Junta Departamental de Salto | VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL ACTA No. 102 – 57ª SESIÓN ORDINARIA
Sitio de la Junta Departamental de Salto - Gestión 2017-2018 Edil Alberto Villas Boas
Junta Departamental Salto Alberto Villas Boas
17663
post-template-default,single,single-post,postid-17663,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-1.0,qode-theme-jds,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL ACTA No. 102 – 57ª SESIÓN ORDINARIA

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA CORRESPONDIENTE AL

ACTA No. 102

57ª SESIÓN ORDINARIA

 

En la ciudad de Salto, a los quince días del mes de marzo de dos mil dieciocho, siendo la hora veinte y cuatro minutos, se reúne la JUNTA DEPARTAMENTAL DE SALTO en SESIÓN ORDINARIA, bajo la Presidencia de su titular, señor Edil José Alberto VILLAS BOAS, y con la asistencia de los siguientes señores ediles:

 

TITULARES SUPLENTES
EDUARDO GODOY ÁNGELO BELMONTE
LILIANA FILONENKO SANDRA NICKLESON
GRACIELA BEPPO HÉCTOR TRINIDAD
GERVACIO CARBAJAL CARLOS BEASLEY
SONNIA RODRÍGUEZ MARIANA CENTRÓN
CESAR BENTOS PEREIRA ROXANA COSTA
JORGE PINTOS CARLOS PAIVA
JOAQUÍN SOUZA LETICIA GONZÁLEZ
LUCÍA MARTÍNEZ SILVIO TRINDADE
GERMÁN MILICH MAURICIO SILEA
GABRIEL DUARTE CARMEN ORTÍZ
SOLEDAD MARAZZANO JULIO FLORES
MIGUEL TEXEIRA MARÍA VIERA
FÁTIMA FROLA AMALIO SILVA
JOSÉ SILVA MARÍA DELGADO
CARLOS RATTÍN ROXANA SORIA
HÉBER GIMÉNEZ WALTER ARAUJO
STELLA MAGNÍN BORIS TODOROFF
MARIANO CASOLA RÚBEN GONZÁLEZ
MARÍA MÁRQUEZ HUGO PREVIALE
GRANDENEL CARDOZO GUSTAVO CORONEL
CARLOS SILVA VICTORIA FERREIRA
MARTÍN BURUTARÁN  

 

Con licencia los señores ediles: Gonzalo COUTINHO RODRÍGUEZ, Alejandro IRIGOYEN, Lourdes ACEVEDO, Marcelo RODRÍGUEZ y Carlos COUTINHO MAGNONE.

Actúan en Secretaría el señor Secretario General, Dr. Manuel BARREIRO y la señora Directora General, Mtra. Adriana FERREIRA.

Como Jefa Departamento de Taquigrafía su titular, señora Ana G. MACCIÓ.

Asiste el Secretario Letrado de la Corporación, Dr. Pablo PERNA.

SEÑOR PRESIDENTE.- Buenas noches, señores ediles.

Procedemos a dar comienzo a la Sesión No. 57, Acta 102.

Antes de empezar con la Media Hora Previa, quiero decir que esta Junta Departamental recibió el Acta 3128 de proclamación complementaria para el período 2015-2020, la segunda columna de la Lista 6060 y entonces proclama cuatro ediles nuevos.

Les quiero dar la bienvenida.

Muchas gracias por su presencia: Edil Mariano Casola, y a quienes le siguen: Edil Walter Araujo, Edila Roxana Soria y Edil Juan De Los Santos, que a partir de ahora van a estar presentes en esa banca. Señores ediles bienvenidos, y que tengan una buena gestión en el próximo año.

Ahora sí, procedemos a la

MEDIA HORA PREVIA

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Edil Carlos Silva.

SEÑOR SILVA.- Gracias, señor Presidente.

En el día de hoy vamos a hablar de un barrio tan antiguo como olvidado como lo es el barrio Don Atilio.

El pasado viernes estuvimos recorriendo el barrio Don Atilio y hoy estamos aquí trasladando los reclamos de los vecinos. Entendemos que una de las funciones de los ediles es esto, la de ser la voz de quienes más necesitan y así poder encontrar soluciones a sus reclamos. Los planteos son muchos y muy variados pero hay algunos que se repiten en cada domicilio que visitamos.

Este es un barrio con mucha historia y que siempre ha tenido que luchar por cada logro que ha obtenido, por ejemplo, allí se instaló el primer centro CAIF del Uruguay, logró el cordón cuneta, antes que muchos otros barrios de Salto pero sin dudas que al recorrerlo nos damos cuenta que se han olvidado del mismo y el Estado todo, lo ha abandonado. Es un lugar donde la enorme mayoría de la gente es trabajadora y honesta, pero hoy se encuentran prisioneros en su barrio.

Más seguridad, es lo primero que piden los vecinos, insisten en que día a día ven como se fue transformando su barrio y éste ha sido atacado una y otra vez por la delincuencia. Solicitan mayor presencia policial y con resultados efectivos. Dicen que de vez en cuando se ve algo de patrullaje, pero creen que la presencia debería ser permanente y más efectiva. Tiempo atrás la Guardia Republicana “tomó el control del barrio” y el cambio fue notorio, nos decía una vecina “habían logrado una paz que hacía tiempo no teníamos y hoy la volvimos a perder”.

Tienen la misma sensación que sienten vecinos de otros barrios de Salto, el flagelo de la droga se apoderó del barrio y el Estado nada hace. Nos indican que son varias las bocas de venta de drogas y muchas veces se denuncia pero por lo general nada pasa. Están convencidos que el Estado todo debería hacerse presente en el barrio generando más oportunidades laborales, espacios públicos y actividades deportivas o recreativas y de esa forma se podría hacer que muchos de los jóvenes que hoy caen en la droga no lo hagan más.

También nos reclamaron por el estado de abandono que hay en las calles internas del barrio, se hace prácticamente imposible transitar por el mismo. En gran parte de las calles ya está el cordón cuneta y alguna vez tuvieron bitumen, pero el mismo nunca fue mantenido o reparado y hoy no existe, solo se ve balastro y zanjas que atraviesan calles enteras, la verdad que el estado de las calles del barrio es de un abandono total que viene desde hace varios gobiernos, realmente se nota que este ha sido un lugar donde la Intendencia ha dejado de lado y como dicen los vecinos “solo se acuerdan antes de las elecciones con promesas baratas y luego desaparecen”.

Estos son solo algunos de los reclamos de los vecinos de Don Atilio, nosotros seguiremos recorriendo los barrios y trayendo a este plenario las inquietudes que nos plantean. Los blancos no somos ni gobierno nacional ni departamental, somos oposición, pero entendemos que muchas veces el aporte que se puede hacer, es el de advertir estas situaciones, para que quienes tienen la obligación de solucionarlo lo hagan y si no, como lo hemos dicho en otras oportunidades, demostrarán una vez más la inoperancia e ineficiencia que lamentablemente nos tienen ya acostumbrados.

Señor Presidente, deseo que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada a la Intendencia de Salto, al Comando de la Jefatura de Salto y a los distintos medios de prensa.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor Edil. Se hará como lo está solicitando en el seno del plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora Edila Liliana Filonenko.

SEÑORA FILONENKO.- Buenas noches. Muchas gracias, señor Presidente.

En esta oportunidad voy a referirme a un pedido realizado por los vecinos de la zona de Salto Nuevo.

Muy preocupados manifestaron la gran necesidad de que se pinten cebras. Puntualmente hablan de Avenida Solari frente al Liceo No. 4 y la Escuela No. 10. Sabemos que el solo hecho de ser una avenida muy transitada y más aun en horas pico que coinciden con la entrada y salida de los estudiantes las cosas se complican mucho en el tránsito.

Señor Presidente pido que estas breves pero muy contundentes palabras sean enviadas al señor Director de Tránsito y al Intendente, para que pronto tomen medidas y manden pintar cebras urgentes en esa zona.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora Edila. Se hará como lo está solicitando en el seno de este plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora Edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Muchas gracias, señor Presidente. Varios temas que tienen que ver con el departamento.

En primer lugar un reclamo que realizan los vecinos y la Comisión del barrio Rodó Este, estamos hablando del barrio que delimita Diego Lamas; sería Gaboto, Charrúa, Oficial Segundo, yendo para La Amarilla y Avenida Rodó.

Un barrio hermoso pero que ha crecido muchísimo y donde su principal preocupación hoy en día es la seguridad. Donde ellos extrañan, nos decían en la reunión con los vecinos, el destacamento que se había abierto y que con este gobierno departamental se ha cerrado. Extrañan porque tenían un lugar de referencia, y la delincuencia había bajado allí en el barrio, hoy en día de cien casas, noventa y nueve fueron robadas, estamos hablando de un altísimo porcentaje. Ya no es un lugar seguro, un lugar donde la mayoría son propietarios y no se quieren ir de ese lugar. Realmente están muy preocupados. Las frecuencias de patrullaje han aumentado y sin embargo, ellos entienden que es la Intendencia de Salto la que debe colaborar con el Ministerio del Interior para que la inseguridad realmente disminuya porque es una boca de lobos el barrio Rodó Este; porque no tiene focos, no tiene canaletas, la calle hace tres años que no recibe máquinas y es tan fina que cuando pasa el ómnibus de la Línea 14, que va hacia la escuela de La Amarilla, los niños y los padres que van caminando hacia la escuela se tienen que tirar hacia las cunetas casi inexistentes ya que las enchorradas hacen un trabajo realmente maquiavélico en todo el barrio.

La verdad es que no están pasando bien; necesitan iluminación, necesitan un acondicionamiento de las calles, es un lugar que ya tiene saneamiento. Ellos realmente lo recibieron y recorrió el barrio el Director de Obras y les prometió ya hace largo tiempo que algo se iba a hacer en el barrio y nunca más se presentaron.

Estamos pidiendo que se recuerde ese barrio, que no se los olvide, que se les coloque las luces que les tenían prometidas, que pasen las máquinas por esas calles, que mejoren las cunetas para que cada vez que haya una tormenta la enchorrada no deje el barrio totalmente en ruinas.

Estamos hablando del barrio Rodó Este, Presidente, y en este tema le voy a pedir que envíe la versión taquigráfica de mis palabras a la Intendencia de Salto, al Intendente, al Departamento de Obras, a la Comisión de Obras de la Junta Departamental, al Jefe de Policía del Departamento, a la División de Servicios Públicos de la Intendencia de Salto.

En otro orden de cosas, le voy a solicitar que, si algún funcionario es tan amable de acercarse, le voy a entregar documentación sobre este primer pedido del barrio Rodó Este, que están las firmas de todos los vecinos con todos los pedidos por escrito de la comisión, y ya le voy a entregar también material que va a ser para mi segundo pedido, que tiene que ver con un envío para la Comisión de Nomenclátor.

