un estatuto municipal, del reglamento municipal que todavía no está aprobado para los municipios, pero quiero adjuntarlo a la Comisión de Legislación y Reglamento para que se adjunte y se estudie con el que ya está en la comisión. Simplemente con ese ánimo lo adjunto: para ingresarlo en la comisión, no con el ánimo de que se cree un debate, es para adjuntarlo a la comisión. No sé si fui clara.

Son algunos artículos para adjuntarlos a lo que ya está en la Comisión de Legislación y Reglamento, sobre el reglamento y el estatuto municipal de los distintos municipios de Salto.

SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Usted está solicitando incluirlo en el orden del día?

SEÑORA MÁRQUEZ.- Exactamente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está a consideración.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Continuando, pasamos al

ORDEN DEL DÍA

1.- SOLICITUD DE RENUNCIA DE SR. SUPLENTE DE EDIL, FABRICIO ALBERTO SAMIT ALVEZ.

2.- INFORME DE PRESIDENCIA.

3.- INFORME DE COMISIONES.

3.1.- LEGISLACIÓN Y REGLAMENTO

3.1.1.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A OTORGAR ESCRITURA PADRÓN N.° 32.633 A FAVOR DE ROSA ARGENTINA GÓMEZ. EXPEDIENTE N.° 35.707/2013. (ASUNTO N.° 267/2018).

3.1.2.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A ENAJENAR TÍTULOS PROGRAMA 85 VIVIENDAS SALTO NUEVO SUR. EXPEDIENTE N.° 35.740/2017. (ASUNTO N.° 363/2018).

3.1.3.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A EXTENDER COMODATO A DUCSA PADRÓN N.° 9.509 TERMAS ARAPEY. EXPEDIENTE N.° 6.194/2018. (ASUNTO N.° 409/2018).

3.1.4.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A CONSTRUIR EDIFICIO RESIDENCIAL ITALICO PADRÓN URBANO N.° 36.884. EXPEDIENTE N.º 16.891/2018. (ASUNTO N.° 457/2018).

3.1.5.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A DESAFECTAR DEL USO PÚBLICO PASAJES PEATONALES QUE DETALLA. EXPEDIENTE N.° 20.495/2018. (ASUNTO N.° 463/2018).

3.1.6.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A ESCRITURAR VIVIENDA PADRÓN N.° 24.579 A FAVOR DE MACHADO JULIO Y OTRA. EXPEDIENTE N.° 50.603/2017. (ASUNTO N.° 488/2018).

3.1.7.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A ESCRITURAR PADRÓN N.° 24.373 A FAVOR DE GILBERTO ACOSTA Y OTRA. EXPEDIENTE N.° 24.514/2018. (ASUNTO N.° 489/2018).

3.1.8.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN DEVOLVIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 43.262/2017, CARATULADO: “SUMARIO ADMINISTRATIVO A FUNCIONARIO N.° 7.587”. (ASUNTO N.° 367/2018).

3.1.9.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN DEVOLVIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 43.264/2017, CARATULADO: “SUMARIO ADMINISTRATIVO A FUNCIONARIO N.° 9.731”. (ASUNTO N.° 368/2018).

3.1.10.-PROYECTO DE RESOLUCIÓN DEVOLVIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 18.880/2018, CARATULADO: “IDS. REMITE PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO EXCEPCIÓN A ROXANA ESPINOSA, CENA SHOW, PADRÓN N.° 36.569, 24/8/18”. (ASUNTO N.° 451/2018).

3.2.- CULTURA

3.2.1.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS DEPARTAMENTAL EL SEGUNDO ATENEO BINACIONAL, A REALIZARSE LOS DÍAS 28 Y 29 DE SETIEMBRE/2018. EXPEDIENTE N.° 36.309/2018. (ASUNTO N.° 510/2018).

3.2.2.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS DEPARTAMENTAL LA 22ª RECREACIÓN DE LA REDOTA, A REALIZARSE ENTRE LOS DÍAS 30 DE NOVIEMBRE Y 2 DE DICIEMBRE/2018. (ASUNTO N.° 523/2018).

3.3.- NOMENCLATURA

3.3.1.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN, MINUTA DE COMUNICACIÓN REMITIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 16.533/2017, CARATULADO: “IDS. REMITE PROYECTO DE DECRETO MODIFICAR CALLE YACUY CON EL
NOMBRE DE ENTRE RÍOS”. (ASUNTO N.° 633/2017).

3.4.- DEPORTE Y JUVENTUD

3.4.1.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS DEPARTAMENTAL “ENCUENTRO DE PAINTBALL”. (OFICIO N.° 836/2018).

4.- EXPOSICIÓN DE 8 MINUTOS SOLICITADA POR LA SRA. EDILA MARÍA DE LOS ÁNGELES MÁRQUEZ, RELACIONADA A CAJA DE LA FAMILIA MILITAR.

5.- MINUTA DE COMUNICACIÓN SOLICITADA POR EL SR. SUPLENTE DE EDIL –EN USO DE LA BANCA- MAURICIO SILEA, REFERIDA A EXTENSIÓN DEL SUBSIDIO AL SEGURO DE PARO PARA LOS CITRICULTORES.

6.- EXPOSICIÓN DE 8 MINUTOS SOLICITADA POR LA SRA. EDILA MARÍA DE LOS ÁNGELES MÁRQUEZ, RELACIONADA A VOTO EN EL EXTERIOR.

7.- MINUTA DE COMUNICACIÓN SOLICITADA POR EL SR. EDIL EDUARDO GODOY, REFERIDA A NOMENCLÁTOR DE LAS CALLES DE BARRIO URUGUAY.

8.- EXPOSICIÓN DE 5 MINUTOS SOLICITADA POR EL SR. EDIL FERNANDO IRABUENA, RELACIONADA A TRABAJO DE LA COMISIÓN DE TURISMO DE LA CORPORACIÓN.

Pasamos a considerar el punto

1.- SOLICITUD DE RENUNCIA DE SR. SUPLENTE DE EDIL, FABRICIO ALBERTO SAMIT ALVEZ.

Se dará lectura por Secretaría.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Salto, 10 de setiembre de 2018

Señor Presidente de la Junta Departamental de Salto

Edil Alberto Subí

Presente

El que suscribe, maestro Fabricio Samit, C.I. 2.883.676-8, C.C. JCC 23.241, electo edil suplente por la Lista 609 para el ejercicio en el actual período, se presenta ante usted para informarle de la renuncia al cargo por el cual fui electo.

Por su intermedio se agradece el trato democrático recibido en mi tiempo de ejercicio y saludo a todos los ediles de los diferentes partidos políticos.

Sin más saluda atentamente. Maestro Fabricio Samit.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está en consideración.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Continuando con el orden del día, pasamos al punto

2.- INFORME DE PRESIDENCIA

Voy a hacer breves exposiciones referentes al tema.

El primero, es para recordar a los señores ediles que tienen que hacer la declaración jurada en forma electrónica para ser presentada ante la oficina de la Junta de Transparencia y Ética Pública (JUTEP). Por información y asesoramiento, dirigirse a la oficina administrativa con la funcionaria Adriana Finozzi, aquí presente, responsable ante la Junta de Transparencia y Ética Pública.

Otro breve informe que les voy a dar, continuando con un informe que fue dado en la sesión pasada por esta presidencia, referente al tema cámaras, seguimos trabajando en ese tema a fin de ajustar detalles y avanzar para que, en caso de ocurrir inconvenientes –como ha habido en otras épocas u otras circunstancias- sean efectivas las mismas. Estamos cerca ya de lograr un cien por ciento de solución e instalación de las mismas.

También se va a hacer, por parte de esta junta, la compra de sillas para la sala de espera, donde los ediles muchas veces estamos en situación de no encontrar dónde sentarnos, para dejarlas fijas y con la intención de no mover más las sillas que están en la sala Oribe, que se están estragando al moverlas cuando hay algún evento.

Finalmente, vamos a entrar en un proceso de reparación de este plenario, tratando de mejorar situaciones de desgaste de paredes, humedades, como así también se va a trabajar, antes de que culmine este año, en la reparación total de la jardinería de esta junta para dejarla accesible y poder hacer uso de forma cotidiana de lo que son estos hermosos jardines, de este inmueble, que hoy por hoy están sin mantenimiento alguno.

En lo que respecta al informe de presidencia, era simplemente eso.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Presidente, muy amable por su informe.

Quiero que me conteste si está pensado, en breve, hacer un recambio de computadoras e impresoras de las bancadas para el mejor trabajo de las secretarías de los ediles, que -realmente doy fe- pasan un trabajo increíble, no están en condiciones y los funcionarios acá hacen lo imposible para tenerlas siempre en buenas condiciones. Pero es un sufrimiento, a veces, trabajar con esas máquinas.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Lo consideraremos porque no está pensado en este momento. Es una iniciativa que, por escrito, puede hacerla llegar a presidencia y, con seguridad, la vamos a considerar.

Continuamos con el orden del día.

Pasamos a los

3.- INFORME DE COMISIONES

3.1.- LEGISLACIÓN Y REGLAMENTO

3.1.1.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A OTORGAR ESCRITURA PADRÓN N.° 32.633 A FAVOR DE ROSA ARGENTINA GÓMEZ. EXPEDIENTE N.° 35.707/2013. (ASUNTO N.° 267/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Lo consideramos en particular.

Artículo 1º.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

El Artículo 2 es de orden.

Continuando con la Comisión de Legislación y Reglamento, pasamos al punto

3.1.2.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A ENAJENAR TÍTULOS PROGRAMA 85 VIVIENDAS SALTO NUEVO SUR. EXPEDIENTE N.° 35.740/2017. (ASUNTO N.° 363/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

(Dialogados)

SEÑOR BEASLEY.- Pido la palabra

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Carlos Beasley, y postergamos la votación.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

Acabamos de votar un asunto anterior a este y ahora votamos este, y seguramente tendrán el voto afirmativo de todos los ediles dos asuntos posteriores, que son dando anuencia al señor intendente para enajenación y entrega de títulos de viviendas. Pero en especial este, que estamos tratando en este momento, que es el de Salto Nuevo sur, es un programa de vivienda social que no es demasiado antiguo, que es bastante nuevo y que es el que se construyó en un proyecto muy ambicioso que iba mucho más allá de la vivienda y que era el de generar ciudadanía.

Fue un proyecto en el que se incluyeron no solamente a quienes habían sido anotados en las oficinas correspondientes de la intendencia con reclamos de vivienda social, sino también a integrantes del más bajo escalafón del Ministerio de Defensa y de otros grupos de la población salteña, y es un proyecto de viviendas que no fue hecho en los márgenes de la ciudad, como aquellos viejos barrios que se hacían lo más lejos de la vista de la gente, sino que fue hecho en una serie de manzanas que quedan insertas específicamente dentro de un barrio populoso y con un trabajo social de base que hacía que también estas familias en la medida que ayudaban a la construcción iban generando la ciudadanía y la relación con los viejos habitantes del lugar donde se enclavarían sus viviendas.

Por suerte, para la ciudad de Salto, aquellas viejas prácticas de marginar la pobreza se fueron erradicando y hoy estos programas van viniendo a ocupar lugares que están vacíos en zonas sumamente pobladas y que tienen todos los servicios poniendo en igualdad de condiciones y de dignidad a quienes van a ir a habitar esos lugares.

La erradicación de algunas viviendas inundables, la erradicación de algunos asentamientos en aquella época hicieron nacer este barrio y hacen que hoy estemos votando en la junta departamental la anuencia al señor intendente, o la autorización, para que entregue los títulos a favor de los beneficiarios que todavía están viviendo y que generaron una barriada muy populosa y que aún está creciendo con la generación de más vivienda social a la vera de estas y generando que la barriada se amplíe aún más.

No quería dejar pasar un tema tan importante como este, señor presidente, simplemente como la lectura de un título o un número de asunto que sea apoyado y votado por la unanimidad de la junta, si no, hacer referencia a que estas políticas sociales son las que se llevan esa parte del presupuesto que muchos dicen que no debe ser utilizado para eso.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- A usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Muchas gracias, señor presidente.

Buenas noches, señores ediles.

Voy más o menos en el mismo camino que el edil que me antecedió en el uso de la palabra, y en primer lugar quiero hacer un agradecimiento y felicitación a la comisión de Legislación y Reglamento -la cual integro, y lamentablemente no pude estar en esta última reunión- por el trabajo desarrollado cuando se trata de este tipo de situaciones.

Por suerte hoy vamos a votar todos –como lo dijo el edil- y van a haber cincuenta y nueve familias que van a tener su título de propiedad que es lo más importante y algo que anhelaban desde hace mucho tiempo. Estos trámites no son de ahora, no es el hecho de decir quién lo hizo o quién lo dejó de hacer, lo más importante es que se está haciendo y las cincuenta y nueve familias van a pasar a ser poseedoras.

Y una cláusula que está muy bien, en el segundo artículo que vamos a votar, que me parece muy correcto, es que por un término de quince años no pueden enajenar ni vender. Creo que eso es algo que tenemos que destacar porque se le está dando la prioridad de la propiedad que muchos la querían y no es que terminado el trámite la pueden enajenar.

Simplemente quería decir eso. Gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Lo ponemos en consideración en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1º.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2º.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

El Artículo 3º es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.3.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A EXTENDER COMODATO A DUCSA PADRÓN N.° 9.509 TERMAS ARAPEY.
EXPEDIENTE N.° 6.194/2018. (ASUNTO N.° 409/2018).

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias, señor presidente.

Cambiamos un poco de tema pero es importante resaltar lo que vamos a votar hoy, algo que todos desde esta junta y desde la intendencia siempre se ha tratado de trabajar por el turismo, buscando que Termas del Arapey tuviera un turismo todo el año, pero lo único que no tenía era una boca de expendio de nafta.

En otra administración se hicieron todas las gestiones y qué casualidad, Ancap la trancó y no se la dio a la anterior administración, bueno, hoy lo vamos a votar con orgullo, porque la necesidad es que Termas del Arapey tenga una boca de nafta. Y me parece muy bien dársela a Ducsa, porque acá no hay compromiso con ninguno de los agencieros, como en determinado momento se había manejado, que había compromiso con alguno de los agencieros que tienen agencia de expendio de combustible en Salto; Ducsa se tendrá que encargar de buscar quiénes son los que van a capitalizar eso.

Simplemente era eso, señor presidente. Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Lo ponemos en consideración en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1º.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

El Artículo 2º es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.4.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A CONSTRUIR EDIFICIO RESIDENCIAL ITALICO PADRÓN URBANO N.° 36.884. EXPEDIENTE N.º 16.891/2018. (ASUNTO N.° 457/2018).

SEÑOR BEASLEY.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

La generación de proyectos de construcción como el de este asunto que tratamos ahora en sala, es uno más de los proyectos de inversión inmobiliaria que están surgiendo en estos últimos años. Habíamos aprobado hace un tiempo atrás uno similar, y ya habíamos adelantado algunos pasos con los inversores para que este, cuando llegara a la junta departamental, fuese diligenciado con premura. Los inversores entendieron cuáles eran los puntos que había que corregir en el proyecto, así lo hicieron, pero aún así algunas excepciones hay que salvar para que el proyecto en su integridad pueda ser ejecutado de la mejor manera.

Este edificio es un mellizo al que ya está en etapa de finalización de obra, prácticamente, y con la nueva ley de ordenamiento territorial alguno de esos parámetros queda afuera de esta normativa. Haciendo caso de esta nueva normativa y de esos parámetros que quedan fuera, y por la excepción que vamos a votar hoy autorizar a construir, los inversores entregan al pueblo de Salto una contrapartida en iluminación en las zonas aledañas al edificio, que son también las zonas circundantes a la Universidad de la República y a la sede de la UdelaR aquí en Salto.

La comisión entendió, señor presidente, que la contrapartida era justa y que la necesidad de la inversión en Salto también es real con la generación de mano de obra que esto implica, y por eso dimos la celeridad necesaria, y en el plenario de hoy lo ponemos a consideración del resto de los señores ediles.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil

Tiene la palabra el señor Edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias.

(Interrupción) (Problemas en el audio)

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora edila Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Presidente, pido un cuarto intermedio de tres minutos.

SEÑOR PRESIDENTE.- Lo ponemos en consideración.

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

(SIENDO LA HORA VEINTE Y CINCUENTA Y CUATRO MINUTOS SE PASA A CUARTO INTERMEDIO)

(SIENDO LA HORA VEINTE Y CINCUENTA Y SIETE MINUTOS SE LEVANTA EL CUARTO INTERMEDIO)

Continuamos con la sesión, señores ediles.

Tiene la palabra el señor Edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias, señor presidente.

De acuerdo al proyecto que se va a poner a consideración, es muy bueno resaltar que esta junta departamental en todo momento, con otros empresarios que han llegado hasta aquí a exponer que quieren invertir en nuestro departamento, pero, justamente, hay una normativa vigente –que más que una normativa es una ley- que cada empresa debe poner una contrapartida en el caso de que supere los estándares establecidos en esa ley. Acá vimos dos cosas muy importantes: Primeramente, la empresa inicialmente pensaba hacer un edificio de veintiún metros y ante la normativa lo lleva a diecinueve metros, o sea, baja la cantidad de metros a construir, y eso es importante. Pero, a su vez tiene el problema del retiro.