Estamos hablando de Santiago Rompani Leggire y de Antonio Grompone. Estamos sugiriendo en esas notas que el nomenclátor de la ciudad de Salto incluya estos dos nombres, ya que fueron docentes, profesionales, personas muy altruistas. Quizás Antonio Grompone sea el más reconocido de los dos por haber sido un docente que hoy incluso lleva su nombre el Liceo No. 2 del Cerro. Dos personas que fueron salteñas, que nos han dejado innumerables publicaciones en bibliografía que hasta el día de hoy son consultadas, que tienen mérito suficiente para estar en el nomenclátor de nuestro departamento, y que nosotros queremos que la Comisión los considere, los estudie, y estamos a las órdenes para incluso aumentar información si así lo necesita y a las órdenes para ir a la Comisión y discutir este tema.

Así que le pido por favor, señor Presidente, que ese material de estas dos ilustres personas que queremos formen parte del nomenclátor vayan hacia el Intendente de Salto, que sabemos que es quien tiene la potestad de dar esta iniciativa, y también a la Comisión de Nomenclatura de la Junta. Eso es lo que le estoy solicitando.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila, y se hará como usted lo está solicitando en el seno de este plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora Edila Carmen Ortiz.

SEÑORA ORTIZ.- Muchas gracias, señor Presidente, muy buenas noches a todos.

El año pasado realicé una Media Hora Previa relacionada al gran problema sobre el consumo de drogas. Allí mencioné testimonios de padres, madres, abuelos, preocupados porque en el departamento de Salto no hay un centro de rehabilitación. Que a las personas afectadas las atendían en el hospital y que solo lo desintoxicaban, o sea, le sacaban la droga del cuerpo y le daban el alta. O, si era más grave, lo derivaban a Artigas o a Montevideo, y son costosos los tratamientos que no son todos los que pueden acceder a ellos. Y lo otro, es que quedan desvinculados de sus familiares.

Esto fue difundido a los medios y llegó a los oídos del Prof. Jorge Cabral Vinci, el cual tenía en su poder un proyecto elaborado por el equipo de salud mental de Salto y que fue entregado al señor Jorge Cabral Vinci por ser el Presidente de la Comisión del Patronato del Psicópata de Salto. El cual le estoy dando continuidad en este período legislativo, que además cuenta con varios puntos ya aprobados e incluso el lugar físico. Este proyecto fue suspendido tras el cambio de gobierno en el departamento.

Con el apoyo del señor Jorge Cabral Vinci decidimos que este se lleve a cabo, el cual consideramos que es muy necesario para lograr una reinserción laboral.

Solicito, señor Presidente, que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada al Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, y adjunto a mis palabras la carpeta original del proyecto.

Solicito también que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada a la Comisión de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Género de esta Junta, al área de Acción Social de la Intendencia de Salto, a la Comisión de Salud de esta Junta, al área de Salud de la Intendencia de Salto, a la Comisión de Obras de esta Junta, al área de Obras de la Intendencia de Salto, al equipo de salud mental de Salto, a la Comisión del Patronato del Psicópata de Salto y a la prensa en general.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted, señora edila, y se hará como usted lo está solicitando al seno de este plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Edil Gervacio Carbajal.

SEÑOR CARBAJAL.- Buenas noches, señores ediles, medios de comunicación y público en general.

En esta ocasión quisiera referirme a la situación del arroyo Ceibal y su tramo de calle Piedras al 1100 hasta Juan Carlos Gómez.

Para solicitar a Parques y Jardines la limpieza de dicho caudal, puesto que se encuentra en malas condiciones en cuanto a malezas y abrojales en flor. Estos intervienen en el curso del agua y provocan la reproducción de insectos y roedores. Los basurales que se forman en este quedan reflejados en posibles inundaciones provocadas por el arroyo, donde van a quedar dentro de las casas de vecinos.

El caudal del tramo se encuentra canalizado y requiere de una limpieza con maquinaria vial municipal.

Quisiera que la versión taquigráfica de mis palabras fuera enviada al Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, al Departamento de Obras de la Intendencia de Salto, al sector Parques y Jardines de la Intendencia, a la Comisión de Obras de esta Junta Departamental y a la Comisión de Salud, Higiene y Medio Ambiente de esta Junta Departamental.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil, y se hará como usted lo está solicitando.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Edil Mauricio Silea.

SEÑOR SILEA.- Muchas gracias, señor Presidente.

Nos ha llegado una nota con unos planteamientos y una cantidad de inquietudes o preocupaciones por parte de taximetristas de Salto, donde se encuentran con problemas para poder trabajar y además, que les resulte algo rentable.

Nos dicen que actualmente los taxistas legales deben tener aproximadamente unas veinte planillas con precios muy diferentes para el cobro de los viajes, lo cual ha provocado muchas quejas en los medios de comunicación por la disparidad de cobro para un mismo viaje dependiendo de qué taximetrista lo haya realizado, y la mayoría, con precios abusivos.

Otro tema también es que al haber poco trabajo, hay colegas que no están realizando los pagos al BPS y DGI, y con lo cual pasan a ser una competencia desigual, sumado a los ilegales, que en el momento llegan aproximadamente a cincuenta unidades.

Lo que siempre se ha pedido también es el problema que, en el momento, en el único lugar donde hay seguridad de obtener un número de viajes necesarios para poder cubrir los presupuestos es la terminal de ómnibus, que solo pueden concurrir doce horas.

El Centro de Taximetristas de Salto, sin realizar asamblea ni dar aviso a los colegas, ha realizado varias reuniones con directivos y personal de Tránsito creando acuerdos que además solo benefician a algunos taxistas.

También tienen problemas y reclamos con los choferes, y nos comunican que han concurrido al sector Tránsito a explicar estos inconvenientes y además a dejarles soluciones en forma escrita, pero no han tenido respuesta alguna.

Por eso, señor Presidente, porque además de los problemas que ellos nos plantean, que son estos que estoy diciendo, tienen también una nota con sugerencias a lo cual podrían solucionar dichos problemas

Me gustaría que este tema, señor Presidente, pasara a la Comisión de Legislación y Reglamento, a la Comisión de Tránsito y Transporte para que pueda ser tratada y estudiada, junto con la nota que quiero que pase a la misma comisión, y de esta manera poder llegar a una solución.

Quisiera también que la versión taquigráfica de mis palabras fuera enviada al Director de Tránsito de la Intendencia de Salto y al Intendente de Salto.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil, y se hará como usted lo está solicitando en el seno de este plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora Edila Graciela Beppo.

SEÑORA BEPPO.- Muchas gracias, señor Presidente. Buenas noches a todos los presentes.

En el mes de febrero del corriente año, estuvimos recorriendo, a solicitud de vecinos, la Zona Este Extremo de nuestra ciudad, Andresito I, II y III, ante la alarmante situación denunciada por los propios, quienes no estaban siendo escuchados por las autoridades correspondientes.

La problemática consistía en aguas servidas estancadas, olor putrefacto, enfermedades como conjuntivitis, infecciones de garganta, etc., especialmente en niños.

Como legisladora departamental, empezamos a tender nexos para llegar a una solución lo más rápido posible. Elevamos notas y mantuvimos reuniones con la Departamental del Ministerio de Salud Pública y con el propio Director del Departamento de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto.

Después de haber expuesto el caso, reconocemos la inmediata respuesta del Ministerio de Salud Pública y del Departamento de Salud e Higiene de la comuna, ya que el tema planteado se solucionó en un tiempo prudencial.

Los vecinos, más que agradecidos, se manifestaron dado que la solución llegó luego de tantos reclamos hechos por ellos. Hoy, solucionado este problema, siguen apostando a la mejor calidad de vida. Y es por eso que solicitan alumbrado público, ya que resulta sumamente peligroso transitar por la noche a oscuras. Y si a eso le sumamos el mal estado de las calles en gran parte de los barrios, diríamos que para los vecinos de la zona es hasta trágico transitar por los mismos.

Por lo expuesto, señor Presidente, solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea dirigida a la Departamental del Ministerio de Salud Pública, al señor Intendente de Salto, al Departamento de Salud e Higiene, al Departamento de Servicios Públicos, al Departamento de Obras y a los medios de comunicación de nuestro departamento.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila. Y se hará como usted lo está solicitando en el seno de este plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Edil Carlos Beasley.

SEÑOR BEASLEY.- Gracias, señor Presidente.

En esta Media Hora Previa y como es de estilo para tratar asuntos de interés general, no podemos estar ajenos a un asunto en el cual algunos lo toman como asunto de política partidaria, cuestión que no se puede tratar en esta media hora previa; otros lo tratan como un asunto preocupante, mientras que algunos otros –que son los menos- se ocupan y hasta se arriesgan para ser parte de la solución.

Estamos asistiendo, señor Presidente, en estas últimas décadas sobre todo, a una transformación vertiginosa de la sociedad, donde uno de los mayores problemas es la escalada de violencia.

Y no hablamos de la violencia provocada simplemente por la delincuencia sino que hablamos de todos los niveles de violencia: de la violencia intrafamiliar, de la violencia en el deporte, de la violencia en los ámbitos laborales, de la violencia en la forma de comunicarnos, a través de las redes sociales y los propios medios de comunicación.

Hay, señor Presidente, muchos nadies que quedan por el camino en esta escalada de violencia, hay muchos nadies que pierden incluso la vida en esta escalada de violencia, cuyos nombres apenas resuenan un día o dos cuando son noticia repetida en los informativos y en los titulares de los diarios, pero pasadas esas cuarenta y ocho horas ya nadie recuerda sus nombres, ya nadie recuerda los hijos que dejaron, ya nadie recuerda las familias que por el camino van quedando. Hay algunos casos que parecen que sobresalen porque son emblemáticos.

Estamos a pocas horas de un caso que seguramente se va a volver emblemático en la lucha contra la violencia. Y le estoy hablando, señor Presidente, de alguien que fue casi colega nuestro, fue vereadora en el norteño territorio de Brasil. Le hablo de Marielle Franco.

Marielle Franco que, hasta hace pocas horas, era concejal en el Estado de Río de Janeiro. Mujer, negra, activista social por los derechos humanos, por los derechos de los menos privilegiados, y abocada, en estos últimos quince días, a ser la relatora de la comisión de la Cámara de Concejales para la vigilancia en la intervención y la violencia de la militarización en las favelas.