Lo que dice nuestra bancada del Partido Colorado, que, tratándose de esta situación generadora de trabajo, generadora de empleo, generadora de inversiones, porque tenemos que tener en cuenta que los inversores vienen para ganar, a nosotros no nos interesa que ganen, nos interesa que den mano de obra, entonces, esta junta, esta bancada y este edil van a seguir votando afirmativamente todo este tipo de proyectos.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Pasamos a considerar el punto en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa, UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 3° es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.5.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A DESAFECTAR DEL USO PÚBLICO PASAJES PEATONALES QUE DETALLA.
EXPEDIENTE N.° 20.495/2018. (ASUNTO N.° 463/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.6.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A ESCRITURAR VIVIENDA PADRÓN N.° 24.579 A FAVOR DE MACHADO JULIO Y OTRA. EXPEDIENTE N.° 50.603/2017. (ASUNTO N.° 488/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.7.- PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO A LA INTENDENCIA DE SALTO A ESCRITURAR PADRÓN N.° 24.373 A FAVOR DE GILBERTO ACOSTA Y OTRA. EXPEDIENTE N.° 24.514/2018. (ASUNTO N.° 489/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.8.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN DEVOLVIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 43.262/2017, CARATULADO: “SUMARIO ADMINISTRATIVO A FUNCIONARIO N.° 7.587”. (ASUNTO N.° 367/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.9.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN DEVOLVIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 43.264/2017, CARATULADO: “SUMARIO ADMINISTRATIVO A FUNCIONARIO N.° 9.731”. (ASUNTO N.° 368/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.1.10.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN DEVOLVIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 18.880/2018, CARATULADO: “IDS. REMITE PROYECTO DE DECRETO AUTORIZANDO EXCEPCIÓN A ROXANA ESPINOSA, CENA SHOW, PADRÓN N.° 36.569, 24/8/18”.
(ASUNTO N.° 451/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.2.- CULTURA

3.2.1.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS DEPARTAMENTAL EL SEGUNDO ATENEO BINACIONAL, A REALIZARSE LOS DÍAS 28 Y 29 DE SETIEMBRE/2018. EXPEDIENTE N.° 36.309/2018.
(ASUNTO N.° 510/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.2.2.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS DEPARTAMENTAL LA 22ª RECREACIÓN DE LA REDOTA, A REALIZARSE ENTRE LOS DÍAS 30 DE NOVIEMBRE Y 2 DE DICIEMBRE/2018. (ASUNTO N.° 523/2018).

Lo consideramos en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2° es de orden.

Pasamos al punto:

3.3.- NOMENCLATURA

3.3.1.- PROYECTO DE RESOLUCIÓN, MINUTA DE COMUNICACIÓN REMITIENDO A LA INTENDENCIA DE SALTO EXPEDIENTE N.° 16.533/2017, CARATULADO: “IDS. REMITE PROYECTO DE DECRETO MODIFICAR CALLE YACUY CON EL NOMBRE DE ENTRE RÍOS”. (ASUNTO N.° 633/2017).

Lo consideramos en general.

SEÑOR CORONEL.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Coronel.

SEÑOR CORONEL.- Gracias, señor presidente.

Simplemente para aclarar algunas cosas respecto a este proyecto.

Nosotros hemos entendido en la comisión que era sumamente justo e importante acceder a la iniciativa de homenajear a la Provincia de Entre Ríos al respecto. No podíamos retrotraernos al pasado y seguir jugando al gato y al ratón con la calle Yacuy, que en algún momento del pasado reciente de Salto tuvo el nombre de Entre Ríos, dejó de ser Yacuy, luego al volver la democracia dejó de llamarse Entre Ríos y pasó nuevamente a llamarse Yacuy.

La propuesta original venía de que esa calle volviera a llamarse nuevamente Entre Ríos y nos pareció que esto iba a ser no solamente traumático sino que confuso, no solamente para los que no son de la ciudad sino que también para los propios, no solo para quienes andan en el reparto de las distintas cosas, ambulancias, y para los propios vecinos que ya no sabrían ni cómo llamarse en su propia calle.

Además, consideramos que había que jerarquizar la propuesta. La provincia de Entre Ríos es, esa sí, verdaderamente hermana provincia que tiene mucho que ver con el Uruguay. Porque a veces decimos los hermanos argentinos y tenemos que hacer la salvedad de que nos sentimos mucho más hermanos con los entrerrianos que quizás con un neuquino o hasta con un porteño. Nos identificamos mucho más con un correntino que con otras provincias. Entonces, nos pareció importante proponer una arteria de mayor envergadura y es así que ese tramo que produce un corte dentro de un barrio que es particular y cerrado como Arenitas Blancas, desde aquel viejo mataburro que quizás por mi edad, los que tenemos algunos años más lo conocimos, a la entrada norte y de abajo de Arenitas Blancas, bordeando todo lo que es la cancha de futbol, pasando por el Casino de Oficiales y llegando hasta la esquina donde hoy hay un tambo, pueda llamarse provincia de Entre Ríos. Es una hermosa costanera y seguramente el hecho de homenajear a la provincia traerá consigo que se hagan mejoras allí; pavimento, alumbrado público y que de alguna manera eso haga sentir a nuestros hermanos entrerrianos que están dignamente homenajeados en una costanera que además nos enfrenta, río por medio, con la propia provincia.

Es así que nosotros tuvimos esa idea, la compartimos, la trabajamos en la comisión y con mucha responsabilidad inclusive, porque llamamos a la comisión vecinal para que esta diera su impresión al respecto, y muy gustosamente aceptó en el entendido de que eso iba a jerarquizar de alguna manera su barrio y que iba a tener mejoras para lo que era la arteria en el barrio.

En ese sentido es que nosotros estamos proponiendo en este plenario que se vote esta iniciativa.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted.

Tiene la palabra el señor edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias, señor presidente.

Yendo un poco en el mismo rumbo que el edil que me antecedió en la palabra, Gustavo Coronel, es cierto, acá se está cumpliendo, se está haciendo justicia, porque calle Yacuy en un determinado momento se le denominó Entre Ríos, y después por las situaciones ya consabidas vuelve a ser Yacuy.

Felicito a la Comisión de Nomenclátor por el criterio aplicado. Aplicó un muy buen criterio de no entrar a decir: “Yacuy es Entre Río, Entre Ríos es Yacuy”, no, buscar una solución y homenajear a nuestros hermanos argentinos, a nuestra vecina provincia de Entre Ríos con un nombre de calle. Creo que lo más acertado fue la calle que se nombra en el barrio de Arenitas Blancas porque, justamente, está prácticamente mirando hacia lo que es la provincia de Entre Ríos.

Simplemente eso, muchas gracias señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Consideramos el punto en cuestión, en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Consideramos en particular, Artículo 1º.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2º es de orden.

Pasamos a la Comisión de

3.4.- DEPORTE Y JUVENTUD

3.4.1.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS DEPARTAMENTAL “ENCUENTRO DE PAINTBALL”.
(OFICIO N.° 836/2018).

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias, señor presidente.

Simplemente por una aclaración, entiendo que de repente hay ediles que integran la Comisión de Deporte, yo no sé qué es este deporte el paintball, si alguien me puede explicar, lo voy a votar pero no sé qué deporte es.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR BURUTARÁN.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Nicolás Burutarán.

SEÑOR BURUTARÁN.- Buenas noches.

Le explico al señor edil, no sé si estuvo en la sesión pasada, ya lo expliqué y dejé a disposición de quien se quisiera interiorizar del tema.

Es un deporte bélico, si se quiere, se juega con pistolas de pintura. Es un deporte de destreza, de habilidad y es físico también. Se trata de robar la bandera del enemigo que está en la otra cancha evitando que se lo pinte con las bolitas de pintura. Básicamente es eso.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Muchas gracias, señor edil y gracias señor presidente, porque la verdad es que no sabía. Ahora ya me voy con algo más de conocimiento.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Lo ponemos en consideración en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Lo ponemos en consideración en particular, Artículo 1º.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Artículo 2º es de orden.

Continuando con la sesión del día, vamos a tratar los temas que quedaron en la sesión pasada.

4.- EXPOSICIÓN DE 8 MINUTOS SOLICITADA POR LA SRA. EDILA MARÍA DE LOS ÁNGELES MÁRQUEZ, RELACIONADA A CAJA DE LA FAMILIA MILITAR.

Tiene la palabra la señora edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Muchas gracias, señor presidente.

La famosa reforma de servicios de retiros militares.

Hoy el gobierno y la izquierda en general quieren reformar la mal llamada caja militar.

El Servicio de Retiros y Pensionistas Militares es un servicio, no es una caja.

¿Por qué? Porque es una unidad ejecutora del MDN. Porque no tiene autonomía, no elige a sus autoridades, ellas son designadas por el MDN. No puede hacer inversiones, no tiene dinero más allá del pasamanos que recibe del estado hacia los retirados.

La izquierda habla del “déficit” que tiene el servicio de retiros militares cuando lo correcto es decir Asistencia Financiera del Estado.

Cuando el BPS que se nutre de siete puntos del IVA, de todo el IASS, inclusive el que los militares pagan, del aporte patronal y además debe ser asistido en quinientos ochenta y dos millones de dólares anuales, según datos del 2017, ahí no se habla de déficit.

Cuando las otras cajas, la de profesionales, la notarial, la de bancarios, etc., son asistidas por el estado tampoco se habla de déficit.

Cuando el servicio de retiros policiales debe ser asistido con ciento noventa millones de dólares, según datos del 2017, tampoco se habla de déficit.

Entonces, decir que el servicio de retiros militares es deficitario, es una falacia y una manera de inducir a la opinión pública en su contra.

Para pisar aún más el callo se dice muy livianamente que hay exceso de retiros de más de doscientos mil pesos. Y precisamente de los cuarenta y uno, veintinueve corresponden a exmilitares que fueron destituidos en el período de facto y fueran reparados por la Ley 17.949, aún sin haber hecho sus aportes correspondientes.

Algunos de ellos han sido grandes jerarcas en los gobiernos del Frente Amplio.

Y la más alta retribución, que es de doscientos treinta y ocho mil pesos mensuales a la fecha, incluso podría ser mayor y corresponde a una de estas personas, a una sola persona, y que fuera votada por el Parlamento por la propia senadora Constanza Moreira, quien dedica gran parte de su tiempo a hablar de los privilegios militares. No son privilegios: son beneficios ante la particular forma de servicio que tienen los militares.

Con todo este caldo, la izquierda pretende hoy reformar los retiros militares de espaldas al espectro político y a escondidas de aquellos a los que afecta. Aprovechándose del carácter del “Estado Militar”, en que no se les permite opinión política alguna.

No se les permitió a los comandantes de las fuerzas asistir al Parlamento para explicar cómo afectará al personal militar esta reforma. Ni tampoco las consecuencias que traerá a la sanidad militar para sus familias. Los médicos militares se están yendo en masa, porque sus bajos sueldos eran compensados con la idea del retiro militar, y hoy, deben irse antes a ocupar puestos en el área civil.

Es una ley que afectará al setenta por ciento de los militares: los más jóvenes, y los más jóvenes, además, son los más pobres. El cuarenta y cinco por ciento se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Son los funcionarios más empobrecidos del Estado. A pesar de ser los únicos funcionarios estatales productores de divisas del país, más de cincuenta y cinco millones de dólares al año en misiones en ONU. Entre 2005 y 2018, los uruguayos recibimos aproximadamente setecientos quince millones de dólares que, en silencio, este gobierno ha ingresado a las arcas del Estado.

Ese es el mensaje para ellos. El Frente Amplio les está diciendo: vas a estar más años y vas a trabajar más del doble de horas que un trabajador civil para poder retirarte y con una menor retribución. Ese es el mensaje que les están dando.

Y se corre el riesgo de que muchos que queden en el medio de la transición, decidan irse hoy, con lo cual, sumado al no llenado de vacantes que han dispuesto disminuir los cotizantes, haciendo que el efecto de reducción del aporte financiero se revierta y, en realidad, se necesite uno aún mayor.

Sepamos todos que un militar tipo trabaja sesenta y cuatro horas semanales, lo que mensualmente suman doscientas cincuenta y seis horas, sin que por el exceso de horas genere diferencia de retribución, o sea horas extras. Cumplen ocho horas diarias de lunes a viernes, sumadas a las veinticuatro horas de servicio de guardia, tanto en sus unidades como cumpliendo servicios de custodia de cárceles que el Ministerio del Interior no puede cumplir (a pesar de que el Uruguay tiene el mayor índice de policías por habitante de América).

No contamos aquí los días de maniobras, ejercicios, apoyo a la sociedad civil en emergencias, en los cuales no tienen permitido horas de descanso libres.

Es decir que, en un año, los militares deberán trabajar cuarenta y ocho semanas –considerando su licencia anual si se la autorizan tomarla-, totalizando tres mil setenta y dos horas, superando a cualquier trabajador de ocho horas diarias en un cuarenta por ciento, y más de ciento trece por ciento a un trabajador de seis horas diarias.

En una vida activa de treinta años en que un trabajador completa cincuenta y siete mil seiscientas horas, a un militar le toma casi diecinueve años. O sea, lo hace más rápido en el tiempo y a mayor desgaste físico y emocional.

No existe para los militares el pago por nocturnidad. No existen feriados, no existen días inhábiles, porque igual deberán estar presentes bajo penas disciplinarias de arrestos, y no se les retribuye por presentismo. No tienen libertad de expresión, no tienen libertad de sindicalización ni huelga, no tienen libertad de circulación dentro ni fuera del país y no tienen la certeza de la inamovilidad como cualquier funcionario público, que sí posee todos estos privilegios.

Si la reforma de esta ley impone treinta años para el retiro, estarán obligando a los militares a trabajar la misma cantidad de horas que un trabajador civil en cuarenta y ocho años.

Para cualquier persona, esto es una total injusticia que violará cualquier legislación nacional o internacional del trabajo.

Entonces, nosotros creemos que, en realidad, esta ley es un castigo a las fuerzas armadas y es un ajuste fiscal disimulado, porque le pegan a los más jóvenes intentando quebrar la integridad de las fuerzas armadas, intentando pegar también a la sanidad militar.

Si este gobierno entiende que hay que limitar y eliminar estos beneficios, se vería obligado a compensarlos como al resto del funcionariado, ya que no son esclavos ni ciudadanos de segunda.

Nos oponemos a esta reforma planteada por la izquierda, pero estamos dispuestos a evaluar y a avanzar en una reforma que sea justa y que tome en cuenta integralmente la singularidad de la vida del militar, que no es como la de cualquier funcionario público.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑORA CENTRÓN.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila.

Tiene la palabra la señora edila Mariana Centrón.

SEÑORA CENTRÓN.- Gracias, señor presidente.

Tengo algunos datos recogidos por los legisladores y no estoy de acuerdo con lo que plantea la edila, en cuanto a que es una reforma solamente a iniciativa del gobierno del Frente Amplio y por los legisladores del Frente Amplio. Tengo entendido que también hay consenso de legisladores de los otros partidos, el reconocimiento del déficit de la caja militar. Esta reforma no es la única reforma sobre las cajas de las distintas reparticiones. Se ha hecho reforma de la caja profesional, de la caja policial y, en este caso, está el tema de la caja militar en virtud del gran déficit que fue reconocido.

Es cierto que hoy, los militares, por desempeñar tareas especiales merecen un régimen especial en su retiro, pero se entiende que conservar los excesivos privilegios de los rangos más altos, eso es lo que le cuesta mucho dinero al país.

Esta cualidad no puede sustentar los excesivos privilegios que posee este sector y en particular los oficiales, porque, en realidad, los soldados son quienes menos generan déficit por sus bajas jubilaciones, ya que el setenta por ciento del gasto de la caja militar se destina a las jubilaciones de los altos oficiales, y es allí donde se genera el mayor déficit.

Este déficit representa un uno por ciento del PBI. Este uno por ciento es mayor al porcentaje que el estado destina al Mides, al Inau y a otros programas de protección social. Por eso es importante tener una visión más total de los gastos del estado cuando se habla por ejemplo del gasto social, ya que se considera que el gasto que se destina al déficit para poder cumplir con estas jubilaciones es mayor, por ejemplo, a este gasto social que se refiere, que lo vemos en los noticieros.

El déficit de esta caja responde a la relación activo-pasivo. Esto es debido a que el mínimo de servicio de años para poder jubilarse hoy en día es de veinte años, eso hace que haya un mayor número de pasivos que de activos. El descenso de número de efectivos hace que cada vez haya menos activos y más pasivos, dado que las edades de retiro son tempranas. Esto tiene que ver porque cada militar se retira cobrando hoy en día el cien por ciento del grado inmediato superior. Por lo tanto, aunque suene incongruente, es así: cada efectivo, cuando se retira, pasa a recibir mayores ingresos que cuando estaba en actividad, cosa que en la caja civil por supuesto que no pasa.

En tal sentido, lo que quería aclarar a la compañera, a la edila, es que justamente, la reforma de la caja militar no es solo iniciativa del Frente Amplio. Hay legisladores de los tres partidos que están de acuerdo con que hay que reformarla.

Este déficit en números es quinientos cincuenta millones para el pago de las jubilaciones y pensiones de militares y según las proyecciones del Ministerio de Economía en 2020 esa cifra trepará a setecientos millones.

Esta reforma no es para todos los militares que están en servicio sino para los que tienen menos de quince años de servicio; para el resto de los militares seguirá rigiendo el régimen de jubilaciones actual.

Otro dato que quería aportar es que la caja civil, a la que todos o la mayoría de los que estamos acá vamos a acceder, se financia con un setenta por ciento de los aportes patronales y los aportes de los trabajadores, y que solamente necesita un treinta por ciento de asistencia del estado. Y en el caso del presupuesto de la caja militar, los activos pueden aportar solamente un quince por ciento; o sea que el ochenta y cinco por ciento del dinero que se va a destinar a los pasivos –o, en este caso, a los jubilados- es mucho mayor que la caja civil.

Y después, solamente tenía un cuadro comparativo: que un afiliado de la caja militar, hoy en día se destinan ocho mil cien dólares; en el caso de los jubilados policiales, se destinan tres mil quinientos dólares (anual); en el caso de los jubilados por el BPS, se destinan mil seiscientos dólares; y en el caso de un jubilado bancario, setecientos dólares. Hay una inequidad que es sorprendente.

Quedaría por ahí.

Lo que más quería resaltar es que esta inequidad, que fue detectada hace tiempo, ya hace dos años que se viene intentando hacer la reforma, que todavía no está terminada, que se siguen haciendo consultas. Incluso se hicieron consultas con los afectados, no es que no tienen ni voz ni voto en esto, se han hecho consultas con las asociaciones militares en sus distintos ámbitos. Venía por ahí mi intervención.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR BURUTARÁN.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila.

Tiene la palabra el señor edil Martín Burutarán.

SEÑOR BURUTARÁN.- Buenas noches, señor presidente.