Hace pocas horas, señor Presidente, esa lucha, ese ser activista, ese haber salido de una favela, ese haberse promocionado personalmente, haber estudiado, haberse formado y haber decidido ocuparse y arriesgarse, le costó nada menos que la vida. Le costó la vida en un hecho de violencia inaudito, donde cobardemente la acribillaron a balazos en el auto que se desplazaba de un evento hacia otro, en la lucha por informar acerca de estos derechos.

No porque sea un hecho sobresaliente lo traemos hoy acá sino porque este mojón sirve de bandera para todos esos otros casos que pasan casi desapercibidos, que apenas tienen unas horas de fama o unas horas de prensa y que se pierden en el olvido.

Tenemos que reiterar, señor Presidente, desde esta banca y desde esta Junta Departamental, nuestra vocación de diálogo, nuestra vocación de acuerdo, nuestra vocación de no violencia. En estos asuntos de esta índole social, somos todos responsables y todos podemos ser parte de la solución. Esto no pretende ser más que llegar a esta caja de resonancia con un problema que nos aqueja a todos: el problema de la violencia en todos los ámbitos, en todos los estilos, sobre todos los géneros y sobre todos los grupos etarios.

Quisiera señor Presidente que este llamado a la no violencia, al diálogo y al acuerdo, llegara a todos los medios de comunicación y a la Comisión de Género de esta Junta Departamental.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor Edil. Y se hará como usted lo está solicitando al seno de este plenario.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora edila Mariana Centrón.

SEÑORA CENTRÓN.- Buenas noches señor Presidente.

En esta oportunidad no quiero dejar pasar las palabras vertidas por Marys Yic, referida a las Mujeres de Negro.

Mujeres de Negro es un colectivo internacional de mujeres pacifistas.

Este movimiento internacional nace en Jerusalén en 1987, cuando un grupo de mujeres israelitas y palestinas, deciden salir vestidas de negro y en silencio para protestar contra la ocupación israelí de los territorios palestinos.

Desde ese día se manifiestan todos los viernes, una hora.
Su lema fue y es: “Nuestros gobiernos son enemigos, pero nosotras somos amigas y unidas manifestamos nuestro rechazo a la violencia”. Es prácticamente imposible conocer exactamente cuántos grupos de Mujeres de Negro existen en la actualidad.

No obstante, esta Red Internacional reúne a las mujeres de todos los países de la ex-Yugoslavia, Europa, EE.UU., América Latina, Asia y África.

En la actualidad existen grupos de Mujeres de Negro en diversos países, tales como Azerbaiján, Australia, Alemania, Austria, Bosnia y tantos otros.

La comunicación entre los diversos grupos se realiza a través de la red informática y por los encuentros internacionales. Divulgan la solidaridad entre mujeres por encima de las fronteras, divisiones y barreras estatales, étnicas, religiosas y raciales.

Son activistas trabajando por la defensa de los derechos humanos, especialmente en los derechos de las mujeres.

Se manifiestan públicamente contra la violencia, en señal de duelo y para ser más visibles ante la sociedad, con una imagen en común: vestidas de negro.

Todas juntas y cada una de ellas asumen el luto de las mujeres que están sufriendo la violencia doméstica pero también otro tipo de violencia como las guerras.

Son solamente mujeres porque afirman otra lógica distinta a la lógica patriarcal, una lógica basada en vínculos de hermandad, solidaridad, apoyo y respeto mutuo. La solidaridad entre las mujeres, como una política alternativa para la paz y para la no violencia.

Mujeres de Negro se sustenta por sus propios medios y no es una organización asistencial sino una organización de presión que trabaja por la paz de los hogares y en contra de la violencia doméstica.

Se conoce que hay un índice altísimo de femicidio, muerte de mujeres en sus propios hogares; la violencia psicológica está institucionalizada y muchas veces no se reconoce como tal, ni de parte del que la ejerce, ni de quien la recibe.

En el año 2008, luego de un plenario, surge hacer una muestra fotográfica llamada “En tu piel” con cuarenta y cuatro mujeres públicas y/o poderosas. Esta exposición les dio a Mujeres de Negro relevancia a nivel de la prensa y de la sociedad. El nombre significa que todas las mujeres con poder también tienen un hermanamiento y se ponen “en la piel” de todas las mujeres anónimas que sufren violencia.

“En tu piel”, la muestra que se llevó a cabo en Uruguay, llegó también donde no había organizaciones que trabajaran con la violencia doméstica; y este fue un buen motivo para comenzar, ya que en el interior, por diferentes motivos, la violencia doméstica es mayor que en Montevideo.

Actualmente la mujer ha ganado sus espacios por derecho propio y deberá seguir trabajando por la igualdad, el respeto y la dignidad; como dice una compañera: “Juntas y fuertes como muralla”. Son mujeres combativas, sensibles, valientes, comprometidas, mujeres unidas con el lema: “Ni una muerte indiferente”.

Los esperamos el primer jueves de cada mes en la explanada de Montevideo, en Uruguay, y en todas las plazas principales de nuestro país.

En Salto, la compañera Angeli Urruzola es la firme representante de Mujeres de Negro y la encontraremos allí todos los primeros jueves de cada mes.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea remitida a la prensa en general, al Frente Amplio y en especial a la Comisión de Género del Frente Amplio, y a la querida compañera Angeli.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted, señora edila. Y se hará como usted lo está solicitando al seno de este plenario.

Siendo las veinte y treinta y seis minutos, agotada la lista de oradores para la Media Hora Previa y agotado el tiempo de la misma, pasamos a considerar el siguiente

ORDEN DEL DÍA

1.- INFORME DE PRESIDENCIA.

ARCHIVO ART. 107 DEL REGLAMENTO INTERNO

COMISIÓN DE CULTURA: OFICIOS Nºs. 948/2017 Y
40/2018; ASUNTO Nº. 30/2018.

COMISIÓN DE HACIENDA Y PRESUPUESTO: ASUNTOS
Nºs. 834 Y 862/2017.

COMISIÓN DE TURISMO Y TRABAJO: OFICIO Nº.
593/2015; ASUNTO Nº. 175/2015.

2.- INFORME DE COMISIONES.

2.1- SALUD, HIGIENE Y MEDIO AMBIENTE

2.1.1.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE INTERÉS
DEPARTAMENTAL LA REALIZACIÓN DEL “I FORUM
INTERNACIONAL DE DESASTRES Y EMERGENCIAS
(FIDE)”, QUE SE LLEVARÁ A CABO LOS DÍAS 15 Y 16
DE MARZO EN EL AULA MAGNA DEL CENTRO
UNIVERSITARIO DEL NORESTE CENUR DE LA
UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA. (ASUNTO N°.
60/2018).

3.- HOMENAJE A LA FIGURA DE WILSON FERREIRA
ALDUNATE POR CONMEMORARSE 30 AÑOS DE SU
DESAPARICIÓN FÍSICA.

Damos la bienvenida al señor edil Walter Araujo, quien se sienta por primera vez en la banca.

SEÑOR SILEA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR SILEA.- Muchas gracias, señor Presidente.

Habiendo repartido, quisiera que se ponga a consideración, obviar la lectura de los asuntos entrados. Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- En consideración lo solicitado por el señor edil.

Lo que estén por la afirmativa, sírvanse manifestarse.

Afirmativa. UNANIMIDAD (29 en 29)

Pasamos a

1.- INFORME DE PRESIDENCIA.

El fin de semana pasado se llevó a cabo el Seminario de Socorrismo y Rescate. Aprovecho la oportunidad para agradecer a todos quienes estuvieron presentes.

Una jornada muy linda, muy nueva para todos los ediles, de mucho aprendizaje y una jornada de mucha reflexión para todos los que en determinado momento nunca habíamos asistido a ese tipo de jornadas.

Creo que esto no va a quedar acá, y tal vez volvamos a hacerla en alguna otra oportunidad.

Invitarlos nuevamente, es hoy y mañana, hoy arrancó a las ocho de la mañana en la Udelar la charla sobre adversidades climáticas. Lo tenemos como punto en el Orden del Día para declararlo de interés departamental.

Está abierto para todos los que quieran concurrir, me parece que es algo interesante.

Por último, decirles a los señores ediles que a partir de la próxima semana ya estará en funcionamiento la aplicación, la cual se puede poner en el celular para tener todos los datos de la Junta Departamental. O sea que pueden hablar con Pablo o Daniel o Ruben, que son los tres que están en informática, para insertar la aplicación, y ahí van a tener todo lo que va transcurriendo en la Junta con relación a las comisiones y todo lo demás. Creo que es algo nuevo y que nos a servir a todos.

Eso se hizo con el apoyo de todos, porque fue bienvenido y apoyado, así que muchas gracias.

ARCHIVO ART. 107 DEL REGLAMENTO INTERNO

COMISIÓN DE CULTURA: OFICIOS Nºs. 948/2017 Y
40/2018; ASUNTO Nº. 30/2018.

COMISIÓN DE HACIENDA Y PRESUPUESTO: ASUNTOS
Nºs. 834 Y 862/2017.

COMISIÓN DE TURISMO Y TRABAJO: OFICIO Nº.
593/2015; ASUNTO Nº. 175/2015.

Por parte de Presidencia, quiero poner a consideración del cuerpo un proyecto.

El Dr. Braulio Gil de Vargas va a realizar un trabajo con todo lo que son las alcaldías de nuestro departamento. Ya tuvimos una charla con el Doctor donde estuvieron presentes todos los coordinadores de bancada, y lo que pide es un espacio locativo para todo el trabajo que va a desarrollar, que va a llevar aproximadamente tres meses. Es un trabajo de orientación hacia las alcaldías dentro de lo que es la normativa de las alcaldías, porque se entiende que hay muchos alcaldes que muchas de las veces no conocen las verdaderas normativas de las alcaldías. Es eso.

Leemos por Secretaría el Resuelve, y lo ponemos a consideración.

Es un proyecto del cual no le cuesta absolutamente nada a la Junta, lo único que va a tener que poner es el local, si en algún momento quieren reunirse los alcaldes lo harían aquí en la Junta, y después si algún edil quiere acompañar en esa gira que va a hacer el doctor a las distintas alcaldías, lo puede hacer en el auto de la Junta, y ese va a ser el gasto, pero es un gasto muy productivo para aquel que lo quiera realizar.

Por lo tanto, leemos el articulado para ponerlo a consideración.

(Interrupción)

Damos lectura por Secretaría.

SEÑOR SECRETARIO GENERAL.-

“LA JUNTA DEPARTAMENTAL DE SALTO

RESUELVE:

1°. Hacer lugar a lo peticionado por el Dr. BRAULIO GIL DE VARGAS, facultando a la Presidencia de la Corporación la instrumentación necesaria para el cumplimiento de los fines enunciados, dentro de las posibilidades presupuestales y locativas que se pueda disponer a tales efectos.

2°.- Dese cuenta, etc.”.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está a consideración.

(Apoyado)

Los que estén por la afirmativa pueden hacerlo ahora.

En general.

Afirmativa. UNANIMIDAD (27 en 27)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Los que estén por la afirmativa pueden hacerlo ahora.

Afirmativa. UNANIMIDAD (27 en 27)

El 2° es de orden.

Pasamos a:

2.- INFORME DE COMISIONES.

2.1- SALUD, HIGIENE Y MEDIO AMBIENTE

2.1.1.- PROYECTO DE DECRETO DECLARANDO DE
INTERÉS DEPARTAMENTAL LA REALIZACIÓN DEL “I FORUM INTERNACIONAL DE DESASTRES Y
EMERGENCIAS (FIDE)”, QUE SE LLEVARÁ A CABO
LOS DÍAS 15 Y 16 DE MARZO EN EL AULA MAGNA
DEL CENTRO UNIVERSITARIO DEL NORESTE
CENUR DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA. (ASUNTO N°. 60/2018).

(Apoyado)

Los que estén por la afirmativa pueden hacerlo ahora.

En general.

Afirmativa. UNANIMIDAD (27 en 27)

En particular, Artículo 1°.

(Apoyado)

Los que estén por la afirmativa pueden hacerlo ahora.

Afirmativa. UNANIMIDAD (27 en 27)

El 2° es de orden.

Pasamos al punto 3:

3.- HOMENAJE A LA FIGURA DE WILSON FERREIRA
ALDUNATE POR CONMEMORARSE 30 AÑOS DE SU
DESAPARICIÓN FÍSICA.

SEÑOR SILVA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Edil Carlos Silva.

SEÑOR SILVA.- Gracias, señor Presidente.

Voy a solicitar un cuarto intermedio de diez minutos para pasar a Régimen de Comisión General para que puedan ingresar los señores invitados.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está a consideración la solicitud del señor edil.

(Apoyado)

Los que estén por la afirmativa pueden hacerlo ahora.

Afirmativa. UNANIMIDAD (27 en 27)

Pasamos a un cuarto intermedio de diez minutos.

(SIENDO LA HORA VEINTE Y CUARENTA Y CINCO MINUTOS SE PASA A UN CUARTO INTERMEDIO)

(SIENDO LA HORA VEINTE Y CINCUENTA Y CUATRO MINUTOS SE LEVANTA EL CUARTO INTERMEDIO, SE PASA A SESIONAR EN RÉGIMEN DE COMISIÓN GENERAL, E INGRESAN A SALA LOS SEÑORES INVITADOS: INTEGRANTES DE LA COMISIÓN DEPARTAMENTAL DEL PARTIDO NACIONAL: PRESIDENTE ESC. LUIS ALBERTO AVELLANAL; VICEPRESIDENTA LUCÍA MINUTTI; SECRETARIA MARÍA EUGENIA ALMIRÓN; VOCALES: TERESA CRUZ Y GOTARDO GONZÁLEZ; HIJO DEL EXTINTO, GONZALO FERREIRA SIENRA; SU NIETA VICTORIA FERREIRA).

Levantamos el cuarto intermedio solicitado por el plenario.

Buenas noches a los presentes.

Pasamos al tercer punto solicitado por el Partido Nacional: “Homenaje a la figura de Wilson Ferreira Aldunate por conmemorarse 30 años de su desaparición física”.

Gracias por la presencia a los integrantes de la Comisión Departamental, Presidente Esc. Luis Alberto Avellanal; Vicepresidenta Lucía Minutti; Secretaria María Eugenia Almirón; vocales: Teresita Cruz y Gotardo González; hijo del extinto Gonzalo Ferreira Sienra y su nieta Victoria Ferreira. Muchas gracias a todos por la participación.

SEÑOR SILVA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Edil Carlos Silva.

SEÑOR SILVA.- Muchas gracias, señor Presidente.

Para nosotros, los blancos del Partido Nacional, es un día de recuerdo y un día de conmemoración en los 30 años de la desaparición física del último gran caudillo que tuvo el Partido Nacional. Es un día que nosotros no podíamos ni debíamos dejar pasar en realizar este pequeño homenaje que está a nuestro alcance desde aquí, desde la Junta Departamental, porque creemos que es justo para una figura que le dio todo a este país.

Se podrían decir muchas cosas de Wilson, y nosotros podríamos hablar un buen rato, pero la idea es que todos quienes hoy tengan ganas de decir algo sobre Wilson, y seguramente muchos de los que están aquí fueron más contemporáneos con la figura de Wilson, y podrán contarnos sobre su vida, anécdotas que quizás nosotros no lo podemos hacer.

Por eso nosotros hemos traído algo que ayer escribíamos en un medio de prensa local, y es lo que queremos compartir hoy con el plenario.

“WILSON FERREIRA, 30 AÑOS DESPUÉS

Hoy jueves 15 de marzo se conmemoran 30 años de la desaparición física del último gran caudillo Blanco. ¿Cómo describir a quien murió cuando nosotros teníamos tan solo 11 años, cómo opinar sobre él, si casi no lo vimos actuar porque éramos unos niños? Podemos hacerlo porque venimos de una familia donde siempre se habló de Wilson, porque hemos leído historia y además hemos conocido a muchos que estuvieron al lado de él. Por eso es que nos hemos enamorado de la figura de Wilson.

Cuando empezábamos a tener conciencia política, comenzamos a interesarnos por su vida y trayectoria. Empezamos leyendo, estudiando y enseguida conocimos algunas personas que estuvieron a su alrededor. Anécdotas muchas nos han contado y las mismas quedaran grabadas en nuestra memoria, pero lo más difícil será poder mantener y llevar adelante sus ideas y su forma de ver el país. Ese es el gran compromiso y desafío que tenemos estas generaciones y las que vendrán.

Wilson hoy es una figura que ya trascendió las barreras partidarias, pero no debemos olvidar que nos pertenece, y cuando digo esto, no lo digo como señal de egoísmo, sino como señal de gran responsabilidad. Hoy muchos mencionan a Wilson en sus discursos, pero solo a los Blancos se nos juzgará si en alguna oportunidad vayamos por una senda distinta a la que él pensaba y hoy defendemos.

Por supuesto que en el Partido hay varios sectores y que en algunas cosas no se coincidía, pero nadie niega que conceptos como: primero la Patria y después el Partido, la defensa de la democracia, el compromiso con la descentralización así como su devoción por la participación de la juventud partidaria, son cosas que hoy todos los Blancos las defendemos y defenderemos siempre.

Esas son las cosas que nos dejó Wilson, -algunas de ellas- son las líneas de conducta que como Blancos no podemos ni debemos apartarnos y no es necesario haber sido contemporáneo para llevarlo en la sangre. Cuando alguien imprime en nosotros esos conceptos que van pasando de generación en generación, es que se transforma en un líder nato y que ya nadie niega su trascendencia en la historia.

Han pasado 30 años de su desaparición física y el Wilsonismo está más vigente que nunca, ya dejó de ser un sector del Partido Nacional, para estar incorporado a cada uno de los sectores que hoy están vigentes en nuestro Partido. Sus ideas y conceptos están presentes en muchos planes de gobierno, incluso, de algún otro partido también.

Con el paso de los años la historia va marcando a los pueblos y marcando el camino que se debe tomar, el elegir en muchos temas el camino que marcó Wilson, es pensar en un Uruguay distinto al que tenemos hoy. Por eso la importancia que en cada instancia que podamos recordar su figura y legado, hacerlo, pero además de eso, siempre transcurrir por la senda marcada. Mantener vigentes sus enseñanzas y tratar de llevarlas adelante, es muy importante para nosotros, no solo porque es alguien de nuestro Partido, sino porque estamos convencidos que es bueno para la Patria.

Nuestro deber como Blancos no es solo recordarlo sino honrarlo y eso se logra luchando para llevar adelante sus proyectos, ideales y valores, que hoy 30 años después de su muerte, Wilson y su legado están más vivos que nunca.

¡¡¡VIVA WILSON!!!

Muchas gracias señor Presidente.

SEÑOR BURUTARÁN.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor Edil.

Tiene la palabra el señor Edil Martín Burutarán.

SEÑOR BURUTARÁN.- Muchas gracias, señor Presidente.

A Wilson lo recordamos todos los días, en cada oportunidad en la que con orgullo y honor representamos en nuestro Partido Nacional, porque la mejor manera de tenerlo presente es militando y sobre todo actuando con responsabilidad y honradez, además, con sincero amor a nuestra tierra, por supuesto.

Wilson no dejó su huella solo a los blancos, por lo contrario trascendió los límites más allá de las banderas o los colores y ha llegado al corazón de todos los orientales.

Aquel triste 15 de marzo de 1988, todos moríamos un poco con Wilson. Miles de lágrimas se derramaron en cada rincón del país y como cañada y arroyo fueron confluyendo hacia la capital para conformar un gran río humano que acompañó al gran caudillo hacia su morada final.

En lugar de olvidar fuimos haciendo carne sus ideales. Con la perspectiva del tiempo fuimos viendo con mayor claridad el camino que nos marcó, pero además hicimos carne su mensaje que se resume en las siguientes palabras: “siempre primero el país”. No dejó una enseñanza circunstancial, sino que su legado perdura con rectitud, honestidad, convicción, de lo que además demostró en los momentos más difíciles de la vida política del país y en la dura lucha por la democracia.

También nos enseñó que la unidad partidaria es condición indispensable para construir en el tiempo y ser efectivos en la transformación de la realidad.

Wilson demostró que la vitalidad del Partido Nacional reside en el respeto por la libertad de opinión y de acción, nos enseñó la convivencia democrática, concepto que abrazaba con él a todos los orientales.

Su ejemplo tiene que ser nuestro anclaje para defender la transparencia, la lucha contra la corrupción, defender las libertades individuales, los derechos humanos, pelear por la educación en paz, con seguridad individual y jurídica, defender el trabajo con justicia e inclusión social y fortalecer la democracia y la participación ciudadana.

Un gran caudillo, político, hombre de campo, defensor de la producción, de la industria y del trabajo.

Créame que para nosotros el 15 de marzo es especial, se me infla el pecho de orgullo y de emoción, porque Wilson es de todos, pero con mucho respeto tenemos que decir: ¡Wilson es blanco!

Wilson nos ha marcado mucho a pesar de que no hemos obtenido la posibilidad de verlo en vivo, de escucharlo en vida, pero cada vez que le preguntamos a algún mayor, y muchas veces en charlas con personas que peinan muchas canas, cuando nombras a Wilson “¿Conociste a Wilson?”, esos ojos se llenan de lágrimas, lágrimas de emoción, de ternura, de respeto.