Antes de entrar en lo que tenía escrito, la edila que me antecedió en la palabra habla de inequidades. Pero no tiene en cuenta, en esas inequidades, que son personas a las que no se les pagan las horas extras, son personas que no tienen derecho a huelga, que no tienen derecho a formar un sindicato, que no tienen derecho a ocupar o a rebelarse en su situación laboral. Y cuando dice que fueron consultados, el parlamento citó a la comisión que está tratando estos temas, a las fuerzas armadas, para que comparecieran, para que dieran su punto de vista, y no fueron autorizadas a concurrir. Porque recordemos que las fuerzas armadas dependen directamente del Ejecutivo y tienen que pedir permiso para concurrir, como hace cualquier asesor del Ejecutivo. Fueron invitadas a participar de esa comisión y no fueron autorizadas a dar su punto de vista.

Así que, como se escucha muchas veces en los discursos de izquierda, resulta que ahora todos los trabajadores uruguayos cuentan con mejores derechos laborales y que cada trabajador uruguayo puede defender sus derechos laborales, eso no es verdad. Hay uruguayos que no cuentan con esos derechos y hay uruguayos que, cuando el país lo necesita, están obligados a trabajar largas jornadas que exceden las ocho horas, sin derecho al cobro de horas extras.

Hay uruguayos a los que no se les paga presentismo ni nocturnidad que, por ley, no pueden sindicalizarse, ni levantar su voz para decir qué piensan ni cuáles son sus necesidades. Que no cuentan con los beneficios de los consejos de salarios, la negociación colectiva ni el derecho a huelga.

Estos uruguayos son los que están al servicio del país veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año. Estos uruguayos cobran los salarios más bajos de toda la administración pública. Deben, por ley, renunciar a sus derechos, que antes citamos, en beneficio de su particular trabajo.

Por eso, tienen y deben tener una cobertura y una seguridad social diferente, que los ampare en las particularidades de sus trabajos. Estos mismos uruguayos no tienen privilegios sino que tienen beneficios diferentes, como son diferentes todos los aspectos de su trabajo.

Por eso, merecen que se reconozca su profesión, que se los trate con respeto y que se les otorgue las mejores condiciones laborales, al igual que todos los trabajadores uruguayos.

Esta reforma modifica las edades de retiro, los años de servicio necesarios para obtener el beneficio de una jubilación de retiro obligatorio.

Esta reforma afecta a todos aquellos que, a febrero de 2019, tengan menos de quince años de servicio, que son dieciocho mil quinientos efectivos de las fuerzas armadas, que representan el sesenta y siete por ciento de las fuerzas armadas.

O sea que, con esto, no estamos solucionando un déficit –como bien decía-, es una situación de activo y pasivo. Estamos afectando a los que hoy están en servicio, y ese sesenta y siete por ciento no son los cargos más altos.

Además esto representa un cambio en las reglas de juego a compatriotas que ya eligieron este camino. Estas personas eligieron el camino de la carrera militar, y después que lo eligieron, les vamos a cambiar las reglas de juego. Lo rechazamos totalmente pero para cualquier trabajador, de cualquier caja, de cualquier rubro.

Y por supuesto que no queremos adjudicar intenciones, pero esto solo parece un intento solapado de ir deteriorando paulatinamente las fuerzas armadas sin siquiera haber dado la discusión de qué fuerzas armadas tiene el país y qué fuerzas armadas quiere el país, y para qué las quiere.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR IRABUENA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted, señor edil Burutarán.

Tiene la palabra el señor edil Fernando Irabuena.

SEÑOR IRABUENA.- Muchas gracias, señor presidente, buenas noches.

Estaba escuchando con atención, y la verdad que muchas veces me sorprende. Cuando hablamos de bajar los costos del estado, no somos capaces de hincarle el diente a una caja que genera un déficit de cinco veces más de lo que cuesta el Mides. Pero cuando pedimos bajar los costos del estado, decimos que tenemos que dejar de dar los beneficios sociales a la población que más los necesita.

Sin duda que las condiciones laborales de los integrantes del ejército son lamentables, son pésimas, muchas de ellas. Y las retribuciones también. Y a mí me gustaría que pudieran formar un sindicato, cómo no. Pero retrotraigámonos a la historia: fueron quienes reprendieron a los sindicatos, torturaron a los sindicalistas y mataron a los sindicalistas. Entonces, también hay que reconocer eso.

Yo quisiera saber si los derechos de todos los uruguayos son los mismos para todos los uruguayos. Porque acá se hicieron reformas de todas las cajas desde el año ’92, en que recibió una reforma la caja militar o como quieran llamarle. Pero también en el año ’95, una hermosa reforma que perjudicó a todos aquellos que hoy tienen un poquito más de cincuenta años y que pierden el treinta por ciento. Resulta que lo pudimos arreglar ahora, con el Frente Amplio, y cuando los sindicalistas, los gremialistas, lo dijimos, que para muchos es mala palabra, nos dijeron que éramos unos mentirosos.

Entonces, si hoy estamos hablando y nos preocupa realmente que más del sesenta por ciento de la población militar se vea afectada, me hubiera gustado que se preocuparan en aquel año, en aquella reforma de la caja civil. Pero parece que, para un lado nos preocupamos, y para otro, no nos importa.

Yo quiero decir que sí, que existen diferencias, y que no puede ser que hoy un militar se retire no solo con el cien por ciento del sueldo, sino con un grado superior. Entonces, qué dejamos para la gente que ha aportado cuarenta y seis o cincuenta años de trabajo y que muchas veces no figuran en el BPS porque la patronal no quiso hacer los aportes y hoy no se pueden jubilar. Tienen que hablar de eso también.

Cuando decimos “vamos a trabajar…”, esta ley no está aprobada todavía, vamos a trabajar en serio, vamos a trabajar para que las inequidades no existan y para que la justicia social sea de igual forma para todos los uruguayos. Claro que el régimen militar es muy diferente a cualquier trabajo civil. Y claro que tienen que estar dispuestos a ir a la guerra, por eso yo estoy en contra de tener un ejército, pero en el mundo que vivimos no puedo vivir sin un ejército. Claro que no estoy dispuesto a que vaya gente a matar gente.

Y nosotros estamos pensando en eso. Se viene una reforma estructural y se está pensando una reforma de todo lo que es la estructura militar y ¿que es necesaria? Sí, es necesaria. En todas las empresas se hacen esas reformas. No solamente la reforma de la caja militar. Ahora, ¿nos vamos a poner sí, no, y no vamos a hacer aportes? Bueno, entonces, ¿por qué pedimos bajar los costos del estado y hablamos solamente de un ministerio y no hablamos del Ministerio de Defensa? ¿Qué pasa? ¿Tengo predilección por algunos uruguayos y por otros no? ¿Por qué hablamos solamente del Mides que cuesta cien millones de dólares por presupuesto y esta caja militar cuesta más de quinientos millones de dólares? Y salen de mi bolsillo y del bolsillo de todos nosotros que estamos acá.

Entonces, hablemos en serio y hablemos de equidad, y la equidad significa repartir, darle más a quien menos tiene. Sin dudas, los salarios de los soldados rasos son los más bajos que existen en el Uruguay, bueno, creo que no deberíamos pelear por las diferencias que existen en el retiro sino porque esos soldados hoy tengan un salario digno, y la discusión sería otra.

Muchas gracias.

SEÑOR GIMÉNEZ.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Héber Giménez.

SEÑOR GIMÉNEZ.- Muchas gracias, señor presidente.

Más allá de que no debería…, pero igual…

Primeramente quiero decir que de acuerdo con la Ley 13.033, Artículo 24, los militares tienen que aportar el Montepío hasta cumplir los treinta y seis años de servicios, más allá del retiro, algunos ser retiran con veinte, otros con veinticinco años, pero los aportes lo tienen que hacer hasta que cumplen los treinta y seis años de servicio. Eso es así. Esto no ha cambiado, de hecho hay muchas personas que se retiran del ejército y trabajan en empresas de industria y comercio, entonces ese aporte de Montepío le sirve para exonerar el pago de la actividad militar.

Hoy en día los sueldos de los militares son muy por debajo del sueldo de muchas personas, sé que en este país.., no vamos a hablar mucho de eso porque todos lo sabemos, los sueldos no son muy decorosos, y además la desocupación y todo eso. Pero, en definitiva, los sueldos no son los mejores y no estamos para defender, en lo que me es personal, no estoy tratando de defender la caja militar, de que no se reforme; todas las cosas siempre merecen un estudio para mejorar. Así como está estipulado no hay una mejora, hay una especie de ataque en cuanto a la forma que tienen de prestar servicio a la nación como funcionarios públicos.

Segunda cosa, no existen personas vivas en este momento con cuarenta y seis años de aportes al BPS, no existen, vivos no. ¿Por qué? Porque en el año 1996 se crea la Ley 17.730 la cual dice que a partir del 1 de abril del año 96 todas las personas tienen que estar registradas en la historia laboral. Porque las cajas, para información, mal llamadas cajas civiles no existen más, lo que existe ahora es un instituto llamado Banco de Previsión Social que es el que recauda los aportes de los trabajadores, y a partir del 1/4/96 todas las personas están registradas en la historia laboral mediante un sistema de supervisión que se llama fiscalización. Los empresarios disparan cuando decimos que es una fiscalización. Y cuando hay un ejército de inspectores en todo el país recorriendo todas las empresas, especialmente las empresas grandes, que tienen mucho personal, controlando este tipo de cosas.

Es un poco difícil que haya muchas personas, como se ha dicho aquí, que no se les esté reconociendo sus aportes y que han aportado por cuarenta y seis años, en definitiva, las personas se jubilan hoy en día con los veinte mejores años registrados en la historia laboral, y eso más del noventa y tanto por ciento –eso me incluye a mí- se pueden retirar y ya tienen registrados en su historia laboral sus aportes, y si no los tienen vamos contra ellos con los fiscalizadores y los inspectores, y enseguida se arregla el tema.

Por lo tanto, quería dejar en claro algunas cosas que se dijeron porque estamos hablando de ciudadanos, de compatriotas, que visten un uniforme porque la ley los ampara, porque existe una ley que dice que tenemos que tenerlos, y además de eso no tienen el derecho -más allá de lo que se dijo de la masacre y todo lo demás- a levantar su voz. Ya vimos que no pueden, acá no vamos a esconder el poncho, sabemos no pueden levantar la voz. También sabemos que los primeros camiones que entran, con el agua a la cintura o lo que fuere, aún a costa de la vida, son nuestros compatriotas que nos ayudan. No es que decimos que no se puede hacer una reforma, que hay que ver los gastos del estado, también el Mides hace gastos excesivos y también sale de mi bolsillo, porque no me van a decir que el Mides no hace gastos excesivos e innecesarios, a mí no me van a decir eso. Lo puedo discutir con cualquiera que el Mides hace gastos innecesarios e incluso hace gastos que no están previstos como deben ser. Pero ese es otro tema.

Sé que tenemos un déficit, pero también tenemos jubilaciones, tenemos pensiones de los legisladores que nadie dijo nada, y a mí no me importa si hay legisladores colorados, blancos, del Frente Amplio, no me importa, no somos ignorantes de los privilegios y las enormes retribuciones que reciben los legisladores en ejercicio y retirados, y algunos que ni siquiera tienen historia laboral, y otros tenemos que trabajar treinta y nueve años, como quien está aquí y les habla, si quieren mañana traigo la historia laboral y se las pongo acá arriba, treinta y nueve años de servicios para poder tener una jubilación más o menos. Entonces, a lo que voy con todo esto, es que son causantes un grupo de compatriotas, un grupo de ciudadanos que están nucleados -que también son uruguayos- dentro de una entidad, que aparentemente estamos tratando de ir contra ellos, porque también hay déficits en las otras mal llamadas cajas, como la bancaria, etc., también hay déficits, si es que se le llama déficit a eso, yo la verdad que no sé. Señores, también el BPS tiene un déficit monstruoso de grande y tampoco decimos nada, porque claro, quienes están al frente de eso no lo quieren decir, pero sabemos que tiene un déficit.

Entonces, quién fue que promovió cambiar la Ley 16.313 diciendo que de treinta y cinco años de servicios que reza en la ley, porque es una ley que se aprobó y se votó, no me importa si está mal o está bien, y en esa ley modificaron un artículo y pusieron que con treinta años de servicio se puede jubilar, y si es mujer y tiene veintisiete años de servicios y tres hijos la jubilaba igual, sin hacer aportes. Y tres años de aporte, señor presidente, en la vida de los ciudadanos, de los miles que se fueron con esta jubilación de privilegio, no importa si es mayor o menor, pero sí de privilegio, es mucho dinero; digo yo que hago aportes en ese sentido. Va contra de lo que pueden hacerme, mañana pueden enterarse y estoy sumariado, pero ese es un problema mío y me lo voy a bancar.

Lo que quiero agregar con todo esto es: Nosotros no estamos de acuerdo –algunos de nosotros, los legisladores departamentales- con el tipo de tratamiento que se le está dando a la reforma. Entiendo que sí que está bien esa reforma. Como se hizo la reforma de la Ley 16.730, la cual modifica al Acto Institucional N° 9 que era del año 71. Y no hubo otra ley de jubilación mejor que la del Acto Institucional N° 9, y si no que me lo digan. La otra, la 1740, los que se jubilaron con la 1740, que ya están todos idos, se jubilaban con una jubilación que no tenía nada que ver con la otra. Y de hecho, la Ley 16.730 daba menos privilegio que el Acto Institucional N° 9. Lo que estamos hablando de reforma.., y sí, está bien, se reformó el Acto Institucional N° 9 porque se estaban dando las jubilaciones con demasiados privilegios.

Ahora, por parte del gobierno se dice que hay que tocar la caja militar porque no puede ser, el Mides necesita, y que hay personas que han hecho sus aportes y no tienen privilegio; yo no sé. Pero pregúntenle cuánto gana ahora un general, un teniente, y a ver cuánto gana un legislador; eso nomás. Y ahí está la diferencia. Mientras hace una carrera y se hace de sus estudios y todo lo demás, porque eligió esa carrera, como ser abogado, médico, lo que sea, y llegó a un lugar, gana menos que un legislador, gana menos que la secretaria del legislador; eso no me lo puede discutir nadie. Gana menos que ciertas personas que renunciaron a sus cargos por cometer delitos y hoy en día están recibiendo un “seguro de desempleo” -si es que se le puede llamar, entre comillas- de miles de dólares.

Creo que cuando hablamos de cosas que están mal hechas, todos los seres humanos, señor presidente, cometemos errores, y todos tenemos el derecho de proponer cambios, y todos tenemos la obligación de acompañar cambios, por supuesto, si no se cambia seguiremos en la época de la flecha. Yo creo que necesitamos cambios. Pertenecemos a un mundo globalizado, donde usted prende la televisión y tiene el mundo dentro de su casa. Y si a los chinos les va mal nos va mal a nosotros también porque no compran carne, y si no pregúntenle a los empleados del frigorífico Cybarán qué es lo que les está pasando por un problema de mandar carne en mal estado; y vamos a tener a setecientas personas en el seguro de paro. Eso no dijimos.

Yo creo, señor presidente, que es un problema coyuntural, en el cual tenemos que remangarnos todos y ponernos a trabajar, en buscar formas de que las cosas salgan lo mejor que puedan, y no decir que a estos hay que hacerles el apriete porque hacen tal cosa o hacen tal otra. Yo creo, señor presidente, que es una falta de entendimiento.

Eso que se le llamó y se le preguntó es mentira porque a ellos no se les permite opinar, y si no, ya sabemos que no se les permite; no nos van a decir hoy cuando todo el mundo sabe que no se les permite opinar ¿o no? Y ya saben por qué.

Así que yo me adhiero a esto de que está bien hacer reformas, como ya se han hecho. Trabajé en la reforma del Acto Institucional N° 9 que hoy es la Ley 16.713, con nueve horas cuarenta y cinco de trabajo, sin descanso, cada quince minutos un descanso, y la comida era de parado, para hacer una reforma. Estará mal o estará bien, se hizo la reforma. Hoy en día las personas pueden preguntar por intermedio de internet cuáles son sus aportes, si realmente el patrón está pagando por él o no, desde 1996. Así que personas con cuarenta y seis años de aporte -que se dijo acá- que estén vivas no hay, por qué, porque el tiempo no les alcanza. Y personas que han aportado por muchos años quizás, hoy después de esta reforma sí, porque tienen reconocido sus aportes en ese sentido. Y los militares tienen que seguir pagando el Montepío hasta que cumplan treinta y seis años de servicio y el retiro en toda la actividad es con treinta y cinco, como para que le apliquen el máximo de porcentaje. Pero también el Frente Amplio modificó la ley, se pueden retirar con treinta años de servicio, lo que no le dijeron es que es con el cuarenta y dos por ciento de sus asignaciones computables de los últimos veinte años, tampoco se lo dijeron.

Entonces, esto de que no nos fijamos, que no vimos, no ayuda, señor presidente.

Estamos viviendo una realidad muy triste hoy en día y tenemos que tratar entre todos de sacarla adelante; y no es atacando a unos u otros como la vamos a arreglar. Es mi opinión. Somos legisladores, no somos enemigos de nadie, estamos aquí para tratar de que este país sea mejor, y que pueda elevarse mejor; y nuestro departamento más que nada porque somos legisladores departamentales.

Me adhiero en trabajar en lo que sea, en intercambiar ideas, agregar lo que sea. Pero me gustaría que cuando hablamos de distintas reformas también podamos ver las realidades de todo en conjunto, global, no las realidades de algunos o como a nosotros nos parece que son, cuando hay algunos como yo que nos callamos porque no podemos hablar mucho.

Muchas gracias por haberme permitido este tiempo, y también decir que, bueno, voy con las palabras de todo lo que dijeron, agrego a todo lo que se dijo, y propongo que debemos de luchar por hacer reformas que involucren a todos, en una justicia social para todos, y que no sea unos contra otros.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR BEASLEY.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor Edil Carlos Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

Hablar de amigos y enemigos cuando se plantea el tema de una reforma de la caja militar, es introducir un concepto que en esta sala todavía no se había tratado, y que en el espíritu del proyecto de ley que está en tratamiento tampoco se contempló en ningún momento. Y creo que es un concepto temerario, señor presidente, porque el tratamiento integral del tema de la pasividad y de las cajas previsionales en el Uruguay viene siendo tratado desde hace bastante tiempo. Y que no se trate en forma simultánea no quiere decir que no se trate en forma integral.