Muchas veces hemos escuchado que el país se perdió un gran presidente, pero creo que Wilson logró mucho más siendo Wilson de lo que otros lograron siendo presidentes. Llegó al corazón y a los sentimientos de todos los uruguayos, cosa que otros siendo presidentes no tienen por qué haberlo logrado.

Entonces Wilson en su vida y más allá en su muerte, fue grande, es gigante, y tenemos muchísimo que aprender todos los uruguayos y principalmente nosotros como Partido Nacional.

Muchísimas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

SEÑORA MÁRQUEZ.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESDIENTE.- Gracias a usted, señor edil por sus palabras.

Tiene la palabra la señora Edila María de los Ángeles Márquez.

SEÑORA MÁRQUEZ.- Muchas gracias, señor Presidente.

Nosotros felicitamos, celebramos que los compañeros del Partido Nacional hoy estén realizando este homenaje.

No quisimos como bancada del Partido Colorados estar ajenos a ello y nadie mejor que los blancos para contar su legado sentimentalmente y afectivo. Sin embargo, nosotros si tuvimos que leer bastante para poder entender algunas cosas que lógicamente no compartimos. Entonces nos dedicamos mucho, sobre todo a aquellos puntos que no son los más conocidos de Wilson. Hay algunos que me gustaría desde esta banca compartir, porque hablar de la personalidad, de la obra de Wilson, es una gran responsabilidad desde la banca del Partido Colorado. No debe haber oriental que desconozca las condiciones que honraron a este ciudadano, que estuvo consagrado enteramente a la función pública, si hay algo que se le reconoce es eso; por lo tanto, no me voy a referir a los hechos notorios y a lo que más se habla de él, sí quizás a algunas cosas que me llamaron la atención, de la poca bibliografía que pude leer de todo lo que se podría recopilar de Wilson.

Fue brillante estudiante de derecho, nos han dicho. Abandonó ese avanzado estudio para consagrarse al bien de la ciudadanía.

Su primera actividad política la desempeñó como diputado electo por el departamento de Colonia.

Derrotado Luis Batlle Berres, mediante el acuerdo logrado entre el Partido Nacional y la Liga Federal de Acción Ruralista, estamos hablando del año 1958, Wilson preparó junto a los doctores Washington Beltrán Mullin, Enrique Beltrán Mullin y Guillermo García Costa, también con los señores Ariel De la Sierra y Washington Fernández, el triunfo de lo que antes había sido el Partido Nacional Independiente, nominado en ese momento como Unión Blanca Democrática, la conocían como la UBD, para lo cual se reunían todas las noches en aquel viejo café y bar “Los Domínguez” ubicado entonces en Avenida Uruguay y calle Rondeau. Fue así que su idea y reintegro al viejo lema hizo que ese grupo de blanco se hiciera con el gobierno de la nación en el período de 1963 a 1967.

Wilson también fue electo Senador de la República, pero el Poder Ejecutivo lo designó Ministro de Ganadería y de Agricultura. Dio en esa tarea un gran impulso, lo quiero destacar, sobre todo con el Instituto Nacional de Colonización, cuyo proyecto de ley de creación se había denominado originalmente Proyecto de Reforma Agraria.

Asimismo, impulsó a través del arrocero Francisco Podestá Milans, todas las fórmulas crediticias para que el BROU financiara la totalidad de la producción agropecuaria, tema tan actual hoy en día. Apoyó justamente la reforma de la carta orgánica de dicho banco, que posibilitó la concesión de créditos casi en forma ilimitada, y muchas veces con la garantía moral de los antiguos clientes del banco, lo que produjo un gran desarrollo para nuestro país y hasta hoy se reconoce.

Se concedieron también créditos para la compra de tierras por parte de los productores.

Wilson acompañó y propició la idea de creación de la Comisión de Inversiones y Desarrollo Económico, el CIDE, poniendo al frente de la misma al español nacionalizado Cr. Enrique Iglesias. Esa comisión que realizó un serio dictamen sobre la situación del país, fue el germen de la actual Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Presidencia de la República.

Encontrándose el Estado como consecuencia de la Ley de Reforma Cambiaria y Monetaria –hablamos del ‘59- y del cierre del contralor de exportaciones e importaciones en una seria bancarrota en materia de divisas, el Poder Ejecutivo ejercido por un concejo de nueve miembros en ese entonces, seis por la mayoría y tres por la minoría mayor, designó a Wilson Ferreira como refinanciador de la deuda externa con las compañías petroleras y con los bancos norteamericanos, gracias a cuya negociación Uruguay pudo recuperar en ese entonces el grado inversor y obtener capitales frescos, a la vez que aumentó la participación de nuestro país en la capital integrando el Fondo Monetario Nacional. El Uruguay era socio desde su creación, autorizándosele a efectuar el nuevo aporte de capital en pesos uruguayos gracias a esa confianza que se había logrado recuperar.

Esa negociación habilitó el comercio exterior de la República, que se había visto suspendido por espacio de tres meses. Terminada esa labor en el período de gobierno como Ministro de Ganadería y Agricultura, se postuló a la presidencia de la República, aunque sin éxito.

Lo siguiente seguramente es historia más conocida y ampliamente reiterada por sus queridos blancos.

Realmente en esta oportunidad de homenaje, creo que ya estamos escuchando palabras emotivas que justamente nos hablan de ese legado de valores y de moral que les corresponde, y por eso se los dejamos a los blancos. Nosotros aprendemos de nuestros mayores y tenemos que aprender de los mayores de todos los partidos. Yo me quedo con esa enseñanza, la tomo de Wilson, de no renunciar a los objetivos, y no renunciar a los valores a pesar de las adversidades.

Así que, a treinta años de su desaparición física, les decimos a los descendientes, a los familiares, a los amigos, a los correligionarios, ¡Salud, Wilson!

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

SEÑORA MARAZZANO.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted, señora edila, por sus palabras.

Tiene la palabra la señora Edila Soledad Marazzano.

SEÑORA MARAZZANO.- Muchas gracias, señor Presidente.

Celebro nuestra acción y decisión de estar realizando y sumándonos a este homenaje que en el día de hoy le estamos haciendo a través de esta Junta Departamental a Wilson.

Aún resuena en los oídos de la historia su grito final en el discurso de la última sesión del Senado, antes de la dictadura: ¡Viva el Partido Nacional!, que, con perdón de los blancos, me atrevo a tomarlo como un ¡Viva la Patria!

Caía la democracia. El sonido de las botas ya se sentía por las calles de Montevideo y pronto resonarían en las sagradas losas del Palacio Legislativo.

Caía la democracia y con ella la tradición que Wilson Ferreira Aldunate y todo un país de patriotas se negaban a aceptar.

Wilson, perdón otra vez, estimados blancos, ya sé que es del Partido Nacional, pero ya es de todos los uruguayos y, como mujer demócrata, me apropio de su figura, de su ideario libertario y del significado de su lucha.

Podremos tener con Wilson y su pensamiento diferencias puntuales, pero coincidiremos en el amor a la Patria y a la democracia sobre todo.

Justo es reconocer las bases de su trabajo en la estructura de un nuevo perfil del Uruguay, su lucha por las instituciones y su ejemplo para la Nación.

Es una honra poder recordar en este momento con emoción a tan importante oriental.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

SEÑOR CORONEL.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila, por sus palabras.

Tiene la palabra el señor Edil Gustavo Coronel.

SEÑOR CORONEL.- Gracias, señor Presidente. Buenas noches a los invitados, bienvenidos a esta casa.

Agradezco las palabras de la edila que me ha precedido en el uso de la misma, pero destaco muy especialmente los datos aportados por la señora edila María de los Ángeles Márquez, porque nos ha ayudado con datos objetivos y certeros de acciones y actuaciones concretas, que a nosotros en estos momentos nos es difícil y se nos nubla por la carga afectiva que nos invade en estas fechas estos recuerdos.

También y antes de ir al tema que nos convoca, quiero recordar en el día de hoy a dos grandes wilsonistas de mi generación. El primero, fallecido y de mi edad, que era el Dr. Fernando Martínez Sandres, nacido en la ASCEEP-FEUU, criado en la CGU, asistente académico del Dr. Adolfo Gelsi Bidart en la Facultad de Derecho, hombre infaltable en el comité organizador de los campamentos de la Juventud de Por la Patria, aquellos que marcaron una época, y que no hace muchos días se cumplió el año de su desgraciado fallecimiento. Y el otro es un hombre vivo actualmente, muy querido en el partido, que es nada más ni nada menos que Miguel Cecilio, el hombre que, bajo el influjo, el fogoneo de Wilson Ferreira, crea la Secretaría de Asuntos Sociales del Partido Nacional.

Hoy escuchamos justo en el final de la Asamblea General, al Presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Gandini, hablando de lo que fue en el partido Wilson, el trabajo incansable de un líder que modernizó las estructuras de este querido y viejo Partido Nacional introduciendo las dimensiones sociales, gremiales, sindicales, culturales, a la gran columna vertebral que significa lo estrictamente político en un partido político.

Gandini se emocionó, habló con fuerzas y con ganas, como no iba a ser también de otra manera, porque, para mi gusto, es uno de los hombres que mejor ha interpretado la forma de ver el partido y la política como Wilson lo creía y lo veía.

Fue con Gandini y con unos quinientos jóvenes más que en un campamento en Paso Serpa, en Rivera, Wilson nos habló por teléfono, en su último verano, en un enero caluroso, resistiendo los últimos embates de la enfermedad y nos dio su último mensaje.

Pocas semanas más tarde –y quizás creo que ya lo he dicho en esta Junta- y habida cuenta de los partes médicos, estábamos un grupo de esos mismos jóvenes planificando cómo la Juventud de Por la Patria iba a ser la columna vertebral de la organización de lo que ya sabíamos iba a ser uno de los funerales más grandes y sentido de los últimos tiempos.

Con el corazón estrujado, con la garganta reseca, nos reuníamos ahí, en la casa de Gandini, en Tres Cruces, y nos dividíamos los roles de lo que tendría que ser el último saludo al gran caudillo por el cual habíamos dado tanto.

Pero yo no quiero hoy tristezas y no quiero recordar eso hoy. Hoy quiero, en mi humilde aporte, agrandar más aún la figura del homenajeado junto a todos los wilsonistas. Y cuando digo todos, digo los que vivieron su época y los que se enamoraron de él después, de su figura, de sus ideas, aún sin conocerlo.

Hablo de wilsonistas de todos los partidos porque los hay en todos los partidos. Porque muerto el caudillo, muchos tomaron otros rumbos pero siguen y seguirán siendo wilsonistas.