Porque hay algunos conceptos erróneos que se han vertido acá en sala, y es por qué tocamos la caja militar y las otras cajas no las tocamos. Y ese es un concepto totalmente errado, señor presidente. Porque en el estudio primario de los déficits previsionales en el Uruguay, ya se tocaron otras cajas. Y en un estudio integral y progresivo se va avanzando una a una. Y se hizo reforma de la caja policial, y se hizo reforma de la caja profesional, y se hizo reforma de la caja bancaria, y eso forma parte de un estudio progresivo y de una reforma progresiva en el instituto previsional en nuestro país; que se da de bruces en los argumentos con lo que sucedió en otros tiempos cuando se hacían reformas de tipo laboral y previsional, como la creación de las famosas Afap, que iban directamente solamente a la masa trabajadora, a la clase obrera; o, aún peor, señor presidente, cuando se derogan los consejos de salarios abandonando a la buena de Dios y a la negociación uno a uno de cada empleado con su patrón en una desigualdad de fuerzas histórica, y eso sí era ir en desmedro de muchísimos uruguayos, de muchísimos más, y de muchísimos más que estamos hablando de la caja militar.

Que no se permite opinar a los militares acerca de este tema. Y no, señor presidente, la Constitución de la República y las propias normativas internas de la fuerza les prohíbe emitir este tipo de opinión. Y sabiamente está redactado así ¿por qué? Porque el Ministerio de Defensa y sus integrantes, los integrantes de las fuerzas armadas son eso, son una fuerza armada que está supeditada al Poder Ejecutivo, al estado, a todos nosotros. Ellos son un brazo ejecutor armado de defensa de los uruguayos y tienen una cadena de mando y una obediencia debida que hoy también intenta modificarse para que esta obediencia debida no signifique torturar, desaparecer y matar a sus propios compatriotas o a sus iguales.

Estas reglamentaciones que prohíben emitir opiniones del tipo político a los militares en ejercicio que son los activos y aún cuatro años después que dejan la actividad, porque ahí no es que sean pasivos, son militares en retiro, están activos todavía y por eso siguen en el régimen de aportación, porque siguen en actividad, están en retiro pero pueden ser llamados a cumplir funciones durante ese tiempo.

¿Esta legislación es de ahora? ¿Esta normativa es de ahora? ¿La Constitución de la República y esta norma está vigente desde hace apenas doce o quince años? No, señor presidente. Quien intente decir eso, y que la prohibición o la veda de opinión política a militares en actividad sea una cuestión de revanchismo, o conocen muy poco de la ley o vivió toda la vida en una burbuja. Porque los que vivimos en cualquier ciudad que tiene un asentamiento de una fuerza militar sabemos que los militares de menor rango cuando incurren en cualquier tipo de falta a esta misma reglamentación son puestos bajo arresto y no para sentarse en una dependencia que no sea en la que revisten labores, sino que los mandan a lavar baños, picar leña, a hacer la tarea que nadie quiere hacer. Hoy hay quienes se rasgan las vestiduras porque quienes aplican con sus subordinados estas reglamentaciones se ven sancionados por la aplicación de la misma por sus superiores. Es el ejercicio natural de la legislación y las normas vigentes, nada más que eso.

¿La reforma es planteada por la izquierda? Si, es planteada por la izquierda en un ejercicio de responsabilidad presupuestal, porque es deficitaria y porque es groseramente deficitaria y porque produce históricamente una inequidad que nos deja a todos de ojos y boca abierta cada vez que la vemos, porque acá muchos hablan de los soldados, de la tropa, pero pocos hablan de los mandos superiores, y cuando dicen que son los primeros en entrar con el agua en la cintura cuando hay inundaciones y catástrofes naturales no se ve a ningún oficial con el agua en la cintura cargando muebles o gente al hombro como sí he visto cuando yo lo hice a algunos que están en esta sala, algunos muy pocos; en situaciones de enchorradas, inundaciones y de tormentas fuertes. Pero a la oficialidad no. Entonces, no pongamos en el imaginario colectivo al general de tropa con el agua en la cintura en una inundación cargando muebles en un asentamiento o en una enchorrada porque no es una imagen real, nadie la vio a esa imagen, no la queramos crear.

Esta reforma es progresiva, no abarca a todos y no es instantánea, quienes tienen una historia formada van a seguir con el régimen actual y quienes tienen historia para formar dentro de las fuerzas seguramente se va a aplicar la reforma si es que es aprobada en el Parlamento. Por lo tanto, no es una reforma que no contemple la historia de quien hoy está por entrar en retiro y se le cambie las reglas del juego.

Eso sí nos hicieron con la eliminación de los consejos de salarios a los laburantes de la clase obrera y de la clase trabajadora. Eso sí nos hicieron con la creación de las Afap con cero información y haciéndonos hasta tildar el Artículo 8 cuando nos hacían firmar la afiliación a la Afap en forma compulsiva. Ahí no vi a legisladores de aquellos viejos partidos tradicionales poner el grito en el cielo por la mayoría de los uruguayos menos privilegiados que íbamos a ser desbancados en nuestros derechos y nuestras pasividades.

La valoración presupuestal del déficit debe ser hecho por cualquier gobierno responsable y debe ser atacado en forma responsable, progresiva con firmeza y debe atacarse desde las raíces. Escucho discursos políticos, públicos, institucionales dentro de esta sala y en las redes sociales de quienes ponen el grito por el gasto excesivo en las políticas sociales en nuestro país y algunos candidatos hasta a la presidencia de la república se atreven a decir que para bajar los gastos del estado van a reducir las políticas sociales. Pero lo que se invierte en políticas sociales en nuestro país no alcanza ni al veinte por ciento del déficit de la caja militar. Se imaginan si destináramos la misma cantidad de plata que ese déficit a políticas sociales –ah, no les gustan las políticas sociales, dejémoslas de lado-. ¿No se imaginan la cantidad de escuelas de tiempo completo que se generarían utilizando ese dinero y que van al desarrollo intelectual de los uruguayos más débiles? ¿No se imaginan la cantidad de viviendas que se generarían con el dinero de este déficit? ¿No se imaginan la cantidad de becas universitarias que se podrían generar si redistribuyéramos este déficit y reorientáramos esos dineros para no ponerlo en el gasto social y mantener pichis y nini? Porque nini son los pobres que ni trabajan ni estudian, porque los otros nini que ni trabajan ni estudian, claro, de esos no se puede hablar, no se pueden tocar.

Señor presidente, las reformas de las cajas previsionales y más en la situación de déficit que estamos es integral, va direccionada a todas las cajas, a todas, se han ido tocando de a una y ahora toca el turno de estudio a esta. Hace más de dos años que está en discusión de todos los partidos políticos, y si bien los comandantes de la fuerza no fueron autorizados a ir al parlamento a rendir informes, todos los parlamentarios recibieron informes, porque se preocuparon de todos los partidos en recabar la información de los propios interesados y así lo han reconocido en las propias instancias y consta en las versiones taquigráficas de las comisiones en el parlamento.

Tampoco queramos inventar la imagen de que no les consultamos y que nadie les permitió hablar, no, aportaron información, aportaron el punto de vista desde lugares donde lo podían aportar y donde lo podían aportar. Lo que no pueden hacer es emitir opinión política públicamente de estos aspectos, eso sí no lo pueden hacer.

Señor presidente, que necesitamos un ejército, sí necesitamos un ejército, necesitamos una fuerza armada como forma de garantía. Nadie propone la eliminación de las fuerzas armadas, nadie propone la eliminación del Ministerio de Defensa, que son los primeros que acuden en caso de desastre. Tal vez debamos incorporar en su régimen de formación y de entrenamiento la defensa civil, y hacer que algunos cuerpos, como están los fusileros, los artilleros, la caballería, la infantería, podríamos agregarles algunos cuerpos de defensa civil especializados en rescate, especializados en combate de incendios, especializados en las distintas ramas de defensa civil. Podríamos también entrar a hacer ese tipo de reforma, porque ya que dicen que los usamos todo el tiempo y no lo reconocemos, bueno, démosle la formación.

No son privilegios, pero sí tienen una cuota diferencial con lo que tenemos y con el régimen que tenemos el resto de los trabajadores en el Uruguay.

Quien ingresa al liceo militar, una vez que está adentro, además de estudiar recibe una remuneración por estudiar, importante, mucho más que aquella vieja asignación. Yo tuve compañeros que fueron al liceo militar y que terminaron retirados, y que después me los volví a encontrar como secretarios de bancada en esta Junta Departamental, cuando esos estatutos se lo permitieron. Él cobraba por ir al liceo mientras nosotros pagábamos por ir al liceo, porque gratuito es inscribirse e ir, pero había que poner el material de estudio. Él cobraba sueldo por ir a estudiar. Parte de su estudio le permitía viajar por todo el mundo y, después de recibido y revistando en la fuerza aérea, paseó por todo el mundo. A mí, en mis estudios nadie me llevó a pasear a ningún lado, salvo mis padres con su trabajo.

Entonces, son herramientas, ¿que son válidas? Sí. ¿Son diferenciales? Y sí, y plantean demasiadas diferencias. Y esas diferencias plantean un déficit que, en una economía como la uruguaya y con necesidades de mayor urgencia que mantener una fuerza armada que es operativa, que es operante pero que difícilmente pueda defender la soberanía nacional en caso de una invasión –no estoy hablando de una fuerza mayor como Estados Unidos, Rusia o Inglaterra-, pónganle que nos quiera invadir Brasil nomás: cuando queramos anoticiarnos de eso, ya tenemos la bandera plantada acá en la puerta y estamos hablando en portuñol. Algunos no entendemos mucho, algunos que son nacidos en la frontera –seca o no- capaz que lo hablan mejor.

Pero hablemos de reforma, hablemos con seriedad. Esto no es algo que se le ocurre hoy al Frente Amplio. No es algo que hoy se le ocurre y como tiene mayorías parlamentarias lo propone y lo vota, no, no: esto es algo que viene siendo discutido desde hace dos años en particular y que viene siendo previsto desde hace al menos diez años, cuando se inició el proceso progresivo de análisis y de reforma de las diferentes cajas previsionales. Ya las nombré al principio.

Me gustaría, señor presidente, que cada vez que hablemos de estos temas hablemos con imágenes claras y reales, sin intentar generar falsas imágenes públicas de lo que uno y otro quieren decir o de lo que sucede en realidad. Porque todos vivimos en la misma ciudad, todos caminamos por la misma ciudad, conocemos militares en actividad, en retiro y pasivos, conocemos gente de las cajas civiles en actividad y pasivos, y conocemos las diferencias, conocemos las diferencias porque las vivimos todos los días con nuestros vecinos. Y si usted me dice que esos retiros son mayores y son anticipados por el riesgo que insume una fuerza armada entrando en un conflicto bélico, ah, ¿y cuántos soldados uruguayos entran en conflicto bélico? Los que van a una misión de paz; cobran doble sueldo el tiempo que están en la misión. Ahí tienen un beneficio extra. Cuando los trabajadores y los de la clase trabajadora en Uruguay, para que nos sea reconocido el trabajo insalubre o los problemas de salud laboral, tenemos que hacer unos calvarios de decenas y decenas de años, y cuando creemos que los tenemos obtenidos, tenemos que empezar a luchar para que esas leyes que se aprobaron sean de aplicación. Y cuando hacemos las denuncias, tenemos que luchar para que la patronal no se entere antes que los inspectores para que no nos suspendan o para que no corrijan en el acto y solo para la inspección los detalles.

Cuando hablamos de reforma, hablarnos de reforma integral, y esto es una parte de la integralidad de las reformas que se vienen aplicando en las cajas de retiro de nuestro país. ¿Hay que ponerle cabeza? Sí, hay que ponerle cabeza. Todos los partidos están participando de esta discusión desde hace dos años en este tema en particular. Si hay alguien que dice que no tuvo lugar donde hacer su aporte es porque no estuvo atento a que hace dos años se viene discutiendo, o porque quienes revistan el cargo de representarlo en aquel edificio de mármol allá en Montevideo en las cámaras alta y baja no les han informado y no les han dado lugar a participación. Porque habemos otros que sí hemos estudiado, que sí hemos hecho aportes, que sí hemos conversado y que sí nos hemos ido informando de los avances en esta discusión, porque tenemos participación aún en las instancias parlamentarias a nivel nacional. Todos tenemos la posibilidad.

(Interrupción)

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor edil, lamento interrumpirlo, le queda un minuto.

SEÑOR BEASLEY.- Todos tenemos la posibilidad en la medida que participemos en una fuerza política que sea democrática, que sea participativa y que nos permita a todos estar enterados, opinar y ser tenidos en cuenta en nuestras opiniones.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil César Bentos Pereira.

SEÑOR BENTOS PEREIRA.- Muchas gracias, señor presidente.

Lo primero que debe decirse son algunos datos que tal vez ya se han dicho en sala.

Que es la única caja que faltaba reformar, como ya había ocurrido con la caja bancaria y la de profesionales, etc.

Que significa para los ciudadanos uruguayos una erogación anual cercana a los quinientos millones de dólares para atender a cincuenta mil beneficiarios.

Que los militares pueden retirarse con veinte años de servicio y mínimo de treinta y ocho años de edad, frente al resto de los ciudadanos, que deben hacerlo a los treinta años de aportes y sesenta años de edad, y la reforma iguala estas condiciones.

Que una vez reformada la caja, solo afectará a aquellos con menos de diez años dentro de la fuerza. Los que tengan entre diez y quince años entran en un período de transición, y los de más de quince años, no se verán afectados.

Hoy hay jubilaciones militares cercanas a los doscientos mil pesos. El nuevo régimen las topea en veintiocho BPC, al día de hoy, cerca de cien mil pesos, cualquier otro jubilado por el BPS tiene un tope que es la mitad: cincuenta mil pesos. Lo que se llama la tasa de reemplazo, que es el porcentaje entre lo que percibe en actividad y lo que percibirá como jubilado. Los militares pueden jubilarse con el sueldo del grado superior al que obtengan en actividad, y la reforma lo lleva al ochenta y cinco por ciento. Cualquier jubilado por BPS obtiene en promedio un cincuenta por ciento.

Ahora, lo importante es discutir lo que está en el fondo, lo que hace a la cuestión, y ello es si todos los ciudadanos tenemos iguales derechos o no y preguntarse por qué.

Hay argumentos en contra de esta reforma basados en que la función militar es absolutamente distinta a las otras: que no tienen horas extras, que están siempre a la orden, que no tienen horario, que es una función en permanente peligro, en fin. Es cierto que algunas de estas características de la función sean razonables, pero no menos que las de un enfermero, una enfermera, que están expuestos a infecciones y enfermedades, a las de un obrero de la construcción, en la que nadie duda que tiene más muertos entre sus filas que las que tiene el ejército. O de la cajera de un supermercado, que le cambian el turno sin previo aviso y sin cobro de obras extras, y ni hablemos de los policías.

Aun cuando hagamos estas comparaciones que no nos gustan, porque siempre son odiosas, la reforma propuesta presenta una atención preferencial para los militares. Y lo decimos en particular para la tropa, que es, sin dudas, la que sufre más permanentemente estas condiciones que las que hablamos, porque los más dolidos en esto son los oficiales superiores.

Esto es el fondo del asunto, que va terminando el Uruguay de los que tienen coronita, de los que entienden que el derecho es bueno cuando es mío, y cuando el derecho es de otro, se expande y empieza a rozarse con el mío, entonces surgen los reclamos y discursos por avasallamiento.

Hacer un país más justo trae dolores de cabeza. No se trata de llevarse los derechos de unos por delante, se trata de hacer un poco de equilibrio en cómo y quién financia sus derechos.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Continuando con el orden del día, pasamos al punto

5.- MINUTA DE COMUNICACIÓN SOLICITADA POR EL SR. SUPLENTE DE EDIL –EN USO DE LA BANCA- MAURICIO SILEA, REFERIDA A EXTENSIÓN DEL SUBSIDIO AL SEGURO DE PARO PARA LOS CITRICULTORES.

Tiene la palabra el señor Edil Mauricio Silea.

SEÑOR SILEA.- Muchas gracias, señor presidente.

Este tema, que era una preocupación del Partido Colorado, que la incluimos en la sesión pasada, y viendo que el parlamento ya trató este tema y que el senado ya se comprometió a tratarlo en la próxima sesión, lo queremos dejar sin efecto.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Pasamos al siguiente punto.

(Interrupción)

SEÑOR DUARTE.- ¿Me permite, presidente? Disculpe, por una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR DUARTE.- El edil Silea acaba de hacer una moción, de dejar sin efecto; creo que corresponde su votación.

SEÑOR PRESIDENTE.- Yo no lo entendí así.

¿Es correcto? ¿Usted hizo una moción?

SEÑOR SILEA.- Yo digo que quiero dejar sin efecto, no sé si hay que votarlo.

(Interrupción)

SEÑOR PRESIDENTE.- No lo entendí así, tiene razón el señor edil Duarte.

Lo consideramos entonces.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (26 en 26)

Ahora sí pasamos al siguiente punto

6.- EXPOSICIÓN DE 8 MINUTOS SOLICITADA POR LA SRA. EDILA MARÍA DE LOS ÁNGELES MÁRQUEZ, RELACIONADA A VOTO EN EL EXTERIOR.

Tiene la palabra la señora edila Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Muchas gracias, señor presidente.

La Constitución, regula las llamadas “bases del sufragio”, en su artículo 77, el cual establece: “Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán. El sufragio se ejercerá en la forma que determine la Ley”.

La Constitución entonces, como viene de leerse, no dice que el ciudadano oriental del Uruguay en el exterior, no pueda votar; pero tampoco dice que sí, que puede votar.

Debemos recordar que estamos dentro del gran campo del derecho Público, según el cual, lo que no está expresamente permitido, está prohibido o está vedado.

¿Cómo solucionó el constituyente esa posible dicotomía? Estableciendo que la Ley ordinaria, deberá reglamentar cómo y de qué manera se cumple la obligación de votar.

En función de ello, el legislador, fue reglamentando desde 1928, la disposición constitucional antes aludida; estableciendo que para votar, sólo se puede hacer estando en el territorio nacional; en otras palabras, votan los ciudadanos que estando en el extranjero, vengan al territorio, el día fijado para las elecciones.