Porque señor Presidente, ¿qué es ser wilsonista? Es una forma de sentir y de vivir el partido y el país. Es una manera de conducirse por la vida. Y, sobre todas las cosas, conducirse de una manera inobjetable en la vida pública y más aún en la vida política. Es ser soñador y es atreverse a pensar que la realidad puede ser estudiada seriamente primero, trabajada duramente después, y al final poder cambiar la realidad por una cosa mejor. Porque para eso sirve la política y ese es el instrumento para mejorar la vida de la gente.

Ser wilsonista es ser un trabajador incansable. Y es ser además responsable, muy responsable frente a las obligaciones políticas, partidarias o de gobierno.

Y por último, un elemento para mí no excluyente, pero sí para Wilson: se tenía que ser blanco, orgullosamente blanco, de aquello de: Soy blanco, ¿y qué?, como lo dijo él. Cosa que personalmente también nosotros compartimos, y nos viene en la sangre, y no podemos renegar y no debemos renegar, pero que –repito- no es para todos. Y por ello, hoy digo “wilsonista de todas las horas y de todos los partidos”. Pues ese hombre llevó, en su momento, a una efervescencia y a un crecimiento partidario tan grande, que fueron muchos –fuimos muchos- los que abrazamos su causa, la del Partido, la de la democracia y la del país.

De la misma manera –y dicho muy rápido- con ser blanco no basta para ser wilsonista. Hay algunos que se denominan así cuando en sus acciones contradicen las ideas y los principios del caudillo. Pero no vamos a detenernos en estas cosas en un momento de homenaje. Nos diría el propio Wilson en este momento: ¡Menudo favor le hacemos al homenajeado si nos ponemos a ver las cosas negativas que pasan en la vida de un partido y de la gente que pasa por él! Y sería cierto el reproche, sin duda que sería cierto.

Pero no quiero dejar de mencionar una cosa muy linda que dijo hoy, en la Asamblea General, el Presidente de la Cámara de Representantes: En la grandeza de este hombre está el hecho de que, siendo el abanderado, termina siendo la bandera. Y es nuestra bandera, la del Partido también.

No voy a evocar nuestro compromiso con usted ni muchas ideas concretas que Wilson formuló en su momento y en su tiempo. Porque como también se dijo hoy allí, eso es historia. Y Wilson era un hombre tan dinámico, tan cambiante y tan actual, que seguramente, si hoy estuviera presente, ninguna de esas ideas estaría en sus planes y serían otras muy distintas las que estaría presentando para un futuro Uruguay y para modificar la realidad imperante.

Sí rescato un elemento fundamental que le dejó al Partido Nacional a partir, hasta de un día concreto puedo decir, el día de la explanada, de la municipalidad, en Montevideo, cuando lo liberaron. Y es que a partir de allí, en el Partido Nacional, el concepto de gobernabilidad se ha transformado en un elemento muy importante que el partido constantemente está tratando de asegurarle al país.

Por lo tanto, y sin ánimo de extenderme, quiero mandar un fuerte mensaje de unidad nacional en un día como hoy; son cosas que aprendimos junto a Wilson, de tolerancia, mensaje de reencuentro, de proyección hacia el futuro con las nuevas ideas, de un Uruguay que necesita nuevas ideas para ser el país que todos queremos, y que acoja a todos los ciudadanos por igual. También aquellos –y quizás dijera Wilson “primero aquellos”- que están afuera de nuestra querida Patria y que quisiéramos un día que volvieran de nuevo al país.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

SEÑOR DUARTE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Tiene la palabra el señor Edil Gabriel Duarte.

SEÑOR DUARTE.- Muchas gracias, señor Presidente.

Señores miembros de la Comisión Departamental del Partido Nacional, señores integrantes de la familia, naturalmente que es, para nosotros, un honor y además un deber rendir homenaje a la trayectoria de Wilson Ferreira, y lo que significó para la vida del país y naturalmente para la vida de su partido.

Es obvio que, en ocasiones como esta, uno no tiene que introducir en la discusión algunas cuestiones que puedan suscitar polémica porque estaría fuera de lugar. Sin embargo, yo, leyendo la prensa de hoy, veía cómo algunos dirigentes nacionales del Partido Nacional hacían una conmemoración a la trayectoria de Wilson hablando de su gran obra, como fue la gobernabilidad, como fue la ley de caducidad, como fue asegurar la transición, cosa que yo creo que en alguna medida es cierto. Pero siento también la enorme responsabilidad y además la obligación de que circunscribir y calificar la obra de Wilson solamente a ello, sería casi como bastardear su obra y fundamentalmente su condición de estadista, que pasa por otros asuntos a los que dedicó su derrotero y a los que legó además cuestiones muy trascendentes para la vida del país.

Y entonces quiero recordar también, por eso siento casi la obligación de recordar a otro Wilson. Wilson tuvo la condición de estadista porque básicamente sabía de dónde veníamos y adónde nos quería llevar. Él transformó el Partido Nacional. El Partido Nacional sufre varias etapas. El Gral. Saravia hizo del Partido Nacional un ejército revolucionario. El Dr. Herrera lleva ese ejército a las urnas, y creo que Wilson le da a ese partido contenido, contenido de programa. Y esa característica de Wilson de haber logrado en la evolución histórica de ese partido, haber logrado eso es un elemento muy trascendente, y es eso lo que quiero conmemorar en el día de hoy, porque creo, además, honestamente, que es el mejor homenaje que le podemos hacer.

Wilson tuvo un pensamiento y una acción que se vio reflejada en su actividad de parlamentario, en su concepción de la historia de la República, porque es cierto, fue un destacado político, pero fue un pensador de la época.

Wilson opinó sobre la Guerra Civil Española, fue republicano, porque antes que nada tenía esa concepción de República. Escribía en marcha sobre eso. Una de las publicaciones, quizás la más trascendente durante muchos años, que marcó una época en el Uruguay, eso fue muy importante en la matriz de pensamiento de Wilson.

Wilson ingresó como suplente en la Cámara de Representantes en el año 54, éramos campeones del mundo en aquella época, y a partir de ese momento lleva una destacadísima labor parlamentaria, a la que interrumpe, como bien dijo la colega edil, en el año 62, cuando el segundo gobierno blanco lo nombra Ministro de Ganadería. Fue un gran Ministro de Ganadería. Y creo que su derrota en el Ministerio, y lo digo así porque no es raro que en Uruguay los grandes líderes hayan sido derrotados, empezando por Artigas, su derrota en el Ministerio fue no lograr los consensos y los votos dentro de su propio partido para lograr instaurar la reforma de las estructuras agrarias luego de haber estudiado, como bien se dijo en sala hoy, el Uruguay a través de la CIDE, que presidía el Contador Iglesias, que le hacen una estupenda entrevista en el diario El País de hoy, y que también integraban otros ciudadanos, el Ingeniero Horacio Terra, el Contador Astori, el Contador Couriel, José Claudio Williman, todos ellos participaron de ese gran proyecto.

Y de los varios tomos que tiene, están allí, en la biblioteca de esta Junta, justo, quizás el más trascendente no pudo prosperar como sí prosperaron otros, como el vinculado con las semillas, el vinculado con la conservación de suelos, y el de la reforma de las estructuras agrarias lamentablemente no pudo prosperar. Y creo que esa derrota de Wilson fue una derrota de todos nosotros. Y esa derrota de no haber alcanzado ese propósito lamentablemente marcó nuestra estructura productiva hasta el día de hoy.

Wilson decía que no podía haber una estructura agraria sostenible si existía el latifundio y el minifundio. Y entonces había propuesto medidas concretas que iban desde la expropiación hasta medidas impositivas que permitían y que desestimulaban que hubiera concentración de la tierra en pocas manos.

Luego tuvo activa participación en la investigación agropecuaria. Los primeros modelos de investigación agropecuaria fueron cuando era Ministro, y no es por casualidad que la estación “La Estanzuela” del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria lleve su nombre, y está su foto en la sala de sesiones del Inia, porque fue quien promovió institucionalmente por primera vez esos elementos fundamentales para el desarrollo de la ganadería y de la agropecuaria en general en momentos en que la producción en Uruguay tenía niveles bastante decadentes, y además él conocía porque era productor.

Hay una entrevista que le hacen en la puerta de su estancia, y cuando le preguntan qué es lo que extrañaba del exilio, él dice que extrañaba su casa, y cuando hacía referencia a “su casa” era a su establecimiento.

Porque bien se dijo acá.., fui Asistente Académico de la Decana de la Facultad de Derecho, el Día del Patrimonio recogimos varias escolaridades, entre ellas la de Wilson, le faltaba si mal no recuerdo Derecho Laboral para recibirse, y tenía un promedio –yo muy pocas veces vi un promedio como ese-, en aquel tiempo las notas no eran por número, eran calificaciones, y bueno las notas eran: muy bueno sobresaliente, sobresaliente, sobresaliente muy bueno, y, sin dudas, no se recibió de abogado porque no quiso, evidentemente él tenía otra pasión, otro destino, y es por eso que se dedicó a la producción, y la vida y el destino hizo que tuviera por muchos años interrumpida esa actividad.

Y como Ministro, yo pienso a veces, qué pasaría hoy si un Ministro hiciera lo que hizo Wilson. Hay un libro, un excelente libro, quizás de los primeros que salió después que él murió, que se llama “El viento nuestro de cada día”, es una entrevista que se le hace a su esposa y a su hija, y hay un pequeño relato que se llama “la bodega rebelde”, que lo cuenta su esposa. Y cuando Wilson era Ministro de Ganadería, las bodegas habían cerrado sus portones y no permitían que los bodegueros, que los productores vitivinícolas remitieran la uva, la uva se estaba echando a perder. Y cuenta ese relato, además, que fue Wilson, él mismo junto con los productores a abrir los portones, invadieron las bodegas prácticamente para que todos pudieran entregar su producción y nadie quedara en la ruina. Por lo tanto, era un Ministro que era un Ministro en acción, y –digo- si llega a pasar una cosa de esas hoy, se plantea un juicio político, y en aquel momento, que era un momento convulsionado naturalmente, siempre tuvo presente la defensa del productor.

Los discursos de Wilson en la Asociación Rural del Uruguay, yo pagaría por ver la cara de los miembros de la Asociación Rural del Uruguay cuando Wilson hablaba de la reforma agraria. Y eso lo hacía porque tenía convicción, pero además porque tenía coraje, que es otra de las cosas que hay que tener para hacer política. Convicción, principios y coraje para poder llevar adelante lo que uno está convencido.

Creo que otra de las particularidades de Wilson.., acá se dijo que Wilson no había salida del Ministerio y había sido candidato a la presidencia, y ese es un dato erróneo, Wilson sale del Ministerio y sale electo senador en las elecciones del ‘66 en el tercer escrutinio por muy pocos votos, el Partido Nacional había sido duramente derrotado por el Gral. Gestido, y ahí se abre otra instancia absolutamente trascendente en la vida de Wilson que es la actividad parlamentaria, y la denuncia permanente en el gobierno de Pacheco. Fue absolutamente fundamental; tal es así que la prensa lo declaró “el fiscal de la nación”, porque fue imbatible. Las interpelaciones al Dr. Peirano, a Charlone, y a todo un séquito de dirigentes políticos que en connivencia plena con el capital y con el capital extranjero intentaban influir sobre los destinos del país de manera espuria, y Wilson fue un digno representante de la República que puso fin a ese proceso tan lamentable que vivió el país durante muchos años. Y fue sí a partir de ese momento que construyó su candidatura a la Presidencia de la República, en una elección, que como muchos sabrán, no ha tenido aún un escrutinio definitivo, porque fue denunciada por fraude. Y es muy bueno, no por polemizar pero sí por decir la historia cómo fue, que se sepa además que ocurrió eso en este país, porque fue una herida muy grande a la democracia y a la democracia representativa.

Creo, y es evidente, que otra de las cosas que marca la vida de Wilson, su accionar, fue su convencimiento de que la democracia era un modelo para la convivencia. Soledad hacía referencia a su intervención en la sesión de aquel 27 de junio, con un discurso memorable, y que lo lleva después al exilio junto con otros compatriotas. Y ahí nace también una figura de Wilson, que a veces se intenta, no sé por qué razón –o aún sabiendo las razones mejor no decirlo- se intenta olvidar, porque Wilson compareció ante los tribunales más destacados, ante el parlamento norteamericano a denunciar la dictadura. Su lucha por restituir la democracia fue en los lugares más emblemáticos.

Y vivió, naturalmente, en el exilio, la peor desgracia que siempre la relató en su vida como “la peor desgracia”, y fue la muerte de Zelmar Michelini y de Gutiérrez Ruíz, de la cual él salió por un milagro. Basta leer la carta que él le escribe al Gral. Videla, que era el dictador de Argentina en aquel momento, de cuatro carillas, para advertir la dureza y la emoción con la que él le ruega al dictador de la época la averiguación, la investigación, y de alguna forma le reprocha la desaparición de sus compañeros más preciados.

Creo que, aún así, siguió permanentemente en todos los foros internacionales pidiendo por la liberación de los presos políticos. Tuvo una actividad muy destacada en la convergencia democrática, que fue un espacio donde él participó con personalidades muy destacadas, con Martínez Moreno, con José Korzeniak, para lograr la recuperación democrática en el país.

Su decisión de volver fue para el Partido Nacional, y además la forma en que vuelve, una inyección muy importante de esperanza y de coraje. ¡Otra vez! Porque había que volver en el barco aquel, aquel sábado tan frío de junio del ‘84, y además padecer la cárcel –injusta, naturalmente- y ser víctima de una salida que otra vez lo postergó, y no solo que lo postergó, claramente la salida lo postergó, la transición que se pactó tuvo dos cuestiones negativas: Primero, fue Wilson postergado; y lo otro, prácticamente, de antemano, se eligió quién iba a ser el presidente; y eso, evidentemente, trajo consecuencias duras, porque inauguramos una democracia con mecanismos para llegar a ella muy cuestionados.

Para terminar, hay una cuestión que es muy importante en la vida de Wilson, hay un libro que salió hace algunos años, que se llama “Memorias del regreso”, que lo escribe el Dr. Juan Martín Posadas, que habla de la participación que tuvo Wilson en un foro sobre Deuda Externa en Bolivia, Santa Cruz de la Sierra, en el año ‘83.

Fue la última vez que él tuvo contacto con el Dr. Fernando Oliú, que fue uno de sus colaboradores más estrechos. Wilson cuando viene del exilio, creo que primero va a Rocha y después viene a Salto, justamente a tributar homenaje a Oliú, que es de Salto y está enterrado en Salto… Hace poco veía una foto que tengo, a Wilson a bordo de un Opel azul que era del padre del Esc. Beriau, con el que él llega, justamente, en una caravana que lo deposita ahí en el cementerio de Salto.

En esa intervención que él hace en ese foro de Santa Cruz de la Sierra, estaba hablando de la deuda externa, Wilson tenía una tremenda visión latinoamericanista que a veces no se señala; Wilson no era un neoliberal. Hay unas cartas que publica Carlos Julio Pereyra, donde Wilson dice: “A mí no me confundan con Margaret Thatcher, eh! yo no soy de esos!”. Y eso también es para demostrar que tenía ciertas convicciones que lo hacían un hombre de Estado con una visión muy particular del Uruguay. Y en ese evento Wilson emplea un término que es muy importante, y creo que es bueno terminar con ello, que es el de la comunidad espiritual. Wilson dice: “Uruguay es una comunidad espiritual”. Y me parece muy bueno que reflexionemos todos hoy sobre eso. Porque somos una comunidad espiritual, y eso quizás es lo que nos diferencia de otros, porque no estamos prácticamente separados con el resto de nuestros países vecinos, tenemos pocas diferencias, no hay nada que nos separe como separa a Chile de Argentina la Cordillera, o como separa a Francia de Alemania el idioma, o como separa Inglaterra del resto del continente el mar. Pero hay algo que nos individualiza, y es eso, que somos una comunidad espiritual. El Uruguay es una comunidad espiritual, que quiere decir que nos correspondemos unos con el otro, con señas claras de identidad, que tenemos un acuerdo de régimen, que podremos tener muchas diferencias pero llegado el momento, aún en las dificultades más extremas, los partidos políticos tienen la capacidad de lograr acuerdos; que tenemos un modelo de régimen y un acuerdo de régimen porque cuando cambia el presidente el que se va le entrega la banda al otro sin haber ningún problema institucional, si no, por el contrario, reafirmando que la institucionalidad fluye; y esa es la identidad de la comunidad espiritual. Me parece que es en base a ese elemento fundamental que tenemos que, de alguna forma, sentirnos todos identificados con el pensamiento.

Agradezco además al Edil Coronel que ha permitido con sus palabras que a Wilson lo podamos también nosotros compartir con la historia.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor Edil.

No tengo ningún Edil para hacer uso de la palabra.

Le doy la palabra al Presidente de la Comisión Departamental, Escribano Luis Avellanal.

SEÑOR AVELLANAL.- Muchas gracias, señor Presidente. Buenas noches a los señores ediles.

El agradecimiento a la Mesa por haber hecho llegar esta invitación para compartir este merecidísimo homenaje.

Quiero que mis primeras palabras sean de agradecimiento a los ediles que no son de mi partido, a María de los Ángeles, a Soledad y a Gabriel, por las brillantes palabras que todos, de una forma o de otra, abarcando distintos aspectos de la vida de Wilson, llegaron esta noche a este recinto parlamentario para honrar la figura de este blanco que hoy estamos reunidos para ello.

Se dijo bastante de Wilson y quizás el mensaje de la Comisión sea un poquito reiterativo en algunos aspectos pero es el mensaje que les voy a hacer presente.

Hoy los blancos todos, estamos conmemorando 30 años de la desaparición física de Wilson Ferreira Aldunate.

Cuesta hoy emplear el verbo evocar, cuando tan viva permanece su presencia a treinta años de su partida, cuan vigente sigue siendo su lucha, su esfuerzo, su sacrificio y real es el brillo de su talento.

Evocamos un personaje que en la década del ‘70 y parte del ‘80, fue el centro obligado del acontecer nacional y no solo político ya que si los largos años del exilio le impusieron una dolorosa lejanía física, él la supo compensar con una angustiante proximidad espiritual hacia el país y hacia todos nosotros.

Fue el paladín de la pacificación en nuestro país en el difícil trance que se viviera en los años 80 con la vuelta a la democracia.

Legislador: buena parte de sus intervenciones merecen figurar en la más severa antología parlamentaria, oratorias cargadas de elocuencias, de emotividad y valentía, en la que no sabíamos si admirar la claridad del razonamiento o la severidad y justeza en la acusación.

Ministro: miró hacia el futuro, con leyes de promoción agropecuarias, librando batallas por descentralizar la industria frigorífica, otorgando a un ministerio envejecido las fuerzas económicas y técnicas que le permitieron una innegable superación.

Líder del Partido Nacional, enfervorizó multitudes, renovó la vitalidad y una oleada de adhesión y de fe, acompasó su lucha, su programa y sus sueños. Asumió con responsabilidad ciudadana la difícil elección del año 1971.

Fue vertiginoso para la improvisación y al mismo tiempo supo ser hombre de reflexión y de estudio.

Como todos los hombres públicos, generó adhesiones y resistencias pero también como los grandes, se fue un día con el reconocimiento de su brillante trayectoria.

Cuando ya su salud lo había disminuido tenemos siempre presente cuando él nos dijo: “Cuando él no esté, no se peleen”.

Este es el mensaje que la Comisión Departamental quería trasmitir a la ciudadanía en el recuerdo de los 30 años de su fallecimiento.

Hoy tengo a su hijo a mi lado, a su nieta Victoria, a todos los blancos, pero también a todos los uruguayos que lo honraron y que hoy lo honran en toda su trayectoria.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

SEÑORA FERREIRA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor Presidente de la Comisión Departamental.

Tiene la palabra la señora Edila Victoria Ferreira.

SEÑORA FERREIRA.- Buenas noches, señor Presidente. Buenas noches a todos los presentes.

En verdad hoy me toca hablar.., un poco complicado por estar ligada familiarmente a Wilson, pero de la historia no voy a hablar más porque ya está todo dicho y la mayoría de los que están acá tienen más historia que yo.

Yo tenía apenas ocho años cuando él falleció, y fue un acontecimiento que me marcó mucho porque fue el primer ser querido que perdiera, y de esa manera estrené el ir a un funeral. Estrené eso con una persona que la verdad era más difícil todavía de entender como niña lo que estaba pasando, porque yo podía entender que mi familia esté triste, pero salir a la calle y ver tanta, tanta gente, fue la primera vez que entendí que Wilson no nos pertenecía solo a nosotros. Fue realmente impresionante y recuerdo que hasta un poco de miedo también me dio.

Lo que quería en esta oportunidad es agradecer a todos los que hablaron, y aclarar que obviamente me siento extremadamente orgullosa de ser nieta de él, porque parece mentira que son treinta años, para mi hace mucho menos, por la vigencia que él tiene, cada día se lo recuerda más, cada día parece estar más vivo, al menos entre nosotros, en todos los partidos. Si bien hay algo que no se puede discutir de él, más allá que era una persona extremadamente impredecible para sus propios familiares o blancos los dejaba como medios sorprendidos por su forma de actuar o se cuestionaban un poco hasta que después con el tiempo entendían el por qué.