De manera pues, que el legislador dio cumplimiento al mandato constitucional y reglamentó por Ley el voto o sufragio y puso, como único requisito, que para votar el elector, debe estar en el territorio nacional y no puede hacerlo desde fuera de dicho territorio.

Ahora bien, eso se puede modificar; modificando la Constitución y estableciendo en su texto, que quienes están en el extranjero pueden votar sin necesidad de estar presentes en el territorio el día de la elección; texto que hoy no existe y que, además, fue rechazado por la ciudadanía en el plebiscito del año 2009, según el artículo 331 de la Constitución.

Pero se puede hacer por Ley ordinaria, sí; pero teniendo en cuenta que la Constitución establece en su artículo 77 ya citado, que toda nueva Ley de Registro Cívico o de Elecciones, así como toda modificación o toda interpretación de las vigentes, requiere para su aprobación, los dos tercios de votos del total de componentes de cada Cámara Legislativa (estamos hablando de 66 diputados y 21 senadores).

El Frente Amplio, que impulsó la Ley que nos ocupa, cuenta con sólo 51 votos en la Cámara de Representantes y con 16 en la Cámara de Senadores; por lo tanto, para que se modifique el régimen, debieron votar, junto a otros partidos, que le otorgaran la mayoría constitucional requerida, de manera de superar los dos tercios de votos requeridos.

Al no contarse con dichos votos de las minorías, es motivo suficiente para que la Ley modificativa no se apruebe válidamente y se mantenga vigente la obligación de estar presente en el territorio nacional, para poder votar –así lo entendemos-.

Si una Ley, aconsejada o no, mediante la intervención del dictamen de una Comisión que creó el propio Parlamento; esa tal Ley, deberá contar a posteriori, con los dos tercios de votos en ambas cámaras legislativas; razón por la que –al no lograrse el número de votos– la Ley tiene resultado de votación negativo, no queda aprobada y no puede volver a presentarse a la consideración del Parlamento, hasta transcurrido el período de este gobierno.

Una norma sancionada, en violación de las normas constitucionales; es inconstitucional y así puede declararlo la Suprema Corte de Justicia, en razón de vicio formal (artículo 256 de la Carta), que la aparte del ordenamiento jurídico y la vuelva inaplicable.

Se encuentran legitimados, para promover la acción de inconstitucionalidad, “todo aquel que se considere lesionado en su interés directo, personal y legítimo”, nosotros, por ejemplo.

Eso, en lo que respecta a lo que uno se asesora legalmente.

Pero a esto le quiero agregar un texto que me pareció interesante, un análisis de un periodista salteño, que me pareció bastante interesante, por eso lo voy a agregar, y es del periodista Carlos Arredondo.

Carlos Arredondo, el otro día, en la radio decía: “Creo muy conveniente subrayar el hecho de que el lugar de nacimiento es un mero accidente en la vida de cada uno de nosotros, mientras que el lugar de residencia es una elección de vida tomada con total libertad, con la meditación suficiente y valorando lo que cada uno considera debe ser valorado para tomar tal decisión. Un futuro personal y familiar más promisorio, una mejor posición económica, una mejor educación para los hijos, para los nietos. Un pasar más adaptado a las expectativas personales. Conocer otras culturas y formas de vivir. Mayor desarrollo profesional. Una más segura realización personal o, como hace algunos años, nada más ni nada menos que para salvar la vida, por ejemplo, razones de salud, etc.”.

“Absolutamente nadie puede arrogarse la facultad de cuestionar las valoraciones que cada uno tiene o hace para definir que su vida debe transcurrir allá y no acá. Es una decisión tan personal, tan tomada desde las tripas y la cabeza que, a quien la toma, no sólo me hace verlo con una gigantesca admiración sino con un profundo cariño”.

“Ahora bien, de la misma manera que tal decisión no admite cuestionamientos de quienes nos quedamos, no podemos dejar de observar que, salvo honrorísimas excepciones, cada uruguayo que vive en el extranjero vive donde quiere y elige vivir. Su radicación allá es la estricta consecuencia de su meditada e incuestionable voluntad personal”.

“Los hermanos uruguayos que viven allá, eligen vivir allá; y como primera y directa consecuencia de esa elección, debemos asumir y admitir que han tomado libremente la decisión de no vivir acá. ¿Se entiende? Admitámoslo entonces. Sería muy ingenuo pretender hacerle creer a alguien que tal decisión está basada en valoraciones donde la cosa personal no tiene peso determinante. Tiene peso determinante: fue por la cosa personal que se fue. Admitamos entonces: quienes emigran, lo hacen motivados por una estricta e incuestionable voluntad de “hacer la suya” por algún motivo personal, nunca pensando en el colectivo, del que se queda en el paisito; a lo sumo pensando en ayudar a los suyos, a la familia en todo caso que se queda, pero es una manera de hacer la suya”.

“Admito que tal observación puede parecer un solapado cuestionamiento”.

“Para tranquilidad de quienes leen lo que quieren leer e interpretan lo que da la gana, advierto que no hay nada más alejado de mis intenciones, no quiero cuestionar, sólo intento transmitir un dato de la realidad”.

Y luego agrega en otro programa más adelante unos dichos de la diputada Mutti en el programa “En Profundidad”, que también fueron muy interesantes.

“Según afirmó la diputada Manuela Mutti, el jueves 23 de agosto en el programa En Profundidad en Canal 4, local, de Cable Visión, la remesas llegada al país en el año 2017 ascendieron a ciento veinticinco millones de dólares…

SEÑOR PRESIDENTE.- Perdón, señora edila, lamento interrumpir pero le queda un minuto.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Por ahí algún edil es generoso y como me faltaría un par de minutos puede sugerir…

SEÑOR CORONEL.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR CORONEL.- Solicito que el cuerpo le vote el tiempo necesario a la edila para terminar su exposición.

SEÑOR PRESIDENTE.- Lo ponemos en consideración.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (26 en 26)

Tiene su tiempo necesario señora edila.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Gracias al cuerpo legislativo por la gentileza que me han dado.

La señora diputada dice que “las remesas que han llegado al país en el año 2017 ascendieron a ciento veinticinco millones de dólares”. Y Mutti aseguró que el dato proviene del Banco Central del Uruguay.

“Entiéndase por remesas a las partidas de dinero que hermanos uruguayos radicados en el extranjero envían a sus familiares y amigos a nuestro país, a modo de ayuda o simplemente para honrar algún compromiso personal dejado por acá”.

“Una y otra vez escucho y leo -dice el periodista- a quienes defienden el voto en el exterior con la excusa de las remesas, argumentar y basar su defensa en la cantidad de plata que estos hermanos envían, de esta manera siguen vinculados efectivamente con su familia, con su país, con su comunidad y con sus raíces, así lo afirman. Al tiempo que aseguran que ese vínculo lo genera el derecho a votar, porque si mandan remesas al país, tienen el derecho a votar. Esto es una barbaridad”.

“El problema de esas argumentaciones es que se ingresa en un terreno escabroso y en el que estoy convencido –dice el periodista- no se debería ingresar porque si de eso se tratara, digo, de cuánto pone cada uno para ganarse el derecho al voto o no, solo los salteños ganando trece mil quinientos pesos mensuales per cápita, datos surgidos del informe del Instituto Cuesta Duarte sobre mercado laboral de Salto de 2017 presentado en agosto de 2018, invertimos en el país doscientos cuarenta y cinco millones de dólares americanos, que es un dato estimativo, y falta el dato de los restantes dieciocho departamentos del país, imagínense que no hay comparación con las famosas remesas que manda la gente que está en el exterior”.

“Es que traer a la escena del debate del voto consular ese pequeño aspecto de la vida económica del país y manejarlo como un argumento serio de defensa del voto en el exterior no es otra cosa que admitir que nuestros hermanos compran su derecho a votar entonces, o peor, que nosotros estamos dispuestos a venderles el derecho a votar o por lo menos a canjearlo por esas remesas del dinero que mandan a sus familiares.

“En lo personal –dice el periodista- creo que ni nuestros hermanos pretenden ganarse su derecho a votar de esa manera ni nosotros estamos especulando venderles nada. Por eso no entiendo por qué plantea este tema y usa esto como argumento. En lo personal se me hace imposible no estar profunda y sinceramente agradecido con las remesas enviadas pero no puedo más que desestimar del debate político este tipo de argumentos. Además tengo malas noticias –dice el periodista-, las remesas llegaron con o sin voto en el exterior. No pienso ignorar las innumerables organizaciones de uruguayos que viviendo allá permanentemente realizan conmovedores aportes aquí y lo hacen por el solo hecho de dar una mano, de sumar, porque entienden que es necesario, demuestran compromiso con nuestra comunidad, casi periódicamente tomamos conocimiento de la puesta en marcha de gestos engrandecedores por parte de nuestros hermanos, son acciones que llevan adelante pensando en el colectivo, sería muy mezquino de mi parte reconocer que esto no existe, no, no, lo subrayo –dice el periodista- pero no podemos incluir esto en el debate político como si fuera un fundamento válido”.

“Resulta más que claro que las remesas basan su esencia en el amor que los emigrantes sienten por su familia y por esos las mandan y claramente que las remesas son puro amor familiar y el amor que los individuos sentimos por nuestras familias no desaparece con la aprobación o no de la ley que habilite el voto consular. Tratar de insinuar eso no solo es una profunda pequeñez espiritual sino que es de una cuestionable calidad humana. Si los ciento veinticinco millones de dólares que tanto preocupan a los defensores del voto consular seguirían llegando entonces no debemos pecar de ingenuos, está mucho más claro que salvo en honrosas excepciones las remesas existen por un estricto compromiso afectivo a la familia y no con un compromiso hacia el país”.

Le agradezco presidente que me hayan dejado terminar con la exposición.

Muchas gracias.

SEÑOR GARCÍA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila.

Tiene la palabra el señor edil Enzo García.

SEÑOR GARCÍA.- Buenas noches señor presidente, señores ediles.

En primer lugar felicito a la edila que trae este tema en forma de exposición al plenario para poder debatir y analizar. Respeto su persona, su manera de pensar y accionar. Creo que más allá de las diferencias podemos generar aportes y reflexiones que sean constructivas y ayuden en el aporte político, y en general al contenido del mismo.

Es un tema que desde hace tiempo figura como pendiente en la agenda política.

Traer a la discusión este asunto genera que quedemos divididos entre quienes están a favor de la modernidad, de la agenda de derechos, de buscar la manera de subsanar los vacíos jurídicos en este caso, entre otras cuestiones, y quienes tienen una postura diferente, lo cual también hace a una sana democracia, encontrar posiciones distintas, pero es fundamental encontrar una solución que implica negociar, es decir, ceder y conceder para resolver esto.

Por novena vez desde la vuelta a la democracia, el Parlamento discutió si los uruguayos que viven en el exterior pueden votar desde los países a los que emigraron y esta vez la Cámara de Senadores aprobó un proyecto de ley que ya había sido aprobado por diputados en diciembre del 2017, y que establece que los uruguayos que residen en el exterior no pierden los derechos inherentes a la ciudadanía. Además de la creación de una comisión que tiene por objetivo elaborar un nuevo proyecto para instrumentar el sufragio fuera de fronteras.

En los hechos no modifica la realidad de quienes quieren votar sin viajar, porque siguen sin poder hacerlo. En la actualidad son quinientos mil uruguayos los que viven fuera de las fronteras nacionales.

Es importante reflexionar sobre si de alguna manera no se está agraviando el derecho de los uruguayos y ciudadanos a ejercer su soberanía, porque no todos los que viven en el exterior pueden pagarse un pasaje y viajar a Uruguay en época de elecciones y por distintas circunstancias también.

Es así que se encuentra la necesidad de hallar una salida a este problema, que afecta a dieciséis por ciento de los uruguayos. Donde implícitamente se traduce en obligar a ejercer su derecho al voto viajando al país.

Acá no hay ningún atropello a la institucionalidad en general. Esos uruguayos son tan uruguayos como quienes vivimos en el país y cómo los tratamos habla, en definitiva, de cómo somos como país.

La ley en cuestión aprobada por el senado implica por un lado la interpretación de dos artículos de la Constitución, cito de nuestra Carta Magna, el párrafo 1 del Artículo 77 que indica que “todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán”, y el Artículo 81, que sostiene que “la nacionalidad no se pierde ni aun por naturalizarse en otro país, bastando simplemente, para recuperar el ejercicio de los derechos de ciudadanía, avecinarse a la República e inscribirse en el Registro Cívico”.

Por el otro, crea una comisión que en un plazo de ciento veinte días tiene por cometido elaborar otro proyecto de ley que legisle la forma en la que se implementará el voto en el exterior. La comisión deberá no solo hacer un proyecto sino también un informe y es integrada por un representante de cada partido con representación parlamentaria, un miembro de la cancillería, uno de la Corte Electoral, dos miembros de asociaciones civiles y será presidida y coordinada por la Institución Nacional de Derechos Humanos. Es decir, acá claramente podemos visualizar que se está buscando la manera más democrática para resolver este tema y que existe realmente participación. Esta propuesta tiene que ver con qué tipo de nación queremos ser: una que incluya y abrace a los uruguayos que hoy no viven en su territorio pero que sienten su país como lo sentimos nosotros, o una que mantenga esa cerca que tiene a un dieciséis por ciento de nuestros compatriotas sin la posibilidad de ejercer sus derechos.

El Frente Amplio está convencido que es menester reflexionar e intentar comprender a esos uruguayos que se tiene por fuera de nuestras fronteras, quienes cuando juega Uruguay –en Rusia o en donde sea- sienten igual que nosotros, que festejan el 25 de Agosto, que hacen el clásico asado donde estén, que cuelgan la bandera, que recuerdan su historia, su pasado, y miran nuestra patria con nostalgia, no solo es un deber generar esta reflexión sino que es seguir apostando a esa agenda de derechos.

Este proyecto que está en debate no habilita el voto en el exterior. Decir que lo habilita es no ajustarse a la verdad. Este proyecto reafirma el derecho de quienes residen en el exterior a poder hacer uso del mismo. No hay que otorgar los derechos, los derechos no se otorgan porque son propios de las personas. Residir en el exterior, señor presidente, de ninguna manera debería ser un impedimento para poder votar.

Nuestra fuerza política hoy reafirma algunos conceptos expresados en la cámara alta del parlamento, que implica la desigualdad establecida por el no voto de los uruguayos en el exterior.

La desigualdad que existe entre el afuera y el adentro, entre el cerca y el lejos, desigualdad que se genera como consecuencia de quienes tienen dinero y quienes no lo tienen. Es más que claro, que quien tiene dinero viene, aunque viva y pague sus impuestos en el exterior, porque los pagan. Ese es uno de los cuestionamientos populares: que voten los que pagan los impuestos acá y los que no pagan, que no voten. Diría que los que pueden venir porque tienen dinero o porque pueden aproximarse no los pagan, pero vienen igual y votan. En ningún lugar, en ninguna ley ni en ninguna parte de la Constitución se dice que para votar hay que estar al día con los impuestos. Creo que atendiendo a estas circunstancias y teniendo los datos que proporcionó la compañera senadora Moreira de que hay un dieciséis por ciento de nuestra población en el exterior –habida cuenta de números que ella cita de IDEA y demás- existe un gran vacío jurídico, social y político que el Frente Amplio pretende resolver junto a los demás partidos políticos, porque en la práctica no puede resolver por sus propios medios y de una vez lograr concretar una solución al colectivo uruguayo en el extranjero que no por ello son menos e inferiores que nosotros.

Es comprensible entender que jurídicamente se carece de elementos para modificar la situación, sin modificar, reformar la Constitución y para ello es necesario dos tercios del legislativo, pero no es comprensible, señor presidente, que no se haga nada al respecto.

En particular, no soy jurista ni nada por el estilo, donde naturalmente me encuentro limitado en aspectos técnicos, pero voy a realizar un análisis de corte sociológico alineado a mi profesión.

El Uruguay al tratar este tema no es la excepción entre los países, es más, ya existen actualmente ciento doce países y territorios del mundo que cuentan con algún dispositivo de voto en el extranjero. Eso es más del cincuenta por ciento de las democracias del mundo, tomando en cuenta como “mínimo común denominador” que se celebran elecciones multipartidistas y se garantiza el sufragio universal.

No se puede obviar las transformaciones sociales y movimientos demográficos migratorios que se fueron generando en la modernidad producto del fenómeno de la globalización. Este concepto establece la noción de aldea global, donde la interdependencia y relación que poseen los países generan vínculos muy fuertes que ponen en “jaque” las fronteras tradicionales. Por ello, las naciones producto de alianzas comerciales, entre otras cosas, se agrupan por regiones y consolidan organismos que regulen las dimensiones de sus acuerdos. En Francia desde mediados del siglo pasado se habla del concepto de ciudadanos del mundo. Donde se preveía que las fronteras poco a poco fueran menguando, haciéndolas más invisibles, por el efecto globalizador que sacude al mundo moderno. Esto conlleva a que el avanzado sistema capitalista en su función dinámica provoque la movilidad casi permanente de empresas, servicios, etc., que se traduce en movilidad de personas que además tienen sus propios intereses. Por ejemplo, en temas académicos la Unión Europea establece legalmente la práctica profesional en los países que integran la región y los acuerdos de ésta. Así también se empezó a incursionar en lo mismo en el Mercosur desde hace algún tiempo, sumando esfuerzos para encontrar elementos jurídicos que acompañen la realidad social de la región y el mundo, de manera que estudiar en Brasil hoy pueda ser garantía de ejercer determinada profesión en Argentina, por poner un ejemplo: las convenciones internacionales le solicitan a los países, dadas las naturalezas de las migraciones en el mundo, que implementen el voto en el exterior. La situación de Italia es muy interesante y ejemplo de ejercicio democrático de los derechos de los ciudadanos, no solo se puede votar en el exterior sino también integrar un partido político y asumir un cargo, se hacen propagandas desde fuera. Es decir, hay que ser coherentes con el contexto regional e internacional y además es de justicia social hacerlo.

En Latinoamérica: Colombia, Brasil, Perú, Argentina, Venezuela, República Dominicana, Honduras, Ecuador, México, Panamá, Bolivia, Paraguay, Costa Rica, El Salvador, Chile, ya implementan el voto en el exterior. Creo que han sido lo suficientemente maduros y comprensivos con la realidad que hace al contexto de la globalización.

Para finalizar destacar también que hay que avanzar en este tema que tiene treinta años de debate en nuestro país, en definitiva lo que se busca es encontrar la mejor alternativa jurídica entre todos para implementar el voto en el exterior. Lo cual inevitablemente produce un fortalecimiento de la democracia uruguaya en el ejercicio de sus ciudadanos, donde no hallar una propuesta provoca una gran contradicción porque siempre hemos sido reconocidos por tener una democracia sólida en la práctica ciudadana. Es así que se continúa transitando por el camino de reconocer los derechos y ponerlos en práctica.

Por último, aclarar que el plebiscito realizado en 2009 oportunamente, que respondió a una decisión política de hacerlo por esa vía, que fue la eventualidad de un voto epistolar, pero no el de seguir buscando instrumentos para que los uruguayos y ciudadanos residentes en el exterior puedan votar por cualquier otra herramienta. Acá lo único que estuvo en juego fue el voto epistolar, y existen otros métodos, y entre paréntesis, la papeleta aclara: “por correspondencia”. Hubo mucho argumento en negativo acerca de la falta de garantías que el voto epistolar da. Argumentos que habrían que ser repensados, por ejemplo: Estados Unidos tiene el voto epistolar como muchas democracias avanzadas.

Gracias.

SEÑOR SILEA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Mauricio Silea.

SEÑOR SILEA.- Muchas gracias, señor presidente.

Quería dar con este tema mi punto de vista, y decir que en el año 2009 el Frente Amplio hizo lo que tenía que hacer: juntar las firmas, y conjuntamente con las elecciones nacionales se plebiscitó por parte de esta fuerza política una reforma constitucional para que pudieran votar los uruguayos que vivían en el exterior. Dicho intento de reforma fracasó y no fue apoyada por la mayoría de los uruguayos. Y al respecto el presidente electo en ese momento dijo que era una decisión legítima y advirtió que debía ser respetada pues, en el acierto o en el error, los uruguayos así lo habían querido.

Hoy basado en los artículos 77 y 81 -como lo dijo el edil- de la Constitución, los preocupados frenteamplistas tratan de torcer su sentido a nuestra Carta Magna y tratando de hacerle decir lo que no dice, proponen la creación de una comisión para interpretar la misma y así tratar de entrar por la ventana lo que los uruguayos no dejaron pasar por la puerta.

Y nos hablan de voto consular, de voto epistolar, etc., pero acá la Constitución es clara y no hay nada para interpretar.

El Artículo 1: La República Oriental del Uruguay es la asociación política de todos los habitantes –y subrayen– comprendidos dentro de su territorio.

El Artículo 77: Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designan.

Y en el Artículo 81, dice: La nacionalidad no se pierde ni aun por naturalizarse en otro país, bastando simplemente, para recuperar el ejercicio de los derechos de ciudadanía, avecinarse en la República e inscribirse en el Registro Cívico.

O sea, que si quieren votar los que viven afuera y no sufrir las consecuencias de su voto, o reforman la Constitución o regresan al país, se afincan aquí y se inscriben en el Registro Cívico y entonces sí pueden votar.

Resumiendo: Si quieren votar aquí, deben vivir aquí y afrontar la consecuencia de su voto. No vamos a permitir que a contrapelo de la voluntad del pueblo y violando la Constitución, una comisión, o como la quieran llamar, pase por encima de la Constitución y de las leyes.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR IRABUENA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Fernando Irabuena.

SEÑOR IRABUENA.- Muchas gracias, señor presidente.

Primero quiero decir que argumentar con una parte de una extensa entrevista me parece lamentable, porque sacar la frase fuera de contexto es bastante lamentable.

Acá se dijo (tengo la Constitución acá): “los derechos de la ciudadanía no se pierden por más que uno viva en el exterior y que sea ciudadano de otro país”. Entonces, esto qué quiere decir: que los que viven en Concordia desde hace más de veinte años pueden seguir votando, cruzan el río y pueden seguir votando. Ahora ¿qué diferencia hay entre el que vive en Concordia o el que vive en Europa? Porque se dice: eligieron irse. Sí, muchos eligieron irse. Muchos se tuvieron que ir obligados, y unos cuantos también se van obligados. Podemos hablar que se fueron obligados perseguidos o porque no tenían fuentes laborales, que tanto criticamos hoy.

Entonces, es de menester de toda persona de bien que quiera vivir de su trabajo buscar el lugar donde pueda vivir de su trabajo, y con condiciones dignas.

Esto qué quiere decir: que para mi todos los ciudadanos somos iguales, y Cavani y Suárez pueden venir a votar, pueden ejercer su derecho, ¿y por qué lo ejercen? porque pueden viajar, aunque vivan en España o en Europa.

Aquel ciudadano uruguayo que se fue por equis motivo, corrido, vendió todas sus pertenencias para pagar un pasaje y a duras penas está sobreviviendo y no tiene para pagar el pasaje para venir a votar, se le está coartando el derecho de ciudadano. ¿Por qué?, por simple, porque no tiene las condiciones económicas para viajar al Uruguay.

¿Qué quiere decir esto? Que por más que digamos “viven en el exterior”, pueden vivir por más de veinte años en el exterior y venir a decidir sobre el destino de nuestro país y quién gobierna este país. Eso se lo permite la ley hoy y se lo permite la Constitución. Si vamos a decir que a los ciudadanos que viven en el exterior vamos a exigirles que se vengan a vivir al Uruguay para poder votar, tenemos que cambiar la Constitución de la República, y eso no lo ha puesto en tela de juicio ningún partido político. Entonces, nosotros, con esta Constitución de la República, estamos diciendo: que el que vive en el exterior y no puede viajar tiene el mismo derecho que aquel que vive en el exterior y puede viajar, porque es ciudadano, y también es ciudadano natural aquel que nació en otro país, que es hijo de uruguayos y que jamás vino al país pero para ejercer su derecho al voto simplemente tiene que venir a inscribirse en el registro civil y puede estar votando, por más que en su vida haya pisado el país. Entonces, los frenteamplistas, lo que queremos es que haya igualdad para todos los ciudadanos uruguayos.

También podemos decir que toda embajada es territorio del país que lo ocupa y Uruguay tiene embajada en varios países del mundo; por lo tanto, aquellos ciudadanos que quieran ir a votar en esa embajada, están votando en territorio uruguayo.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR BEASLEY.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Carlos Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

Se han hecho muchas puntualizaciones acerca de los derechos constitucionales que nos asisten a los uruguayos y se han puesto muchos ejemplos pero se han dejado muchos por el camino. Porque la Constitución de la República dice con claridad que para votar solo se podrá hacer dentro del territorio nacional. A mí me queda meridianamente claro, porque así lo establece el derecho internacional, que el territorio de las embajadas de nuestro país en el extranjero es territorio nacional. Por lo tanto, si se instalan circuitos de votación y los uruguayos que residen en el territorio que es el área de influencia de esa embajada, hacen el traslado de sus credenciales a esa circunscripción electoral, cuando se avecinen al territorio nacional en esa embajada y a ese circuito electoral van a poder votar igual que nosotros, porque van a estar cumpliendo a cabalidad con la Constitución de la República. Van a estar votando en el circuito que les corresponde y dentro del territorio nacional. Por qué obligarlos a que viajen hasta acá cuando tienen parte del territorio nacional en lugar de a dos mil quinientos o cinco mil kilómetros de acá que de repente tienen territorio nacional a doscientos kilómetros tomándose un tren y en una hora y quince minutos pueden estar dentro del territorio de nuestro país. Por qué, señor presidente, las embajadas son territorio nacional para juntarse los 25 de Agosto, emponcharse con un Pabellón Nacional, cantar el himno, emocionarse, llorar, hacer un asado, tomar un vino, claro pero para votar no es territorio nacional, para juntarnos a celebrar las fechas patrias sí, o para mirar un partido de Uruguay sí, pero para votar no.

El plebiscito en el 2009 fue claro y contundente, primero: nadie votó en contra del voto epistolar. Se votó a favor y los votos a favor no alcanzaron. Nadie votó en contra, los uruguayos no votaron en contra. Se dio por negada la propuesta porque no alcanzaron los votos por el “si”. Por lo tanto, no se puede votar por carta, no se puede votar en forma epistolar. Ahora todas las otras modalidades en el universo de los votos en el exterior que se practican en el mundo están para ser analizadas y no son ir en contra de la voluntad popular porque nunca se propuso y porque nunca se negaron. Hay quienes se niegan de llano sin preguntarle a la gente hoy. Esos si están yendo en contra de la voluntad popular porque ni siquiera les quieren preguntar a ver a qué opinan.

No se votó una ley. Se votó la generación de una comisión que estudie las posibilidades de reconocer el derecho que tienen los uruguayos, porque no es otorgar el derecho, es reconocer el derecho que tienen los uruguayos que residen en el exterior, porque el derecho lo tienen desde el momento que son uruguayos. Como lo tiene mi sobrino, señor presidente, que es uruguayo, porque es hijo de uruguayos; es un uruguayo, italiano, nacido en Barcelona, por esas cuestiones del derecho internacional y de la ciudadanía, porque también es descendiente de italianos. No me imagino cuando quiera entender un poco esto, cuando empiece a crecer, todavía es chiquito. Él va a tener derecho a votar en la comunidad europea, en Italia, acá y desde dónde sea. En Italia y él Italia nunca pisó pero es ciudadano italiano, es hijo de italianos, nació en España pero es uruguayo. Acá va a poder votar porque está viviendo en Montevideo eventualmente. Se está criando en el Uruguay y si eventualmente se le ocurre irse a Europa no va a poder votar en el Uruguay que es el país donde se crió y donde generó raíces y ciudadanía, mire usted.

Dónde queda aquello de que todos los uruguayos somos iguales, que reza la Constitución. ¡Pucha señor presidente, se nos complica!, porque acá tenemos un uruguayo que nació en España y que es italiano y que si se queda en el Uruguay va a tener derecho a votar acá. Pero mis otros hermanos, que son uruguayos, que nacieron en Uruguay y que hoy residen en el extranjero no tienen derecho a votar. Pero mi sobrino, que es italiano nacido en España y vive en Uruguay, sí. O mi vieja, que es chilena pero también es ciudadana uruguaya, vota en Uruguay. O yo mismo, si me avecino a territorio chileno -que también soy ciudadano chileno- y me inscribo en el registro, podría votar desde aquí. Todavía no he ido para inscribirme en el registro, pero cuando lo pueda hacer, voy a poder votar desde el exterior. Pero si la suerte quiere que me vaya a vivir ahí, no voy a poder votar en las elecciones uruguayas, mire usted.

Es un problema constitucional y es un problema legal al que hay que ponerle cabeza y hay que ponerle voluntad política de reconocer los derechos que tenemos todos los uruguayos y que los tenemos desde el momento en que nacimos. Porque acá venimos de nuevo a lo que yo hablaba en la media hora previa de hoy: los derechos de las minorías; este dieciséis por ciento de los uruguayos que eventualmente por una razón u otra viven fuera del país. Hay algunos que, como decía mi compañero de bancada, se fueron corridos por ideologías políticas, por situaciones económicas, por el hambre, por la violencia, y están fuera del país. Hay otros que por asuntos capaz que de un interés mayor, por motivos de estudios, académicos, por motivos políticos. ¿Qué me dice usted de un embajador? Embajador de Uruguay en tierras extranjeras. Durante su período de trabajo en cancillería, vive fuera del país. ¿Tiene derecho o no tiene derecho a votar? Nos representa a nosotros en el exterior, pero para votar tiene que venir acá. Vive, trabaja parte de su tiempo en el exterior, otra parte en territorio nacional porque está dentro de la embajada.

Acá, el problema es de aporofobia, señor presidente, aporofobia, porque el que tiene plata y tiene tiempo, saca unos días libres de su laburo, paga los pasajes, visita a los parientes y vota. Y el que no tiene ni plata ni tiempo porque es de la clase trabajadora, labura todos los días y le da para el sustento apenas del día a día y del mes a mes, no puede pedir un día libre en su trabajo, o tres como necesitaría para ir y venir, pagarse el pasaje y venir. Entonces, acá estamos faltando con la Constitución de la República en una de sus premisas más importantes, porque todos los uruguayos no somos iguales ante la ley. Los que tienen plata tienen derecho a votar y los que no tienen plata, no tienen derecho a votar. Estamos estigmatizando a la minoría, porque de ese dieciséis por ciento hay una minoría que son pobres y no se pueden pagar el pasaje para votar. Y no es pagarse el derecho a votar, sino el poder avecinarse al lugar donde algunos entienden que deben venir a votar. ¿Y dónde queda lo de la igualdad? ¿Quién me dice a mí que de los nueve hermanos que somos, solo seis tenemos derecho a votar porque somos los que vivimos en el país? Y de los tres que viven en el exterior, hay solo uno que tiene derecho a votar porque tiene una situación económica que le permitiría hacerlo y el tiempo disponible para venir. Los otros dos, que laburan día a día para parar la olla, no tienen ni el tiempo ni el dinero para pagar. ¿Quién dice que de los nueve hermanos, hay seis que tenemos derecho a opinar en nuestro país y otros tres, no?, cuando mis viejos nos enseñaron que éramos todos iguales, cuando mis viejos nos enseñaron que teníamos que pensar en nuestros hermanos antes que en nosotros mismos, que teníamos que ser solidarios, que teníamos que pensar y comprender la situación del otro. ¿Dónde queda todo eso? Y la Constitución lo consagra, pero claro, como dijo algún edil en sala, intentamos torcer lo que dice la Constitución. Claro, intentar torcer lo que dice la Constitución es intentar recortar los derechos que sabiamente consagra la Constitución de la República a todos los ciudadanos que nacimos en este país. Eso sí es intentar torcer, porque es intentar torcer en desmedro, segregando, discriminando.

Señor presidente, yo no quiero formar parte de los uruguayos discriminadores segregacionistas, yo prefiero formar parte de los uruguayos que nos tomamos el tiempo, que nos tomamos el trabajo de estudiar en profundidad, y ahí sí le doy la razón al edil que lo dijo: a estudiar cuáles son las ventanas y cuáles son las puertas por las cuales nosotros podemos hacer ingresar a nuestros conciudadanos en el reconocimiento de los derechos naturales, constitucionales que tenemos desde el día en que nacemos.

Ah, yo prefiero ser de los que me meto hasta la cintura en el agua cuando hay inundaciones. Prefiero ser de los que me siento a pensar en cómo hacer para que se consagren esos derechos a mis compatriotas, a los que me van a venir a votar a mí y a los que van a venir a votar a los que estén al otro extremo de la oposición, a todos; a los hijos de los míos y a los hijos de los otros, a todos. Porque en eso la Constitución de la República es sabia y nos consagra a todos como iguales. Quienes no entiendan esa premisa fundamental de la Constitución de la República, creo que no entienden nada y en vano leen, releen y se aprenden de memoria el resto. Porque si les negamos el derecho fundamental a ser uruguayos, consagrado en la Constitución, creo que en vano podemos analizar algunos otros asuntos que, si no les reconocemos el derecho de ser uruguayos, no se les podrá ser reconocido de ninguna manera. Si me beneficia a mí, sí; si beneficia a otros, no, porque dentro de esta sala, dentro de esta junta departamental hay funcionarios, hay ediles, hay secretarios de bancada que son ciudadanos en la Comunidad Económica Europea, hay italianos que son electores y elegibles y que reciben y envían su voto epistolar sin haber pisado nunca tierras italianas. Pongamos el de Italia, que es el más avanzado, que no solo reconoce el voto del exterior, es más: obliga a que un porcentaje de su parlamento esté conformado por ciudadanos italianos que vivan en el exterior, obliga. Y nosotros acá estamos discutiendo a ver si podemos reconocer el derecho a votar. Y acá, hay funcionarios, hay ediles que votan. Es más, señor presidente: hay representantes de la clase política del más alto nivel que se niegan a estudiar el voto en el exterior de los uruguayos pero han sido electores durante toda su vida en el sistema italiano y han sido elegibles, y han estado a pasos de ser diputados en el parlamento italiano viviendo en Uruguay. Pucha, doble discurso, doble moral. Si me beneficia a mí, sí, pero si beneficia a otro, no.

Señor presidente, quiero decir que en este sentido, los legisladores que proponen en el parlamento la creación de esta comisión para el estudio de cómo consagrar la igualdad y los derechos que tenemos los uruguayos, los que la proponen, los que votaron la creación, los que participan del estudio, los que aportan soluciones y no aquellos que hacen declaraciones públicas livianas o hacen interpretaciones torcidas de la voluntad popular y de la Constitución de la República y las leyes: los que aportan, bienvenidos sean. Esos son los legisladores que quiero para mi país, esos son los legisladores que quiero para mi departamento, gente que piense en cómo consagrar los derechos de todos.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR BURUTARÁN.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Martín Burutarán.

SEÑOR BURUTARÁN.- Muchas gracias, señor presidente.

Se ha escuchado de todo. Parece mentira escuchar que se dice que “ah, son uruguayos para festejar el 25 de Agosto, son uruguayos para comer un asado pero no son uruguayos para votar”. El tema es que la Constitución no reglamenta en qué momento hay que comer el asado y en qué momento se festeja lo que se tenga que festejar, sea un partido o sea lo que sea. La Constitución reglamenta el derecho al voto, no el derecho a festejar y comer asado; entonces está fuera de discusión eso.

Se habló de barbaridades; barbaridad es desconocer un plebiscito. Se habló de igualdad, de que todos somos soberanos, ¿y la soberanía de los que no apoyaron el plebiscito del 2009, qué pasó, dónde queda esa soberanía?

Se habló de discriminación. Y el propio edil que habla de discriminación dice “porque el que tiene plata, viene a votar; y el que es trabajador, no viene”. ¿Y qué, el que tiene plata no es trabajador? ¿No califica como trabajador?