Simplemente agradecer este tan lindo homenaje una vez más. Es un orgullo estar de este lado por primera vez, a los veinticinco me tocó estar afuera, y la verdad que es más emocionante todavía.

Simplemente gracias.

(Aplausos)

SEÑOR PRESIDENTE.- Mucha gracias, señora Edila.

Le doy la palabra al señor Gonzalo Ferreira Sienra.

SEÑOR FERREIRA.- Voy a empezar medio por el final. Les tengo que agradecer porque este ha sido un estupendo homenaje.

Es una manera que yo lo veo interpretado a él, ese cosmopolitismo, esa sensación de que estamos en distintos partidos pero del mismo lado, es importante.

Después siempre hay cosas a puntualizar, porque es curioso, yo lo he dicho con gente contemporánea mía y más chicos, a medida que pasa el tiempo, como que la gente, o la inmensa mayoría de las personas, es la llegada de Wilson al país y todo lo que se suscitó. Pero a mí me intriga, me dan ganas de que.., porque todos los días llegan barcos y no se preparan esas cuestiones. Hay todo un antes de eso, de Wilson, que es muy ignorado, o saben cosas muy puntuales, otras no, otras no les gustan decirlas. Por ejemplo: cuando era un gurí, no tenía la trascendencia que tuvo después, entonces fuera del ámbito familiar hay cosas que nunca se supieron, pero por ejemplo: el padre de papá era muy blanco, su familia brasileros, eran tremendamente blancos también. Eran de esas familias que cita en el mejor libro que sobre Saravia he leído y he leído y tengo todos los que se escribieron, los mejores son el de Gálvez, que era un hombre que era un experto en biografías de personajes históricos de América del Sur, esa es la notable biografía de Saravia, y después la de Chasteen. ¡Qué cosa curiosa Estados Unidos! Un americano que en una Universidad de Texas va a ser un grado PHD o algo así de Historia y elige el tipo para su tesis la vida de Aparicio y de Gumersindo Saravia. Es inconcebible, porque es bastante ignorada. Salvo algunos eslóganes acá, y en Brasil, como no hay continuidad de partidos políticos, es prácticamente de forma absoluta ignorada, y este americano allá dice qué maravilla. De esas familias que para explicarlo en el contexto histórico en que vivió y suscitó ese fenómeno, de esas familias y de otras, él habla de los Díaz D’Oliveira, de los Correa, de los Martins, del Sur del Estado. Casualmente, salvo de los Martins, descendemos de esas otras todas. Los potreros de Ana Correa donde Saravia se refugió eran de una prima de mi bisabuelo. Qué se yo, infinitas cuestiones. El dinero de Gumersindo, no se lo iba a dejar a la señora en aquella época en que no había tarjetas de plástico. La gente tenía libras. El poderoso estanciero de Santa Victoria se lo dejó a un señor Rotta, abuelo de unos comerciantes hasta hoy de Santa Victoria, que después de muerto el marido, la llamó, “vení, fulana -dicho sea de paso, es prima de mi abuelo la señora de Gumersindo-, tomá -y le da dos bolsas de piel de ciervo con libras esterlinas-, esto me dejó tu marido por si pasaba algo”. Qué personaje.

Entonces mi padre nació blanco. El padre de él, mi abuelo, era médico filantrópico, porque además tenía mucho dinero y podía darse el lujo. Mi abuelo, de empleado de banco para abajo, inclusive, no cobraba ni los remedios, y operaba. De repente se iba cuatro días de Melo, a cuatro días de distancia de viaje en esa época, hacía una operación, una cesárea, y por el camino veía a alguno, mi abuelo no cobraba. Pero qué país el de entonces, funcionando así, se compró una estancia en Rivera, en una época en que, si usted trabajaba, hacía dinero. Y mi abuelo era así. Se fue a Melo, en Melo le decían “Juan, vienen las elecciones, ¿por qué no te largas de candidato a diputado? No, yo soy médico”. Y aceptó cuando se vino a Montevideo porque no había preparatorios. Y el hermano de papá, dos años mayor, entraba a preparatorios, y mi abuelo aceptó y salió diputado. Y papá entraba a segundo de liceo, que fue al Larrañaga, y ahí arrancó en Montevideo. Viene el golpe de Estado de Terra y mi abuelo prácticamente no asumió como diputado, pero quedaron en Montevideo. Entonces, antigolpe, anti Terra, papá, su primera militancia fue en la FEU contra lo que llamaban la dictadura de Terra, que fue el Ratón Mickey al lado de las que pasamos más adelante, pero era en aquel momento. Y siempre tuvo la virtud, desde gurí, cuando empezó eso, ser de un grupo de gente dentro de esa reacción, que se abstuvieron en una elección de votar, la primera que les hubiera correspondido votar. En la segunda, ya se habían articulado como lema Partido Nacional Independiente, que era un tercer partido. Pero dentro de él había los que les parecía que era la panacea y los que lo hacían poco menos que llorando por el desgarrón de dejar el lema, y siempre cinchando para volver al lema. Ahí estaba en el grupo de Divisa Blanca, de Beltrán y cuestiones, y mi padre, desde chico.

Ahora, cómo este país, si será comunidad. A mí y a otra persona, charlando un día, Julio María Sanguinetti hizo esta pequeña anécdota: ¿Saben cuál fue mi primer acto político? Fue en un comité de los blancos independientes que me llevó mi abuela, hija de Chiquito Saravia. La abuela del Presidente Sanguinetti. Entonces, se lo llevaba escondida, “Tenés que salir blanco”, y se lo llevaba a reuniones y cosas. Y lo llevó a una reunión en un comité por ahí donde, ¿quién fue el primero en hablar? Un gurí llamado Wilson Ferreira. Entonces, es curioso como la vida tiene esos encuentros, esas cosas. El primer discurso que escuchó fue en un comité blanco, llevado a escondidas por la abuela, como a mamá la querían hacer colorada y fue, ella nunca confesaba pero fue coloradaza de Batlle y Ordóñez hasta que el matrimonio la blanqueó completamente, pero con el anillo picándole en el dedo todavía, vamos a decir.

Somos esa mezcla, esa es una cosa muy poderosa.

Después, hay cosas puntuales. Por ejemplo, ella lo corrigió. Papá, en efecto, no fue electo diputado del ‘50 al ‘54: fue diputado durante el ‘54 porque renunció Washington Beltrán, de quien papá era el primer suplente, y ahí fue diputado. Después estuvo hasta el ‘58, un período de cuatro años dedicado a los campos de la familia, y lo fueron a buscar. Ya les había llamado la atención su militancia y actos de los blancos independientes y después su desempeño como diputado. Y en Colonia, cuando se formó la UBD, había esas cosas de Macondo, esos odios de pago chico muy hondos, entonces, les encantaba la idea de la UBD, pero siempre y cuando pongamos el número mío, “no, porque entonces no sé qué”, y “al otro número no lo conoce nadie, que aquí y que allá”, “pero tú eres un sabandija”. Entonces, al final, una prima de papá y el marido, Santana, conversando con un grupo de gente, políticos de Colonia, que veían que se venían las épocas electorales y no lo podían concretar, medio en serio y medio en broma dicen “Ché, ¿pero por qué no hablan con mi primo?”. “¿Con quién?”. “Con Wilson Ferreira”. Entonces hay un Greisin, de Tarariras, que dice “Pero Wilson, claro, sí, fue diputado, que no sé cuánto, que fulanito lo conoce de la facultad. Bueno, vamos a hablar con él”. Fueron a hablar con él cuatro o cinco. Después, un día llegamos al pueblo con mi madre, ahí, de la estancia, que manejaba, y nos alcanzan un telegrama. A partir de ahí el viejo se nos peló de casa, como quien dice. Pero arrancó así, de Colonia, dos veces. La segunda vez pidió licencia para ocupar el Ministerio de Ganadería. Pero también, ¿ve? Papá fue Ministro de Ganadería los cuatro años, pero una vuelta pidió una licencia como de dos meses que a todos nos sorprendía, y era Ministro interino del Interior en ese momento. Algunas veces fue Ministro interino también de Hacienda. “Pero papá, ¿por qué, si estás bien?”, y no sé cuánto. Papá me dice “pero Gonzalo…”. Había una firma, Serratosa y Castells que importaban General Motors, vehículos General Motors. Castells era casado con una hermana de la suegra de papá, de mi abuela. Papá tenía algunas acciones, pero cinco acciones. Un tío de papá sí, Ferreira, tenía bastante. Entonces dice papá “¿Pero no escuchaste a Arias -que era chofer del Ministerio, que lo traía-, porque con esa manía de los coches, me preguntó de la licitación?”. “Sí”. Entonces, ya estaba de licencia. “¿Cómo yo voy a estar ocupando el sillón ministerial mientras están elaborando los pliegos para comprar como ciento cincuenta camionetas para el Ministerio? Me parece la chanchada más espantosa”.

Entonces, cuando iba a empezar ese proceso, papá se apartó del Ministerio, y ni pisó la calle 25 de Mayo hasta que estaban compradas las camionetas, ahí volvió. Para que nadie dijera que había puesto el dedo para acá o para allá. Pero miren que muchos hacían eso, casi todos; hoy en día parece broma.

Muchas gracias a todos.

(Aplausos)

SEÑORA MARAZZANO.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias a usted, Gonzalo Ferreira.

Tiene la palabra la señora edila Soledad Marazzano.

SEÑORA MARAZZANO.- Gracias, señor Presidente.

Iba a pedir que la versión taquigráfica de las palabras vertidas en el día de hoy, sea enviada a la Comisión Departamental del Partido Nacional.

(Apoyado)

SEÑOR PRESIDENTE.- Está a consideración.

Los que estén por la afirmativa.

Afirmativa. UNANIMIDAD (28 en 28)

Aprobado.

SEÑOR SILVA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra.

SEÑOR SILVA.- Señor Presidente, si no hay nadie más anotado, quisiera solicitarle, si se puede emitir un video de tres minutos que ha sacado hoy el Directorio del Partido Nacional, en conmemoración de los treinta años de la desaparición física de Wilson Ferreira.

SEÑOR PRESIDENTE.- El video creo que ya se encuentra en los monitores. Si alguien puede apagar las luces, pongan en funcionamiento el video.

(SE PROYECTA UN VIDEO ALUSIVO A LA CONMEMORACIÓN DE LOS TREINTA AÑOS DE LA DESAPARICIÓN FÍSICA DE WILSON FERREIRA ALDUNATE)

Muchas gracias a todos los ediles. Al no haber más asuntos en el Orden del Día, se levanta la sesión.

(SIENDO LA HORA VEINTIDÓS Y CATORCE MINUTOS SE RETIRAN DE SALA LOS SEÑORES EDILES)

Versión sujeta a correcciones



X