También cuando el Frente Amplio votó, en el 2009, para que se ejecute el plebiscito, existía esta Constitución. Entonces, si esta Constitución ya reconoce el derecho, ¿para qué se llegó a un plebiscito? Si ya estaba en la Constitución. ¿Era necesario el plebiscito? Claro, como el plebiscito no fue favorable, entonces vamos a buscarle la otra vuelta; y vamos a buscarle la vuelta hasta que el plebiscito dé lo que a mí me interesa que dé. Porque claro, las circunstancias han cambiado.

Entonces evidentemente vamos a llevar de vuelta el plebiscito a bajar la edad de imputabilidad, si las circunstancias cambiaron y a mí me parece que tiene que seguir. Y voy a seguir llevando a plebiscitar la baja de edad de imputabilidad hasta que dé lo que me interese que dé, hasta que el resultado sea favorable a mis intenciones, o a mis ideales, o a mi parecer.

Esto de querer dar la discusión, la discusión ya fue dada. Y en un plebiscito nadie vota en contra porque en un plebiscito no se pone el voto en contra, se pregunta quién está a favor. No se pregunta quién está a favor y quién está en contra. Se vota por el sí o no se vota.

Entonces acá, lo primero que tenemos que decir es que, para nosotros, como nacionalistas, esto es innegociable, el que no se respete la decisión de la ciudadanía. Como ya dije, en el 2009 se le pidió al pueblo uruguayo una opinión sobre este tema, y el pueblo dio su opinión y claramente dijo que no quería.

Pocos años después, el Frente Amplio, sabedor de sus mayorías parlamentarias, propone votar a disciplina partidaria y en desconocimiento de lo que ya dijo la gente.

Quisiera ver esta comisión, cómo va, si van a mandar delegados de todos los partidos a todas las embajadas del mundo. ¿Van a mandar funcionarios de la Corte Electoral a todas las embajadas del mundo? ¿Van a formar a todos los funcionarios, de todas las embajadas, para que puedan trabajar como funcionarios de la Corte Electoral en esas instancias? Quisiera ver.

Para nosotros no es menor desconocer lo que la gente dice. Y nada más y nada menos, acá se está hiriendo la democracia de la que tanto hablan y a la que tanto pretenden defender; y me llama la atención que hayan hablado tan poco del plebiscito.

El mandato popular se acata, guste o no, a la gente no se le puede tomar el pelo. Y eso es lo que están haciendo en este tema.

Lamentablemente la discusión de si queremos o no que los uruguayos que residen en el exterior voten, queda en un segundo plano porque ya se les preguntó a los uruguayos que acá viven, y dijeron un “no” contundente.

Por eso, señor presidente, es que nosotros, en este tema, queremos ser bien claros y dejar constancia de que no se puede pasar por encima de la democracia en su máxima expresión, por el simple hecho de que a algunos les ganó la soberbia y cegados en ella quieren hacer lo que quieran, pasando por arriba de todo.

Nosotros no creemos en que el fin justifica los medios. No estamos en contra de eso porque somos demócratas, y en ese camino siempre nos van a encontrar. No estamos en contra, pero la población ya se expidió en cuanto a este tema.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR BEASLEY.- Por una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Carlos Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Hay que hacer una serie de aclaraciones, señor presidente.

La Constitución no reglamenta, lo que reglamenta es la ley. La Constitución declara y consagra con claridad el derecho a la ciudadanía aún cuando están fuera del país o se obtiene la ciudadanía de otro país. A eso hay que dejarlo meridianamente claro. No es como decía el señor edil, que la Constitución reglamentó esto y que les niega los derechos; no.

Segunda aclaración. El plebiscito del año 2009 no prohibió el voto en el extranjero porque eso no se propuso.

En el plebiscito del año 2009 la ciudadanía no dijo que no al voto en el extranjero. En realidad, la ciudadanía, en un número muy grande, apoyó el voto epistolar. Ese número muy grande no alcanzó a los requeridos para aprobar el proyecto, pero nadie se pronunció en contra; nadie, a eso hay que dejarlo bien claro.

Tercera puntualización. ¿Van a mandar funcionarios a cada embajada? ¿Van a formar funcionarios para que tomen la elección? ¿Van a mandar delegados? Lo quiero ver. ¿Acá cuál es el problema? Hay que aclararlo. Si la República, la Constitución, la ley y la democracia logran aprobar una ley que consagre el voto en el extranjero mediante formas de las que no fueron plebiscitadas en el 2009, va a haber que estudiar, va a haber que mandar, va a haber que formar.

Acá, el problema no es ni de haraganería ni de falta de voluntad de estudio. El problema es de republicanismo y de democracia, a eso hay que dejarlo bien claro. Si las mayorías necesarias aprueban, bueno, los que no tengan ganas de trabajar, los que no tengan ganas de formarse, que no se formen, que no trabajen y que no respeten las leyes aprobadas por la democracia y la República para consagrar el voto en el extranjero.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- A usted, señor edil Beasley.

Tiene la palabra el señor edil José Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Quiero recalcar algo que tal vez no lo dijo el edil Burutarán y el edil Beasley salió a contestar.

Ningún uruguayo pierde la ciudadanía. Pero el artículo 81 es muy claro, y se los voy a leer. Expresa que: La nacionalidad no se pierde por naturalizarse en otro país. Y para el ejercicio de los derechos del ciudadano, lo que dice la Constitución es que debe avecinarse en la República e inscribirse en el Registro Cívico. Es decir, una vez más el avecinamiento –como lo llama la Constitución-, residencia, es condición para recuperar el ejercicio de los derechos de la ciudadanía por aquel ciudadano que se hubiera naturalizado en otro país, para lo cual obviamente debió radicarse. E indudablemente que, para tener el ejercicio del voto, debe estar en el Uruguay.

También quería hacer otra aclaración. Porque acá se habla de la embajada, del voto consular, el voto epistolar. En caso que sea un voto consular, en Buenos Aires, que es donde está el núcleo más grande de uruguayos, hay solamente tres consulados y una embajada. Entonces, todos los que quieran votar, que estén fuera de esos, van a tener que movilizarse. De repente es mucho más barato movilizarse al Uruguay que a los consulados.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR CORONEL.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Gustavo Coronel.

SEÑOR CORONEL.- Gracias, señor presidente.

La verdad que nosotros vamos a ir por otro camino. Tenemos otra visión y queremos concentrar el eje del debate en otro lado.

A mí esta falsa dicotomía de estar a favor o en contra de los uruguayos que están en el exterior no me cabe y no entro. Y utilizar la Constitución por ubicar a favor o en contra de los uruguayos que están en el exterior, haciéndole interpretaciones a la Carta Magna de nuestro país según nuestra conveniencia, es lamentable.

Yo, señor presidente, pertenezco a una generación y a una línea política o de pensamiento que se expresaba allá en el año del reencuentro de 1984, en aquellos discursos de Wilson Ferreira Aldunate diciendo que “el país no iba a estar completo hasta el día que no trajera al último de los uruguayos que había tenido que irse por razones políticas o económicas o cualquier otra, traerlo de nuevo al Uruguay o darle la oportunidad de venir y afincarse y de vivir de nuevo aquí”.

¿Quién no tiene acá, entre nosotros, un pariente, quién no tiene acá un amigo que por razones económicas, políticas o porque la vida lo llevó, lo tenemos desparramado por algún lugar del mundo? Y ¿quién de nosotros va a decir que es menos uruguayo de los que estamos acá? Nadie. Nadie. Son tan uruguayos como nosotros. Tomaron esa decisión, y tal vez fueron hasta más valientes que nosotros, que en algún momento pensándolo no nos animamos y seguimos acá. Yo en ese brete y en ese corral de ramas no entro. A mí no me ponen en contra de ninguno, de los que llegaron a ser trescientos mil uruguayos que andaban en el mundo, de ninguno me ponen en contra porque los quiero como hermanos porque son hermanos uruguayos.

Ahora, el problema es qué derechos se les reconocen y qué derechos tienen provisoriamente suspendidos por el hecho de no estar avecinados acá. Entonces, señor presidente, nosotros encontramos que a favor de otorgarles el voto, hay legisladores, legisladoras concretamente, senadoras, que dicen “hay que estar a tono con la modernidad política del país, hay que terminar con esta desigualdad”. Tenemos un déficit democrático y -por último también dice- “los de afuera no son de palo”. Y por supuesto, a esa sí me subo yo: “los de afuera no son de palo”.

Entonces uno pensaría “¿qué ha hecho este gobierno en aras de esta modernidad política y de esta mayor democratización respecto a los uruguayos de afuera?”. Seguramente aprovechándose de la modernidad tecnológica y apoyados en la red de consulados del mundo, seguramente ha planeado una interacción con esos uruguayos que hoy quieren darle el voto muy grande, entonces en estos quince casi años que van de gobierno progresista, defensores únicos parece de los uruguayos que están afuera, han instruido a los consulados y han exigido a los consulados que hagan un importante censo de los uruguayos en su jurisdicción. Publicitando profundamente la iniciativa, acercándolos al consulado, ofreciéndoles beneficios en lo que se refiere a las tarifas consulares por las intervenciones consulares para que ellos se arrimen, para que ellos estén en contacto, para saber cuántos hay, para que no se vayan diluyendo como se van aquellos con el tiempo con el trabajo y se van perdiendo entre la muchedumbre de hombres que habitan en esos otros países en donde ellos están ahora.

Y luego de tenerlos juntos, el consulado, debidamente censados en el libro y debidamente registrados y teniendo un contacto permanente, seguramente en estos quince años se han desarrollado programas culturales importantes para estar en contacto con ellos.

Señor presidente, aprovechamos las nuevas tecnologías, el internet y demás y hacemos programas culturales, históricos, patrióticos, de idioma español, fortalecemos los vínculos, trabajamos en conjunto con ellos, hacemos un ida y vuelta, el consulado también alterna y tiene una política desarrollada desde la dirección de asuntos consulares de nuestra cancillería en pro de los uruguayos que están en el exterior. Y los tenemos, entonces, en una relación fraterna, porque como también decía Wilson “no hay cosa más triste que ver ese matrimonio de uruguayos que sus hijos chicos son uruguayos pero ya no hablan el español”, no, porque entonces seguramente este gobierno los acercó con todo ese bagaje cultural, los hace hacer tours virtuales por las llanuras del Cebollatí, o los mete en el Cerro de las Ánimas, o los hace conocer lo que es el litoral, están empapados, cantan el himno de memoria, saben de historia de este país. Seguramente todo eso. Entonces, como corolario de eso, y alegando la modernidad política, decimos lo último que falta para darles es el voto, entonces vamos a darle el voto. Y sabe qué presidente, uno se pregunta ¿se les dio algo de esto que yo dije? No, ¡no se le dio nada! ¡Nada! No se sabe cómo hace cincuenta años atrás o cien años atrás cuando mis antepasados se iban por Corrientes –acá enfrente- pero eso ya era el Far West, no se sabía si había uno, dos, cincuenta o cincuenta mil uruguayos desparramados por Entre Ríos o Corrientes. ¿Se hizo algún programa cultural para sacarlos, para pasarle nuestra orientalidad? No, ¡ninguno! ¡Ninguno, señor presidente! Pero seguramente en defensa de los más pobres para que no haya fobia a los pobres, porque ahora resulta que los de derecha tenemos fobia a los pobres, se les exoneró de un cincuenta por ciento de las tarifas a las tasas consulares o quizás de un cien por ciento porque son uruguayos, vamos a cobrarle a los extranjeros, pero no a los uruguayos. ¡No, señor presidente, tienen que pagar! Tienen que pagar y pagan mucho para legalizar cualquier cosa.

Entonces uno se dice ¿y ahora, nos volvimos más papistas que el papa? No les dimos nada de eso pero les queremos dar la igualdad y les queremos dar el voto. Entonces eso me empieza a sonar a mí raro, porque a un año y medio de las elecciones me vienen con esta historieta de nuevo. Entonces uno empieza a pensar, ¿esto en realidad va dirigido a todos? ¿O esto en realidad va dirigido a unos pocos? Esto en realidad va a aquel uruguayito que salió a pelearla con la mochilita y cruzó el Atlántico y se perdió en Los Pirineos y hoy sale adelante, y se le murió el padre y la madre acá, de repente, y la lucha allá aislado, y no tiene tiempo para pensar en política y ese va a tener que bajar en el medio de la nieve ese día para venir a votar a un partido político ¿a ese va dirigido? ¡No, no va dirigido a ese! A mí me parece que esto va dirigido a esos militantes que tiene la izquierda en el exterior y que lógicamente le sale muy caro venir a votar acá y es lamentable, pero va dirigida a esa minoría y no dirigido a todos los uruguayos que quisiéramos tener. Porque los otros no van a votar, los otros seguramente tienen demasiados problemas en su acontecer diario como para votar.

Y ¿sabe qué pasa, señor presidente, si seguimos avanzando con este proyecto? Vamos a crear, ahora sí, una gran desigualdad, una gran y enorme desigualdad, y ¿sabe cuál es? Usted, señor presidente, usted, señor asesor, los empleados de esta junta, yo, los del Frente Amplio, los colorados y los blancos vamos a tener la obligación de votar; ahora el voto en el exterior va a ser voluntario; y ahí usted empieza a generar una verdadera desigualdad; los que están afuera votarán si quieren, ahora, los de acá tenemos la obligación y la sanción, mire usted.

Entonces, usted empieza a ver cómo a través de esto se empieza a desarmar el sistema de peso y contrapeso, de medida y contramedida que se armaron durante años en nuestro sistema electoral y en nuestro sistema de gobierno, regado con generosa sangre de ciudadanos uruguayos sin importar el color político de quién la derramó, y que hirieron y terminaron por dar a este país un muy complejo y perfecto régimen electoral y sistema político que garantizó que este país tuviera paz. Pero resulta que hoy frente a las elecciones y a las adversidades electorales descubrimos que hay gente que tiene miedo de perder el partido en la cancha y lo quiere ganar en la liga, y está dispuesto a desarmar hasta nuestro sistema más querido y más preciado por el cual murió tanta gente para ver si se perpetua en el poder. Con el voto de todos los uruguayos que andan perdido por el mundo, ¡no señores!, con los que todos los domingos se reúnen en Madrid, en Barcelona, en Nueva York, etc., donde usted le puede pedir el carné de afiliación a los partidos de izquierda a cada uno de ellos. Pero que no son bobos, yo quisiera ver a quién van a votar también en algunos casos.

Entonces, señor presidente, nosotros no acompañamos esta propuesta. Y nos enoja porque nos tratan como nos tratan, hasta de fobia a los pobres, y eso duele; yo me crié entre los pobres, no le tengo fobia a nadie, me entrevero entre los pobres. Yo no me fui del país, y admiro la valentía de quien se fue. Pero a mí no me agarran de bobo. Y a mí el partido que tienen que perderlo en la cancha no me lo van a ganar en la liga. Y a mí no me van a hacer una legislación exclusiva para un grupo de militantes en el extranjero, diciéndome que yo tengo que votar porque si no soy enemigo de todos los uruguayos que están por ahí; y yo no lo soy.

Señor presidente, esta propuesta es peor, inclusive lo otro. Resulta que la facultad legislativa no se deroga, es inderogable. Y acaso votamos una ley que deroga la facultad legislativa una comisión, qué hace la comisión, crea un proyecto; “ah, perfecto”, ¿para qué el proyecto? Para pasársela después a los legisladores para que los legisladores lo estudien y lo voten; es de chiste; es de chiste. En este país se empieza a perder garantías fundamentales en este tipo de cuestiones. Hay una comisión que además confunde, y confunden también la naturaleza del derecho, porque el derecho del voto no es derecho humano, es un derecho político, señor presidente, es un derecho político. Ahora, resulta que por la puerta de la agenda de los mismos derechos me entero de que es un derecho humano. Y me arman una comisión que le va a indicar supuestamente a los legisladores qué es lo que tienen que votar.

Por lo tanto, señor presidente, nosotros no acompañamos esta iniciativa, porque es electoralista, yo diría hasta tramposa, que invocando a los uruguayos en el exterior apunta a sus conocidos militantes, los cuales quieren perpetuar un gobierno que quieren para nosotros pero no quieren para ellos, porque ellos siguen viviendo en el exterior, esos buenos militantes de izquierda.

Yo sigo pensando que lo más justo e importante es lograr condiciones en el país, que den trabajo y progreso para que lo uruguayos, hijos y nietos de los uruguayos puedan volver, eso fue lo que no hemos podido hacer desde que volvió la democracia hasta ahora. Y tampoco, los incluyo especialmente, no lo pudo hacer la izquierda, que tanto se llenó la boca y se llena la boca con los de afuera.

Este es el Uruguay inclusivo, del cual también nos enrostraban, el que tiene que abrazar generosamente con el voto, ¡no, con el voto no! ¡Con hogar, con trabajo, con comida y pan para que vuelvan! “Dame la oportunidad”, “acá la tenés, vas a ganar lo mismo que afuera, el país se sacrificó para ser grande, para recibirte de nuevo y te vamos a dar beneficios nuevamente para que regreses”. Ahí se demuestra el abrazo.

Señor presidente, este es nuestro gesto, así lo entendemos por lo menos de cariño y de amistad y respeto de los uruguayos en el exterior, y no usarlos simplemente para beneficio de un grupo o partido político.

Muchas gracias.

SEÑOR BEASLEY.- Por una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil

Tiene la palabra el señor Edil Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Encendido discurso que me dejó al menos dos conceptos que hay que aclararlos y hay que dejarlos bien asentados. “El Uruguay no estará completo –dijo Wilson Ferreira Aldunate- hasta que el último de los uruguayos no esté en el país”; por lo tanto el Uruguay nunca será un país completo, hay que dejarlo bien claro, porque es un concepto que es de hace al menos treinta años atrás, y que el concepto de aldea global en el que los uruguayos migramos, y ese es un concepto estudiado sociológicamente, está impuesto en este planeta desde hace bastantes años y es estudiado en profundidad ahora. El Uruguay siempre va a ser un país incompleto, según las palabras del edil que traía a colación al gran Wilson Ferreira Aldunate.

“No me ponen en contra porque les tengo cariño y les tengo respeto…”, pero no los dejo votar, los quiero mucho pero no los dejo votar.

Y habló de una historia de derechos y de promociones que deben hacer los cuerpos consulares en el extranjero, y en eso le asiste la razón, el hombre habló con propiedad, señor presidente, porque formó parte de ese cuerpo diplomático y no lo supieron hacer, suponen que el resto no lo va a hacer.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR PERTUSATTI.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor Edil Martín Pertusatti.

SEÑOR PERTUSATTI.- Muchas gracias, señor presidente.

En primer lugar, decir que a mí nadie me va a enseñar o nadie me va a querer trasmitir lo que es estar afuera del país y no poder votar, porque a mí en carne propia me tocó. Y no solamente en carne propia sino que a mis dieciocho años, mi primera elección. Nadie sabe lo que yo sentí en ese momento ni va a saber porque por más que lo intente describir con palabras no lo van a poder entender. Eso simplemente a reflexión de lo que siente un uruguayo afuera del país.

Y yo creo que todos los que están afuera del país sienten lo mismo o más de lo que sentí yo en ese momento, pero a mí me salía más barato en ese entonces pagar la multa cuando volví a Uruguay para poder volver a votar que venir a votar en ese entonces. Nadie me va a venir a decir lo que es intentar juntarse un 25 de Agosto con cuatro o cinco uruguayos para comer un pedazo de carne, y lo que se siente afuera del país. Por eso cuando estuve en el 2009 apoyé el plebiscito al voto epistolar, y si fuera por consulado o si fuera por embajada o si fuera por paloma mensajera también lo apoyaría, y lo volvería a hacer. Estoy totalmente de acuerdo y convencido que el uruguayo, sea en el rinconcito del mundo que esté, tiene el derecho y la obligación moral a votar y a elegir.

Ahora, por estar de acuerdo y convencido de que así sea, no voy a querer ganar los puntos, como lo dijo el edil Coronel, en la liga y no en la cancha. En el 2009, sea epistolar o sea como sea, la mayoría del pueblo uruguayo no optó por la posibilidad de que los que estaban afuera pudieran votar. Se podría haber apostado nuevamente a un nuevo plebiscito, no siendo epistolar pero que el pueblo uruguayo tenga la oportunidad de votar y que la gente tenga la posibilidad nuevamente de elegir, en el 2015, el partido de gobierno no lo hizo. Se podría haber hecho nuevamente eso mucho antes de este año y medio, pero el partido de gobierno nuevamente no lo hizo. La posibilidad a través de un plebiscito, de juntar las firmas y que el pueblo nuevamente decida, estaba; pero los tiempos se fueron. Y ahora quieren interpretar lo que lógica y claramente lo dice: “para votar se debe estar en el territorio nacional”. Y si quieren cambiar eso, ya lo dijo la edila Márquez en su exposición, busquen los consensos con todos los partidos políticos, con los dos tercios de los votos en la cámara alta o en la cámara baja se puede cambiar la ley y los uruguayos afuera pueden votar.

Más allá de lo que mi partido político mañana decida, en este tema si hay nuevamente un plebiscito lo voy a apoyar y voy a ir a votar a favor de ese plebiscito y voy a trabajar por ese plebiscito, pero las cosas vamos a hacerlas como se deben hacer.

Vuelvo a repetir nuevamente lo que dijo el edil Coronel “no queramos ganar los puntos en la liga, hay que ganarlos en la cancha”.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Alberto Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias, señor presidente.

Indudablemente, yo hice un receso personal porque tuve que salir, pero veo que este tema sigue y había traído algo preparado porque creo que es muy interesante el tema que se puso para debatir en este plenario.

Todos podemos pensar que nueve años atrás, cuando se hizo un plebiscito y de la manera que se perdió, por casi dos tercios, entendíamos que, de repente, el Frente Amplio no iba a seguir insistiendo ante la situación.

Antes que nada conviene aclarar que todos estos intentos que están haciendo chocan con el Artículo 1º de la Constitución que señala que: “la República Oriental del Uruguay es la asociación política de todos los habitantes comprendidos en su territorio”. Es claro que la voluntad del constituyente fue excluir del registro electoral a quienes viven fuera del país. En esta materia la idea básica fue que Uruguay nace de una asociación o pacto hecho para los ciudadanos, como lo expresó hace casi dos siglos el constituyente José Ellauri. A pesar de eso, grupos uruguayos residentes en el exterior se siguen movilizando a favor de la ley que les permita votar, basan su petición entre otras cosas en una declaración de la Institución Nacional de Derechos Humanos que consideró que con un pronunciamiento legislativo se solucionaría el asunto. Ese organismo, creación de la Ley 18.466, tiene una serie de competencias entre las cuales no figuran, por cierto, expedirse sobre la constitucionalidad de iniciativa de esta naturaleza. Solo la politización de sus resoluciones y su empeño por levantar algunas banderas tradicionales de la izquierda es que están explicando esta postura.

Otro argumento que también escriben y se dice: es que durante el gobierno anterior las iniciativas para replantear este asunto quedaron en el camino, en tal sentido que influyó la posición del expresidente José Mujica quien instó a respetar el resultado del plebiscito de reforma porque, en el acierto o en el error, los uruguayos no lo han querido, así lo expresó a grupos de uruguayos en el curso de viajes al exterior, donde se le hizo llegar esa inquietud como la siguen haciendo llegar. Hoy apartado, por conocidas razones, de Mujica y del MPP, y probablemente del Frente Amplio, insistió ante el Parlamento con sus patrocinios de algún proyecto para implantar por ley el voto consular.

Suele decirse que dejar las cosas como están implica que los radicados en el exterior logran votar solo si pueden costearse el pasaje de retorno a Uruguay. Por lo que asumo, termina siendo una cuestión de plata. Sin embargo, el voto consular también requiere desembolsar dinero, como lo dije hoy, no hay tantos consulados uruguayos repartidos por el mundo. En Argentina, por ejemplo, donde hay una fuerte comunidad oriental, aparte de Buenos Aires, hay consulados en Rosario, Córdoba y Concordia. Lo que obligaría a quienes viven en otras ciudades a financiar su traslado hasta esas cedes para votar. Algo similar sucede con los consulados en Estado Unidos, abiertos apenas media docena en todo Estados Unidos.

Aparte de estas apreciaciones hay otra de fondo, que no quiero ser extenso, que se debería analizar con el mayor cuidado, es que resulta injusto habilitar el voto a quienes no viven en Uruguay, ni pagan aquí sus impuestos, ni están expuestos a afrontar las consecuencias de su voto.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Continuando con el orden del día, pasamos al punto

7.- MINUTA DE COMUNICACIÓN SOLICITADA POR EL SR. EDIL EDUARDO GODOY, REFERIDA A NOMENCLÁTOR DE LAS CALLES DE BARRIO URUGUAY.

Tiene la palabra el señor edil Eduardo Godoy.

SEÑOR GODOY.- Muchas gracias, señor presidente.

Traigo esta posición para presentarle al plenario, dada la inquietud de los vecinos que cuando se logra que la Comisión de Nomenclátor, con muy buen criterio, designe nombre a las calles de barrio Uruguay, un barrio de más de treinta años, con una gran problemática para todos aquellos que quieran llegar que no conocen el barrio, se hace muy difícil para repartidores, carteros o ambulancias, ese es el caso más delicado cuando es una emergencia médica que tiene que llegar.

Los vecinos, cuando se logró este beneficio para esta populosa barriada, quedaron muy satisfechos, muy contentos. Ya han pasado varios meses que se aprobó, que está la designación y al momento todavía por parte de la intendencia no se ha instalado la cartelería con el nombre de las calles, para que de esta manera se haga más viable poder llegar a cada domicilio que tenga necesidad por distintas causas, personas que lo hacen a menudo: repartidores, carteros, ambulancias.

Por eso es que pongo en consideración de este plenario enviar esta minuta de comunicación al señor intendente para que se agilice la colocación de esta cartelería que sabemos que está pronta dentro de los talleres de la intendencia, está en un galpón archivado. Por eso ponemos a consideración del cuerpo el envío de esta minuta.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil. Le damos lectura por Secretaría.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- “Visto: que se llevó adelante la propuesta para los nombres de las calles de barrio Nuevo Uruguay y pasajes peatonales, propuesta por un señor edil, derivado a comisión de Nomenclatura de este legislativo. Votado en este plenario y elevado al señor intendente quien recoge y decide se apruebe en esta junta los nombres propuestos que son nombres de departamentos de nuestro país que aún no figuran en el nomenclátor de nuestra ciudad.

Considerando: que con fecha 5 de abril se aprueba en forma unánime por todos los ediles y que los vecinos de este añejo barrio consideran muy importante para ellos que dichas calles cuenten con nombre para hacer más ágil el llegar, principalmente a las emergencias médicas y demás repartidores, envíese al señor Intendente, Dr. Andrés Lima una minuta de comunicación expresando el deseo de esta junta departamental de que a la brevedad se proceda a la colocación de la cartelería para identificar a estas calles y pasajes peatonales, encomendando al señor presidente el seguimiento del tema.

Firman los señores ediles Godoy, Filonenko, Pintos.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se pone a consideración.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (22 en 22)

Pasamos al punto

8.- EXPOSICIÓN DE 5 MINUTOS SOLICITADA POR EL SR. EDIL FERNANDO IRABUENA, RELACIONADA A TRABAJO DE LA COMISIÓN DE TURISMO DE LA CORPORACIÓN.

Tiene la palabra el señor edil Fernando Irabuena.

SEÑOR IRABUENA.- Muchas gracias, señor presidente.

Como integrante de la comisión y la comisión en su conjunto, queremos transmitirles a todos los curules de esta corporación, la tranquilidad de que todos los asuntos que llegan a la comisión se trabajan de forma seria y responsable. Esto es a modo de aclarar, porque nos ha llegado una exposición de una media hora previa, donde, al finalizar, pide que su exposición sea tratada en forma seria y responsable. La comisión en su conjunto le quiere transmitir a todos los curules que nosotros trabajamos en forma seria y responsable.

Nada más.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Por una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- No dudo de lo que está manifestando el señor edil, de la forma seria y responsable; pero también debemos aclarar, cuando de repente algo pasa. El otro día, la Comisión de Turismo citó a una conferencia de prensa, vino la prensa y no hicieron cuórum y no estaba la gente.

Creo que en eso tenemos que ser más cuidadosos. De repente usted tiene mejor dato, y por eso estoy haciendo la pregunta.

Muchas gracias, señor edil; muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor edil.

Tiene la palabra el señor edil Irabuena.

SEÑOR SILVA.- Por una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Silva por una cuestión de orden.

SEÑOR SILVA.- ¿Esto se transforma en un programa de preguntas y respuestas? Estamos en una sesión de la junta, no se puede preguntar un edil a otro. Vamos a cumplir con el reglamento. Si hay una alusión, si el edil entiende que hubo una alusión o algo, que lo pida, pero si no, tenemos que seguir con el orden del día.

SEÑOR PRESIDENTE.- Considero que tiene razón, señor edil.

Seguimos con el orden del día.

Pasamos a los temas incluidos fuera de hora.

(Dialogados)

El tema es que se le hizo una alusión, y ahora, sobre esa misma alusión, usted está contestando. Entonces es pregunta y respuesta.

Continuamos con el orden del día.

(Dialogados)

Vamos a cortar el dialogado porque estamos en sesión de la junta.

Pasamos al punto

9.- EXPOSICIÓN DEL SEÑOR EDIL CARLOS BEASLEY REFERIDA AL PAI CUATRO BOCAS, ANTE EL VENCIMIENTO DE LAS MEDIDAS CAUTELARES EN EL MES DE OCTUBRE Y LA NECESARIA FORMACIÓN DE UNA COMISIÓN ESPECIAL PARA EL TRATAMIENTO DEL TEMA.

Tiene la palabra el señor edil Beasley

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor presidente.

El Programa de Actuación Integrada o PAI, es una modalidad enmarcada dentro de la Ley de Ordenamiento Territorial y de las nuevas herramientas de ordenamiento territorial locales y las reglamentaciones para la microrregión y Salto.

El PAI Cuatro Bocas, pionero en el Uruguay en la aplicación de la Ley de Ordenamiento Territorial, generó lo que todos los ediles de esta junta departamental conocemos, que fue un proyecto de generar –valga la redundancia- estructuras de ciudad y servicios antes de que los vecinos se mudaran a la zona del PAI Cuatro Bocas, ese triángulo verde que estaba y que el gobierno de la Intendencia de Salto, la Junta Departamental y los habitantes de la zona decidieron que así fuese.

Eso contó con la voluntad política de generar legislación aggiornada y con proyección de futuro. Eso también tuvo la voluntad y la generación de equipos de trabajo multidisciplinarios, plurales y democráticos. Tuvo el trabajo concienzudo de técnicos, profesionales, políticos, de todos quienes intervinieron o intervinimos, porque en esta sala somos varios quienes estuvimos en la discusión de ese tema también, para generar la legislación a nivel local que sustentara este proyecto.

Señor presidente, venimos en estos últimos años en una vorágine de aprobar prórrogas en las medidas cautelares que vedan la innovación en ese terreno específico. Hoy, la inquietud que traemos desde la bancada del Frente Amplio y que hemos consensuado con ediles de los otros partidos en la coordinación hoy por la tarde para enviar una minuta de comunicación al señor intendente, la inquietud es saber a ciencia cierta cuáles son los avances específicos que hay en el proyecto generado hace tantos años y al cual el estado todo de nuestro país y de nuestro departamento dedicó sumas muy importantes de dinero en recursos asignados para la generación de infraestructura. No voy a hablar de una administración o de otra porque este es un asunto que se votó por unanimidades y se votó como un asunto de estado, como lo reclamamos habitualmente desde esta banca y desde algunas otras bancas en esta junta departamental.

Queremos saber cómo va el avance y queremos saber además y valorar las perspectivas a futuro que tiene este proyecto, para ver si seguimos aplicando medidas cautelares, hasta cuándo, si modificamos algo del proyecto siguiendo los pasos legales que contiene la ley propia de ordenamiento territorial y nuestro instrumento local, o si damos por finalizado, suspendemos las medidas cautelares y liberamos a la buena de Dios lo que suceda en ese territorio.

Es por eso, señor presidente, que le voy a acercar a la mesa un proyecto de minuta de comunicación para que se lea por parte de secretaría y para poner a consideración del cuerpo en cuanto a esto, para comunicar al señor intendente.

Gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se da lectura por secretaría.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor edil Villas Boas.

SEÑOR VILLAS BOAS.- Gracias, señor presidente.

Hoy, aparentemente, con el amigo Beasley nos unen las coincidencias. No tanto con el señor edil Fernando Irabuena, pero con el señor edil Carlos Beasley, sí.

Voy un poquito por el terreno de lo que decía, creo que con muy buen criterio, con muy buena idea. A la mañana conversamos tanto con el señor edil Beasley como también con el señor edil Gabriel Duarte, y creo que era una forma necesaria de darle una finalización muy buena a esto, porque ahora en octubre va a venir nuevamente el expediente para que nosotros demos una excepción de un año más, y esto se va aplazando ya año por año. Esto de formar esa comisión que se está pidiendo en esa minuta, de formar esa comisión con varios representantes, creo que va a ser muy bueno y le podemos dar el final que todos queremos, que sea para esa zona.

Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil, se dará lectura por secretaría.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.- Proyecto de minuta de comunicación.

VISTO: El proceso de ejecución del Proyecto de Urbanización “PAI Cuatro Bocas” en la ciudad de Salto.

ATENTO: A que el mismo no se viene desarrollando con el impulso necesario, de acuerdo al requerimiento del programa.

CONSIDERANDO: I) Que el 30 de octubre vencen las medidas cautelares dispuestas, que esta corporación aprobó y prorrogó en reiteradas oportunidades, sin advertirse los avances del programa.

II) Que a fin de considerar la reiteración o no de las mismas, es necesario contar con los elementos de juicio suficientes, y la información de los avances y perspectivas del programa.

III) Que para ello, es menester solicitar al señor Intendente, realice una convocatoria amplia y plural y multisocial para abordar desde la perspectiva de Política de Estado, una cuestión de trascendencia, como lo es la estrategia de ordenamiento territorial.

La Junta Departamental de Salto, resuelve:

Remitir minuta de comunicación al señor Intendente de Salto, solicitando, por los fundamentos expuestos, que:

1) Ejercite los mecanismos necesarios de participación a fin de conformar un ámbito de discusión y proposición adecuado, para el abordaje del programa PAI Cuatro Bocas.

2) Conforme una comisión especial, de carácter plural, con representación de la Intendencia de Salto, el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, la Universidad de la República y la Junta Departamental de Salto.

3) Encomendarle a la misma, el asesoramiento necesario para encauzar la viabilidad del proyecto de urbanización mencionado.

4) Prevea eventualmente, que a la misma sean convocados diversos actores sociales como el Centro Comercial de Salto, la Cámara del Bien Raíz, el PIT-CNT, el Movimiento Cooperativo (FUCVAM) y la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (Salto).

5) Sin perjuicio de lo expresado anteriormente, disponga el envío a esta Junta Departamental, de la solicitud de prórroga de las mencionadas medidas cautelares, hasta cumplirse las diligencias contenidas en el presente documento.

Remítase la presente resolución al señor Intendente y a la señora Ministra de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Firma: Carlos Beasley, edil Frente Amplio.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se pone a consideración, en general.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (19 en 19)

Pasamos a considerar el punto

REGLAMENTO DE MUNICIPIOS, A SER ESTUDIADO POR LA  COMISIÓN DE LEGISLACIÓN Y REGLAMENTO.

Tiene la palabra la señora edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Gracias, señor presidente.

Mi intención es ingresar en la Comisión de Legislación y Reglamento algunos artículos para el estatuto municipal, para un reglamento que, tengo entendido, hasta el día de hoy no está aprobado, que regule los seis municipios del departamento, para ser tenido en cuenta y adjuntarlo al material que ya hay sobre el tema en la Comisión de Legislación y Reglamento. Es simplemente para adjuntarlo en la comisión.

SEÑOR PRESIDENTE.- Ponemos a consideración.

(Apoyado)

Afirmativa. UNANIMIDAD (18 en 18)

No habiendo más temas en el orden del día, queda levantada la sesión.

(SIENDO LA HORA VEINTITRÉS Y CINCUENTA Y OCHO MINUTOS SE RETIRAN DE SALA LOS SEÑORES EDILES)

 

Versión sujeta a correcciones



X